Imprimir Republicar

Medio ambiente

El desmonte aumenta, mientras que las emisiones de CO2 se mantienen estables

Tala ilegal de árboles en Espigão do Oeste, Rondônia

Fernando Augusto/ Ibama

El índice del desmonte en la Amazonia Legal se incrementó un 30% entre agosto de 2018 y julio de 2019. Según datos dados a conocer en el mes de noviembre por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe), en ese período se deforestaron 9.762 kilómetros cuadrados (km2) de selva. Luego de alcanzar un pico en 2004, cuando se registró el desmonte de 27.772 km2 de selva, la tasa fue en descenso hasta 2012 y volvió a aumentar a partir del año siguiente, según consigna el sistema Prodes, que monitorea la deforestación en la región desde 1988. En los últimos 12 meses, los estados de Rondônia, Pará, Mato Grosso y Amazonas concentraron el 84% del total talado, un equivalente a 8.213 km2. También en noviembre, la organización no gubernamental (ONG) Observatorio do Clima difundió la estimación más reciente de las emisiones de gases de efecto invernadero en Brasil. Las cifras se mantuvieron estables durante el último año. En 2018 se liberaron en la atmósfera 1.939 millones de toneladas de equivalente de dióxido de carbono (CO2eq), un valor un 0,3% superior al de 2017. Las emisiones resultantes del desmonte en la Amazonia durante el año pasado, en parte fueron compensadas por una disminución del 10% en la tasa de desmonte de la vegetación de la ecorregión del Cerrado, que derivó en un incremento del 3,6% en las emisiones por alteraciones en el uso de la tierra. El sector energético registró una caída del 5% en las emisiones, en función del aumento del uso del etanol en el transporte de pasajeros, del agregado de biodiesel al gasoil y del crecimiento de las fuentes renovables en la generación de electricidad. Hubo un descenso del 0,7% en las emisiones provenientes de la labor agropecuaria y un aumento del 1% en las de los procesos industriales. Los resultados indican que Brasil aún no adoptó una trayectoria consistente de reducción de las emisiones (Observatório do Clima, 5 de noviembre).

Republicar