Imprimir Republicar

Reconocimiento

Láser sobre los nanotubos

Docente de la UFMG recibe un premio internacional por su aporte a la nanociencia

Léo RamosAdo Jório de Vasconcelos en su laboratorio: investigación de punta en un tema que involucra a varias disciplinasLéo Ramos

El físico Ado Jório de Vasconcelos, de 39 años, profesor titular de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG), fue galardonado en abril con el Premio ICTP 2011, que reconoce aportes originales en física y matemáticas realizados por científicos con edad inferior a 40 años en los países en desarrollo. El premio es otorgado desde 1982 por el The Abdus Salam International Centre for Theoretical Physics (ICPT), que tiene su sede en Trieste, Italia, y es una tradicional institución de investigaciones en física teórica y matemática solventada por el gobierno italiano, la Agencia Internacional de Energía Nuclear (Aiea) y la Unesco. El ICTP reconoció el trabajo del investigador de Minas Gerais en lo que respecta a la aplicación de una técnica conocida como espectroscopia Raman para la identificación de las propiedades de nanotubos de carbono.

Los nanotubos de carbono son cilindros huecos sumamente delgados y resistentes. Su diámetro es 100 mil veces menor que el de un cabello. Son buenos conductores térmicos, pueden comportarse como metales o semiconductores, propiedades éstas que revisten importancia para la fabricación de dispositivos electrónicos y materiales livianos. Al aplicar la espectroscopia Raman para caracterizar a los nanotubos de carbono, Jório ayudó a identificar en ellos nuevas aplicaciones. “Los nanotubos se producen en escala de miles de millones y sus propiedades son variables. Varían en su diámetro y en la helicidad de sus conexiones. Mi trabajo fue relevante, pues permitió aislarlos uno por uno y descubrir un mundo de propiedades”, explica el investigador minero.

“El trabajo de Jório es un ejemplo para muchos de su continente y fuera de él”, manifestó Erio Tosatti, científico del ICTP, justificando el lauro. “No es muy frecuente encontrar trabajos experimentales de alto nivel en los países en desarrollo, debido a la dificultad para trabajar en un ámbito con escasos recursos”. Jório de Vasconcelos recibirá 3 mil euros, una escultura y un certificado. Es la cuarta vez que un brasileño obtiene el Premio ICTP. En 1992 se le concedió a Elcio Abdalla y, en 1984, a Ricardo Osório Galvão, ambos del Instituto de Física de la Universidad de São Paulo, en tanto que, en 1988, lo recibió José Nelson Onuchic, ex profesor del Instituto de Física de São Carlos, de la USP, y actualmente investigador de la Universidad de California en San Diego.

Ado Jório de Vasconcelos trabaja con nanotubos de carbono desde que hizo su posdoctorado, en el año 2000, en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), y desde entonces se ha convertido en un referente internacional en el tema. “Como las aplicaciones de los nanotubos interesan en diversos campos del conocimiento, tales como la química, la física, la biología, las ciencias de los materiales, la medicina y la ingeniería, los 152 artículos de los cuales soy autor o coautor ya cuentan con más de 10 mil citas, una cifra muy significativa”, dice. En la lista de los 26 artículos científicos brasileños publicados entre 2001 y 2005 que registran más de 200 citas, compilada en la base de datos Web of Science por el prorrector de Investigación de la USP, Marco Antonio Zago, hay dos trabajos que tienen a Jório como uno de sus autores, y ambos abordan la caracterización de nanotubos de carbono utilizando la espectroscopia Raman. En uno de ellos, publicado en el New Journal of Physics, el investigador es el autor principal. En el otro, publicado en la Physical Review Letters, es coautor, en colaboración con Marcos Assunção Pimenta, su director tesis de doctorado, también docente de la UFMG y uno de los precursores en el estudio de los nanotubos de carbono en el país (lea en Pesquisa FAPESP, edición nº 187).

Ado Jório de Vasconcelos ostenta un índice H 52, donde el índice H representa una medida que relaciona la cantidad y el impacto de la producción de un investigador. Un índice H 52 significa que al menos 52 de sus artículos repercutieron a punto tal de ser citados en otros 52 trabajos. El índice H varía bastante entre los distintos campos del conocimiento, ya que el impacto de un artículo depende del tamaño de la comunidad de investigadores. Su ideólogo, el físico J. E. Hirsch, de la Universidad de California en San Diego, calculó que, en promedio, los ganadores del Premio Nobel detentan un índice H 30. La repercusión de sus artículos, según observa Jório, catalizó un centenar de cooperaciones internacionales y ya lo condujo a dictar unas 50 conferencias en congresos internacionales.

Republicar