Imprimir Republicar

Inversión

Una muestra de buenas ideas

Las novedades y las pretensiones de las empresas

Nerviosismo y temblor. Esas fueron las dos sensaciones más comentadas al final del día de presentación de las empresas a los inversores en el Venture Fórum. Aun con dos meses de preparación, los socios de las 16 empresas emergentes de base tecnológica se mostraron nerviosos antes y durante la presentación. La mayoría de ellos, más acostumbrados con bancos de laboratorio, tenía conciencia de que su tarea era seducir, en 12 minutos, a la platea en la cual se encontraban personas con fuerza suficiente para concretar sus sueños en forma de productos o sistemas, producto muchas veces de años de estudio y de trabajo. Incluso porque los emprendedores saben que no pueden contar con los préstamos bancarios con altos intereses que inviabilizan sus emprendimientos.

Todos salieron airosos de la presentación. El mensaje fue conciso y directo acerca de los items que los inversores necesitaban saber sobre las empresas. Una presentación que tuvo en cuenta los productos, la perspectiva y el tamaño del mercado al que se pretende llegar. En la pauta de la exposición también figuró el monto de capital necesario y las posibilidades que el inversor tendrá de obtener ganancias en el futuro, por medio de la venta de la participación accionaria o también por la venta de la empresa o parte de ella a otra empresa del sector, normalmente de mayor porte. Una situación aparentemente  complicada, pero cabe recordar que incluso uno de los hombres más ricos del mundo, Bill Gates, necesitó un inversor de riesgo en el inicio de su imperio, Microsoft.

Ninguno de los emprendedores se quejó por la falta de tiempo, por el contrario, muchos usaron menos tiempo que los 12 minutos preestablecidos. Todos salieron airosos de la presentación. “El solo hecho de haber participado y de haber sido capacitado para ello ya fue positivo”, dijo Jaime Francisco Leyton Ritter, bioquímico y fundador de Genosys, empresa que abrió la serie de exposiciones. Ésta forma parte del grupo de seis empresas que reciben financiamiento de la FAPESP en el marco del Programa de Innovación Tecnológica en Pequeñas Empresas (PIPE). Procualit, Unisoma, Tecnolab, Cualibrás y Clorovale son las otras cinco.

Oportunidad de oro
Son empresas que recibieron incentivos para realizar investigaciones de innovación tecnológica y desarrollo de productos y sistemas dentro de las empresas. Una política adoptada por la FAPESP desde 1995, cuando se lanzó el PITE, que ya ha aprobado 52 proyectos, y continuó con el PIPE, en 1997. Actualmente el PIPE abarca 147 proyectos que están en la primera fase, en la cual se elaboran los estudios de factibilidad técnica, y 61 en la fase dos, para desarrollo de la investigación y producción de un prototipo. En la fase tres, que es propiamente la de producción y comercialización, la FAPESP no participa.

“La función de la FAPESP no es financiar la producción, sino financiar la investigación dentro de las empresas y conquistar nuevos ambientes que propicien el desarrollo tecnológico. Aunque no sea nuestra función, también estamos preocupados por ayudar en la continuidad de esas empresas, acercándolas a los inversores y proporcionando medios para que éstas se profesionalicen más y crezcan”, explicó el profesor José Fernando Perez, director científico de la FAPESP, durante su presentación en el Venture Fórum, cuando aprovechó para anunciar nuevas metas para el PIPE. “Queremos financiar a unas 100 empresas por año y ampliar el espacio para profesionales que salen de la universidad en busca de empleo, integrándolos como coordinadores de proyectos.”

Una empresa ejemplar
El sueño común a todas las empresas presentes en el evento en el Maksoud Plaza se solidifica en el ejemplo de Nano Endoluminal, compañía de Santa Catarina que desarrolla y fabrica productos médicos tales como prótesis autoexpansibles y catéteres para cirugías de aneurismas abdominales.

