Imprimir Republicar

Tecnociencia

Protección contra el Sida

El estudio se realizó con ratones artificialmente dotados con el sistema inmunológico humano

Una generación de anticuerpos humanos superpotentes y sintetizados en laboratorio pueden marcar un nuevo rumbo en el combate contra el virus VIH-1, causante del Sida. El grupo del inmunólogo brasileño Michel Nussenzweig, de la Universidad Rockefeller, en Nueva York, reveló (revista Nature, 25 de octubre) que el uso de una combinación de esos anticuerpos puede impedir que los virus sufran mutaciones y hagan ineficaz la medicación.

El estudio se realizó con ratones artificialmente dotados con el sistema inmunológico humano, que los hacía susceptibles al virus. Utilizando cinco anticuerpos, algunos de los ratones testeados mantuvieron niveles virales por debajo del nivel detectable durante los 60 días posteriores al tratamiento.

Una ventaja de esa estrategia, en comparación con los cócteles antirretrovirales, se manifiesta en la ausencia de efectos adversos, dado que los anticuerpos no son extraños al organismo. “No creo que ello cure a los pacientes, pero debemos intentarlo”, dice Nussenzweig.

La posibilidad existe, aunque también sería plausible una terapia con anticuerpos que sólo precisara aplicarse una o dos veces al año. Un gran avance en relación con el actual consumo diario de fármacos para combatir la enfermedad.

Republicar