Prêmio CBMM
Imprimir Republish

Tecnociencia

Envases transformados en caños

El encontrarles nuevos usos a las botellas descartadas de refrescos, agua e otros productos, los envase de poli (tereftalato de etileno), conocidos como PET, ha sido un reto a la imaginación. Al fin y al cabo, es sabido que en los últimos años ese plástico resistente, una vez de reciclado, se ha convertido en ropa, pintura, pisos, revestimientos y otros productos. Y desde mayo pasado puede encontrárselo también en los tubos para desagües de edificios, elaborados por la Empresa Brasileira de Reciclagem (EBR) de Diadema, cuidad del Gran São Paulo. Antes de llegar al producto final, llamado Tubopet, Guido Nigra, director de la empresa, les escuchó decir a varios especialistas que difícilmente lograría producir tubos de PET. Pero Nigra no se amilanó.

Buscó ayuda en el Instituto de Investigaciones Tecnológicas (IPT, sigla en portugués) y en el Departamento de Ingeniería de Materiales de la Universidad Federal de São Carlos (UFSCar). Para llegar a los tubos, que cumplen las mismas funciones que las cañerías elaboradas en PVC, este material, formado por una mezcla de plásticos reciclados, es molido y pasa por una máquina extrusora, donde adquiere su forma final. Guido Nigra comenta que las extrusoras convencionales tuvieron que ser adaptadas para producir los tubos de PET, fabricados siguiendo especificaciones de la Asociación Brasileña de Normas Técnicas (ABNT).

Republish