Nano participó en el 1º Venture Fórum realizado el año pasado en Río de Janeiro. Recibió un aporte financiero de un millón de reales de la Companhia Riograndense de Participações (CRP), uno de los más tradicionales inversores de riesgo en Brasil. El dinero servirá para reforzar la actuación de la empresa en el área de investigación endovascular.

Además de Nano, otras tres empresas, entre las 26 que participaron en las dos ediciones anteriores del Venture Fórum (en Río de Janeiro y en Porto Alegre), tienen contratos similares casi listos, según Luciane Gorgullo, superintendente del área de desarrollo institucional en capital de riesgo de la Finep. “Y otras 12 están en estadios avanzados de negociación”.

Los empresarios participantes del 3º Venture Fórum están negociando con los inversores. Cabe aquí mostrar un poco de los productos y de la historia de las empresas, además de la necesidad de inversión que éstas presentaron en el evento.

Genosys
La empresa surgió hace dos años para investigar la técnica de ADN recombinante utilizada en varios sectores de la biología molecular. El primer fruto de la utilización de esa técnica por parte de la empresa ya está maduro: se trata de la hGH, la hormona del crecimiento humano que, bajo la forma de medicamento, todavía no se produce en Brasil. “Ése es nuestro diferencial. Logramos hacer el mismo producto con un precio más accesible”, dice Jaime Francisco Leyton Ritter, socio de la empresa. En Estados Unidos, la hGH mueve 280 millones de dólares por año. Tras la presentación, Ritter recibió a seis inversores, dos de ellos muy interesados. Ahora viene la fase de la seducción. “Vamos a conversar y ver cuál es la mejor propuesta”. Genosys tiene un acuerdo para la producción de la hormona firmado con el laboratorio Braskap, de capital nacional, y espera reunir 4,2 millones de reales para viabilizar el lanzamiento comercial del medicamento y desarrollar nuevas investigaciones en biotecnología. En diez años, Leyton Ritter espera facturar 37 millones de reales .

Procualit
Fundada hace diez años en São José dos Campos, la empresa facturó 5,5 millones de reales el año pasado al proveer equipamientos y prestar servicios para la industria de la televisión por cable. Pero para afirmarse y hacerse grande, necesita 9,5 millones de reales para ampliar la producción y desarrollar nuevos productos en una línea que cuenta con 150 items diferentes. El año que viene, Procualit espera facturar casi 10 millones de reales, según el director Sergio Pretti. En el PIPE, la empresa tiene un proyecto para el desarrollo de un amplificador de frecuencias emitidas por satélite que funciona acoplado a antenas parabólicas de televisión por cable. La fabricación de este equipo en Brasil evitará a importación del producto. Durante el evento, Pretti y el otro socio, Alexandre Trindade, recibieron a seis representantes de fondos de capital de riesgo.

Unisoma
La empresa elabora sistemas específicos para apoyo de decisiones en la agroindustria (Sadia y Perdigão son algunos de sus clientes). Con 17 años de vida, la empresa pretende levantar 2 millones de reales entre los inversores para finalizar proyectos. El plan de negocios prevé una facturación de 30 millones de reales en cinco años. La empresa tiene como socio al profesor Miguel Taube Netto, del Instituto de Matemática de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp), y posee en el PIPE, un proyecto de software para el control faena de pollos (Investigación FAPESP n° 63).

Tecnolab
La empresa está incubada en el Centro Incubador de Empresas Tecnológicas (Cietec), en el edificio de Instituto de Investigaciones Energéticas y Nucleares (Ipen) en la Ciudad Universitaria, en São Paulo. Según el socio Isaac Newton Lima da Silva, el arma principal de Tecnolab es un visualizador de estructuras metálicas internas en hormigón armado. El producto, bautizado IRISCan, elimina un ritual básico del mantenimiento de estructuras de este tipo: el raspaje del concreto para la verificación del estado de conservación del metal. “Será una revolución en los procedimientos del sector”, afirma el inventor Silva, que desarrolló el IRISCan como base de su tesis de doctorado en la Universidad de Manchester, Inglaterra, en septiembre de 1999. La empresa cuenta con otros dos productos en fase de desarrollo. El Cover Meter, versión antigua del IRIScan, que no genera imágenes, y el LPSD-1, aparato que realiza el análisis de vibraciones mecánicas. Para llegar al mercado, la empresa necesita 1,5 millones de reales. La perspectiva de Silva es facturar 23 millones de reales en 2006. Horas después de su exposición en el Venture Fórum, Silva celebraba el asedio de potenciales inversores. “Recibí la visita de cinco inversores y uno quedó muy interesado.”

