Imprimir Republish

Buenas prácticas

Para cada ítem, una única financiación

Daniel BuenoLa financiación superpuesta de dos o más agencias de fomento para un mismo proyecto de investigación puede sonar como un sueño para algunos investigadores, expresa un comentario en la revista Nature, en su edición del 9 de febrero pasado, firmado por Eugenie Samuel Reich. Pero las denuncias por fraude en grants realizadas por las autoridades estadounidenses el 31 de enero pasado pueden funcionar como advertencia para aquéllos que se sientan tentados a valerse de recursos duplicados para los mismos apartados de un proyecto. Las acusaciones también sirvieron para alertar a las agencias sobre la necesidad de evitar la duplicación indebida de grants.

El blanco de la denuncia fue Craig Grimes, quien hasta 2010 se desempeñó como profesor de ingeniería eléctrica en la Universidad del Estado de Pensilvania. En enero, Grimes admitió su culpabilidad por las acusaciones, que incluyen haber recibido simultáneamente grants del Departamento de Energía (DOE) y de la Fundación Nacional de Ciencia (NSF) para financiar los mismos apartados de una investigación sobre conversión solar de dióxido de carbono en hidrocarburos. Si bien es legítimo solicitar apoyo a dos agencias para un mismo proyecto, recibir ambos de hecho y utilizarlos es ilegal, declaró Christine Boez, ex inspectora general de la NSF, a la revista Nature. La doble financiación se encuentra prohibida en varios países, aunque no se cuenta con los medios, según dice, para conocer la incidencia del problema. Los casos tienden a salir a la luz tan sólo cuando los revisoras detecten similitudes en propuestas de grants remitidas a las agencias.

Grimes recibió de la NSF un grant para su investigación en 2009 y, posteriormente, el mismo año, recibió un segundo por parte de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada en Energía del DOE (Arpa-E), alegando que no contaba con otra fuente de financiación. La universidad cuestionó a Grimes por los grants tan similares y éste aseguró que no se superponían. Pero en un paper de 2010 admitió que ambas agencias habían apoyado el mismo trabajo. Entonces el inspector general del DOE descubrió el problema, la NSF inició su investigación y Grimes perdió su puesto en la universidad. Las acusaciones contra el investigador también incluyen la apropiación indebida de financiación de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) para probar un sensor de sangre en recién nacidos, aunque este caso todavía se encuentra en fase de investigación.

Republish