Imprimir Republicar

Geología

Las razones de la estabilidad del Nilo

El río mantiene el mismo curso en el norte de África desde hace casi 30 millones de años

NASA

El Nilo, uno de ríos más extensos del mundo, abastece con agua y nutrientes las tierras de 11 países del nordeste de África a lo largo de su recorrido de 6.800 kilómetros. Así fue cuando florecieron las civilizaciones de la Antigüedad, y probablemente desde mucho antes. Un equipo al mando del geólogo italiano Claudio Faccena, de la Universidad de Texas en Austin, Estados Unidos, y de la Universidad de Roma Tres, en Italia, refuerza la idea de que el curso del Nilo se mantuvo prácticamente sin alteraciones hacia el norte durante los últimos 30 millones de años, sufriendo pequeñas variaciones. Esta idea no es nueva, ya había sido planteada a mediados de la década de 1970 y se basaba en evidencias geológicas: sedimentos datados en 30 millones de años y recolectados en el delta del Nilo eran originarios de las tierras altas de Etiopía, donde corre uno de sus afluentes. Otros grupos sostenían que el río, inicialmente, fluiría hacia el Atlántico, al oeste, o hacia lo que actualmente es Libia, al noroeste, antes de desviarse hacia el norte, hace 6 millones de años. Faccena y su equipo compararon sedimentos de las tierras altas de Etiopía con los acumulados en el delta del Nilo y, con ayuda de modelos por computadora, reconstruyeron la evolución geológica de la región. Y arribaron a la conclusión de que esa región de Etiopía registró una rápida elevación hace unos 40 millones de años; y así se mantuvo, al influjo del movimiento de rocas blandas a altas temperaturas provenientes del manto, la capa inferior de la corteza del planeta (Nature Geoscience, 12 de noviembre). Por aquella misma época, la corteza terrestre por debajo del actual Egipto se habría hundido, generando el desnivel que mantuvo el drenaje constante del Nilo.

Republicar