Fotorama
La empresa carioca desarrolló la tecnología para la realización de fotografías digitales en 360 grados, inédita en Brasil, usadas principalmente en sitios en Inernet para visulizar un lugar turístico o un cuarto de hotel en detalle. Los socios Bernardo Estefan y Eduardo Bezerra esperan juntar 1,6 millones de reales para ganar mercado. Los dos son alumnos de los cursos de economía e informática, respectivamente, de la graduación de la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro (PUC-RJ).

Cualibrás
Instalada en Campinas, la empresa actúa en el área de servicios y soluciones en telecomunicaciones y metrología. El ingeniero Gilberto Possa y su equipo prestan servicios de reparación de equipos y calibración de artefactos industriales. También desarrollan, dentro del PIPE, un equipo que auxilia en la producción y reparación de placas electrónicas de centrales telefónicas digitales. La empresa posee clientes de gran porte, como Lucent, Motorola y Tess. Possa pretende inicialmente reunir 4,8 millones de reales. “En 11 años, trabajamos con recursos propios y limitados. Llegó la hora de crecer”, dice.

Kunzel
Especializada en equipamientos odontológicos, la empresa presentó sus proyectos en el sector de implantes dentales, cuyo potencial en Brasil es enorme, según el director, Aguinaldo Campos Júnior. “Solo un 0,2% de la población brasileña adulta tiene implantes, mientras que en EE.UU. ese número oscila entre el 4% y el 8%”, afirma. La empresa pretende producir insumos a un precio menor que los importados. Para ello precisa 1,5 millones de reales de los inversores.

Tornatti
La empresa produce software para la sincronización de bancos de datos y para automación de procesos de calidad ISO 9000 y ISO 14000. Tornatti está asociada al núcleo de Campinas de la Sociedad para la Promoción de la Excelencia de Software Brasileño (Softex) y ya cuenta con formación accionaria, inversión de la VentureLabs, una empresa de participaciones en emprendimientos nacientes con base tecnológica.

Enter-Plus
La empresa de Santa Catarina fundada en 1992 desarrolla tecnología para mapas digitalizados que pueden ser acoplados a banco de datos. El Plan de Negocios presentado prevé la necesidad de 1,5 millones de reales para que la empresa amplíe su actuación comercial. Enter-Plus tiene como clientes a empresas como Telemar, NET y Furnas.

Electrocell
Incubada en el Cietec de São Paulo, en la Ciudad Universitaria, la empresa necesita inicialmente 2 millones de reales para concluir sus investigaciones en la producción de células de combustible. El primer prototipo que produce 50 kilowatts (kW) de energía eléctrica –apropiado para edificios o pequeñas industrias– está en fase de finalización. Este equipo utiliza gas natural (metano) o hidrógeno para producir energía eléctrica. Los estudiosos creen que el hidrógeno es el combustible del futuro (lea el recuadro abajo). El ingeniero Gilberto Janólio, socio en Electrocell, les mostró también a los inversores la necesidad otros 30 millones de dólares hasta 2004 para la creación de una planta de producción de sus generadores. Electrocell fue formada por los socios de otras dos empresas instaladas en la incubadora. Janólio con la empresa DCSystem, y el también ingeniero Gerhard Ett, de Anod-Arc. Ambas empresas tienen proyectos en el PIPE. El primero desarrolla baterías especiales de litio y titanio para abastecer equipos de telecomunicaciones en caso de falta de energía eléctrica en una estación telefónica, por ejemplo. Ett elabora en su laboratorio una técnica de tratamiento de superficie de aluminio superior al proceso convencional utilizado en las industrias que realizan este tipo de trabajo. Ahora ambos también concentran esfuerzos en Electrocell.

