Imprimir Republicar

Educación

Los negros y los pardos en la educación superior

Alumnos de la Universidad Federal del ABC, en Santo André (São Paulo): por primera vez, negros y pardos son mayoría en la educación pública superior brasileña

Léo Ramos Chaves

Por primera vez en la historia de Brasil, los alumnos negros y pardos son mayoría entre los matriculados en las instituciones de educación pública superior. Esa parte de la población también registró mejoras en los índices educativos, habiendo ampliado sus tasas de acceso y permanencia, según los datos que apunta el estudio intitulado Desigualdades sociais por cor ou raça no Brasil, divulgado en noviembre por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). En 2018, negros y pardos, en conjunto, sumaban el 50,3% de los estudiantes de la educación pública de nivel superior. Pese a este avance, siguen estando subrepresentados, ya que ellos suman el 55,8% de la población brasileña. Entre 2016 y 2018, el porcentaje de jóvenes negros y pardos con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años que cursan la educación superior (la etapa adecuada para esa franja etaria), pasó de un 50,5% a un 55,6%. De todas maneras, ese porcentaje es bastante inferior al índice que se registra entre los jóvenes blancos (un 78,8%). También se registró una disminución (del 30,8% al 28,8%) en la tasa de jóvenes negros o pardos de esa franja etaria con menos de 11 años de estudio y que no asisten a la escuela. En 2018, el porcentaje equivalente para los blancos fue del 17,4%. En la franja etaria que va de los 20 a los 22 años, el 61,8% de los individuos negros o pardos habían concluido la enseñanza media, frente a un 76,8% de los blancos. El índice de analfabetismo entre negros o pardos con 15 años de edad o mayores registró una pequeña disminución: del 9,8% en 2016 al 9,1% en 2018, un porcentaje que entre los blancos es del 3,9%. En la investigación también se mapearon las desigualdades en el mercado laboral. En 2018, negros y pardos representaban el 64,2% de la población desocupada y el 66,1% de la subocupada. Los blancos poseen ingresos promedio mensuales un 74% superiores a los de los negros o pardos.

Republicar