Imprimir Republicar

Tecnociencia

Línea de montaje en sintonía con el arte

Fusionar arte con tecnología. Tal es la propuesta del proyecto Op_Era Sonic Dimension, diseñado por las artistas plásticas brasileñas Daniela Kutschat y Rejane Cantón, y expuesto desde finales de abril en el Beall Center for Art Technology, una muestra de tecnología digital presentada por la Universidad da California, Irvine, Estados Unidos. Sonic Dimension es una instalación interactiva concebida como un instrumento musical. Tiene la forma de un cubo negro y abierto, ocupado por centenares de líneas blancas en cada pared, parecidas a las cuerdas de un violín. Cada línea funciona como una cuerda afinada en determinada frecuencia. Al entrar en la sala, el visitante es examinado en detalle por sensibles micrófonos y 72 sensores electrónicos conectados a un Controlador Lógico Programable (CLP), de la empresa Atos Automação, y por medio de éste a las computadoras. En las líneas de montaje de las fábricas, el CLP se utiliza en el control de máquinas. En la instalación monitorea todo lo que sucede en la sala. “Cuando el visitante interactúa con las líneas de la proyección, necesariamente interrumpe la acción de una o más fotocélulas. Al interrumpirse la acción de una fotocélula, esta información llega a la microcomputadora, que emite las salidas sonoras y visuales del proyecto”, reporta Luciano de Oliveira, director de Tecnología y Marketing de Atos Automação. Cualquier sonido o movimiento efectuado el visitante es  “entendido” por la sala. Ésta responde en tiempo real a cualquier solicitud, al hacer oscilar las líneas correspondientes a la frecuencia de la voz o del ruido, o incluso a la posición del visitante. El la práctica, dicha sala responde con música ante la presencia humana en su interior.

Republicar