Lema
La empresa instalada en Contagem (Minas Gerais) les presentó a los inversores una innovación práctica y útil: un embalaje de medicamento veterinario con jeringa, listo para ser aplicado. Gilberto Lima, socio de la empresa, dijo que el producto elimina muchas horas de trabajo para quienes operan con grandes rebaños.

Direct Talk
Actúa en el desarrollo de programas de relación de sitios con consumidores. Con sede en São Paulo, la empresa desarrolló un sistema que direcciona e-mails recibidos por un banco, por ejemplo, a la persona o sector específico que va a tratar el asunto tratado en el mensaje. Sus socios esperan juntar 3 millones de reales entre los inversores. La empresa cuenta con la participación de la empresa de capital de riesgo E-Platform.

Clorovale
La empresa de São José dos Campos es la primera en América Latina en actuar en el ramo de diamantes-CVD, material que comienza a ser usado en la punta de mechas de tornos odontológicos, en aparatos de precisión y de cortes industriales. La empresa fábrica brocas con una durabilidad 50 veces superior a la de las convencionales de metal (Investigación FAPESP n° 52). Clorovale es un ejemplo de transferencia del mundo académico al mundo comercial. Tres de sus cinco socios siguen trabajando en el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciais (Inpe), uno de los polos de estudio de diamante artificial en Brasil. En tres anos, la empresa espera facturar 10 millones de reales. Para ello, pretende obtener 2 millones de reales entre los inversores. Para el profesor Evaldo José Corat, participar en el fórum fue extremadamente importante. “Como investigadores, teníamos una noción amateur del proceso. No teníamos idea de cómo financiar o buscar inversores para la empresa”, analiza. Clorovale, que fue presentada por el profesor Vladimir Jesus Trava-Airoldi, recibió la visita de tres inversores.

Tecnopar
La empresa de Belo Horizonte (Minas Gerais) desarrolla un sistema antihurto llamado U-lock para automóviles, en el que el propio propietario apaga el motor del vehículo a distancia con un llamado telefónico en caso de robo o hurto. Para la expansión de sus actividades la empresa necesita de 640 mil reales.

Sourcetech
Desarrollar y producir medicamentos naturales e insumos para la industria farmacéutica con base en la flora brasileña. Tal el objetivo de esta empresa ubicada en Pindamonhangaba. Está registrada en la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos.

Kiir
Instalada en el Cietec de São Paulo, la empresa desarrolló un aparato esterilizador de aire llamado Superar. La invención es de Gilberto Janólio, de Electrocell, y de algunos investigadores del Ipen. Ellos desarrollaron y patentaron el aparato junto con el empresario Amílcar Cruzeiro, que comanda a Kiir. La empresa necesita de 1,8 millones de reales para implementar la línea de producción del aparato. El Superar es portátil y funciona elevando la temperatura del aire captado hacia dentro del artefacto y enfriando a continuación, matando así gran parte de los microorganismos presentes en el ambiente.

Momento de decisión
Finalizadas las presentaciones, los representantes de las 16 empresas fueron a sus stands y recibieron a los inversores. Fue el primer contacto. A partir de allí, iniciaron las negociaciones en busca de un entendimiento siempre difícil, lo que puede demorar meses. Se requiere intuición y espíritu emprendedor por parte de aquellos que están al frente de la empresa, y una buena dosis de conocimiento financiero, de marketing y de administración. Requisitos que si no son dominados por los directivos de las empresas, deben ser suplidos con la asesoría de la Finep y del Servicio Brasileño de Apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas (Sebrae).

