Imprimir Republicar

Tecnociencia

Una proteína esencial

Una proteína esencial para la célula humana, la endooligopeptidasa A o endo A, fue descubierta a comienzos de la década de 1970 por el profesor Antonio Carlos Martins de Camargo, coordinador del Centro de Toxinología Aplicada (CAT), uno de los Centros de Investigación, Innovación y Difusión (Cepids) de la FAPESP, en el Instituto Butantan. Pero la completa caracterización de esa proteína, que está envuelta en todo el transporte intracelular del sistema nervioso central, con la recomposición de neuronas y la formación de nuevas conexiones, solamente se hizo al final de la década de 1990, cuando los avances de la biología molecular permitieron la clonación y la identificación del gen responsable de la enzima que producía la endo A en el cerebro. Esa proteína tiene un rol fundamental para la formación de un complejo proteico responsable por el desplazamiento del núcleo de las nuevas neuronas que formarán la corteza cerebral. Cuando hay cualquier perturbación en la formación de ese complejo durante la gestación de un niño ocurre una enfermedad llamada lisencefalia o síndrome de Miller-Dieker, que provoca la muerte del feto o genera un bebé con gravísimo retraso mental. Los estudios señalan que la proteína también puede estar relacionada con la esquizofrenia. La endo A es una posible candidata formar parte de medicamentos y actuar en procesos del sistema nervioso central.

Título: Solicitud de la patente de la endooligopeptidasis A
Inventor: Antonio Carlos Martins de Camargo y Mirian Hayashi
Titularidad: FAPESP/Instituto Butantan

Republicar