Esos apoyos técnicos y gerenciales obtenidos y absorbidos por los empresarios durante la preparación para el Venture Fórum y después del mismo, se transforman en un conocimiento que, si bien no sirve para seducir a un socio financiero en este momento, ciertamente será útil a lo largo de la vida de esas empresas de base tecnológica.

Preparación y aptitud
En la exposición promovida por la FAPESP en el Maksoud Plaza, junto al Venture Fórum, varias empresas, más allá de las 16 seleccionadas para la presentación, mostraron su competencia y sus logros. Es el caso de Lasertools, incubada en el Cietec de São Paulo (Investigación FAPESP n° 50). La empresa, formada por investigadores del Instituto de Investigaciones Energéticas y Nucleares (Ipen), desarrolla aplicaciones de láser industrial y realiza grabados en el panel de radio de un coche de la Ford americana. “Queremos crecer y para eso precisamos una inversión de un millón de reales”, dijo Spero Penha Morato, socio de la empresa. “Recibimos muchas visitas durante la exposición, pero no logramos atraer inversores. Lo mejor para nosotros fueron los contactos con otros empresarios que mostraron interés en nuestros trabajos con láser.”

Otra empresa, Femto, que ya finalizó su proyecto en el PIPE, se prepara para vuelos mayores. Comandada por el físico Lídio Kazuo Takayama, produce estaciones de trabajo espectrofotométricas, un analizador químico totalmente automático y robotizado, capaz de cuantificar, por ejemplo, la presencia de cloruros, hierro y silicio en el agua, o detectar sulfuros, fosfatos y amoníaco en efluentes domésticos o industriales (Investigación FAPESP n° 53). “Estamos preparándonos para una feria internacional de instrumentación espectrofotométrica que se realizará en 2004”, comentó Lídio. “Estamos con la mira en las posibilidades del mercado mundial”. Aunque haya gran potencial de crecimiento, Lídio descarta al capital de riesgo. “Nos preparamos desde hace 12 años para llegar a este punto, produciendo otros productos e invirtiendo en la firma sin caer en los intereses bancarios.”

Encuentro rentable
Varias experiencias marcaron el Venture Fórum y la exposición de los proyectos del PIPE y del PITE. Ambos eventos mostraron que es posible generar desarrollo con el acercamiento de tres sectores que hasta hace muy poco tiempo no se cruzaban: investigación académica, empresas con productos innovadores e inversores capitalistas. Un encuentros en cual todos ganan.

Energía eléctrica para el futuro

Con casi cuatro años de existencia, el PIPE se ha convertido en un espacio amplio para diferentes realizaciones. Una de las experiencias más gratificantes es la del químico Antônio César Ferreira, que participó en la exposición de proyectos realizada en simultáneo con el Venture Fórum. Después de pasar nueve años trabajando en Estados Unidos, donde también realizó un posdoctorado, Ferreira regresó a Brasil gracias al PIPE. “Envié mi propuesta de proyecto en 1997 cuando todavía estaba en EE.UU.”, recuerda Ferreira.

El químico armó la empresa Unitech en su ciudad natal, Cajobi, cercan a São José do Rio Preto, con el objetivo de desarrollar componentes para células de combustible, un equipo que genera energía eléctrica partiendo del hidrógeno, materia prima que puede extraerse del gas natural (metano), de la gasolina, del etanol (alcohol usado en los autos brasileños) e incluso del agua.

Las células de combustible son equipos silenciosos que no contaminan y tienen al agua como residuo. Son la gran promesa para la generación de energía eléctrica y para los motores de vehículos. Algunas automotrices como Daimler-Chrysler, Honda y BMW ya han presentado automóviles impulsados por células de hidrógeno, híbridas con gasolina.

El corazón del proyecto de Ferreira reside en los separadores bipolares de polímero conductor iónico desarrollados por el químico en Cajobi. Esas piezas realizan la transformación química del hidrógeno en electricidad. El primero equipo finalizado por Ferreira genera 1 kilowatt (kW), suficiente para cinco lámparas de 100 watts. El objetivo del investigador es que en el poner en el mercado el año que viene equipos de 100 kW, apropiados para pequeñas industrias. El combustible utilizado inicialmente es el gas natural. “Con adaptaciones podemos utilizar también el etanol”, afirma Ferreira.

Aun teniendo tecnología nacional en desarrollo, el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior (MDIC) se apresta a suscribir un convenio con una empresa alemana para desarrollar en Brasil células de combustible que funcionan con etanol. En Alemania, las células de combustible son alimentadas con metanol, alcohol extraído de los cereales y de la madera. El ministro Alcides Tápias, del MDIC, dice que sabe acerca de las diversas iniciativas en desarrollo en Brasil para la producción de células de combustible y habló sobre el acuerdo con los alemanes. “Vamos a desarrollar una nueva tecnología con investigadores brasileños utilizando el etanol”, aseguró Tápias.

Apuntadas como el generador energético del futuro, las células de combustible producen una energía considerada premium. Según Ferreira, el precio del kW generado por una célula es de 1,5 mil dólares. El valor de un kW de una termoeléctrica (gas natural, gas oil o carbón) es de 600 dólares. “Pero la célula es tres veces más eficiente en términos energéticos”, afirma. Por eso la célula de combustible esta provocando una gran carrera tecnológica en todo el mundo. “Existen más de 200 prototipos de células de combustible para generación de energía eléctrica.”

El desafío de Ferreira es ahora ampliar su empresa y colocar el producto en el mercado. Para ello, estudia propuestas de inversores de capital de riesgo, que recibió antes del Venture Fórum realizado en São Paulo. Mientras decide el rumbo de la Unitech, Ferreira subraya que solo logró desarrollar su proyecto en Brasil porque obtuvo el financiamiento de la FAPESP. “Hago incluso un llamado para que otras entidades también financien otras pequeñas empresas.”

TABELA
Las 16 empresas participantes en el 3º- Venture Fórum

Empresa          Área de Actuación     Sede    Principal(es)  producto(s)       Necesidad de inversión

Genosys          Biotecnología São Paulo (SP)           Hormona del crecimiento       R$ 4,2 millones

Procualit        Infraestructura/Telecomunicaciones   S.J. Campos (SP)   Equipamientos de recepción de TV por abono    R$ 9,5 millones

Unisoma         Software          Campinas (SP)            Sistemas específicos para la agroindostria      R$ 2 millones

Tecnolab         Instrumentación industrial    São Paulo (SP)           IRISCan, visualizador de estructuras metálicas      R$ 1,5 millones

Cualibrás         Ingeniería eléctrica     Campinas (SP)            Instrumentos de metrología   R$ 4,8 millones

Clorovale        Ing. de materiales       S.J. Campos (SP)        Diamante industrial    R$ 2 millones

Fotorama        Fotografía digital       Río de Janeiro (RJ)     Fotografía en 360º      R$ 1,6 millones

Kunzel            Equip. odontológicos Baurú (SP)      Implantes dentales     R$ 1,5 millones

Tornatti           Software          Valinhos (SP) Software para sincronización de bancos de datos         R$ 3 millones

Enter-Plus       Software          Florianópolis (SC)      Mapas digitales          R$ 1,5 millones

Electrocell       Energía           São Paulo (SP)           Generadores a base de células de combustible      US$ 32 millones

Lema   Prod. Veterinarios      Contagem (MG)         Medicamentos veterinarios    R$ 2,25 millones

Direct Talk      Software          São Paulo (SP)           Software de relación   R$ 3 millones

Tecnopar         Ing. de seguridad       Belo Horizonte (MG) Sistema antihurto para automóviles   R$ 640 mil

Sourcetech      Salud   Pindamonhangaba (SP)          Insumos para medicamentos  R$ 2,5 millones

Kiir      Salud   São Paulo (SP)           Esterilizador de aire   R$ 1,8 millones

Cuentan con apoyo del Programa de Innovación Tecnológica en Pequeñas Empresas (PIPE)

Fuente: Empresas

Republicar