Imprimir Republicar

Infraestructura

Red ampliada

El CNPq invierte 3 millones de reales en la implementación de núcleos de bioinformática

El Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) está invirtiendo 3 millones de reales en el perfeccionamiento y en la implementación de núcleos de bioinformática en todo el país, con el objetivo de ampliar la infraestructura de investigación de los programas de secuenciamiento y análisis del genoma patrocinados por el Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCT).

El CNPq, el MCT y la Financiadora de Estudios y Proyectos (Finep) seleccionaron 28 laboratorios de bioinformática instalados en 32 instituciones ubicadas en las regiones nordeste, centro-oeste, sudeste y sur, que involucran a alrededor de 200 investigadores. Buena parte de esos laboratorios integra el Proyecto Genoma Brasileño y los proyectos genoma regionales.

Los laboratorios recibirán recursos para la adquisición de equipos, materiales de consumo y servicios diversos, de manera tal de brindar soporte a las investigaciones en genómica, por medio del desarrollo de software y programas de apoyo. “Actualmente, el Laboratorio Nacional de Computación Científica (LNCC) procesa todo el genoma brasileño. Nuestra intención es descentralizar dicho procesamiento, distribuyéndolo entre otros laboratorios del país”, dice Fábio Paceli Anselmo, consultor de la Coordinación de Biotecnología del CNPq. La idea es que, más allá del apoyo a los programas Genoma, los laboratorios de bioinformática también desarrollen nuevos proyectos de investigación.

Entre los proyectos seleccionados, diez fueron propuestos por universidades e institutos de investigación paulistas. Entre ellos se encuentra el de anotación genómica y desarrollo de fármacos, coordinado por Goran Nesic, que cuenta entre socios a la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa), al Laboratorio de Estructura Molecular de la Universidad de Brasilia (UnB), al Laboratorio Nacional de Luz Sincrotrón (LNLS) y a los 16 laboratorios paulistas que participan en la Red de Biología Molecular Estructural (SmolBnet). El proyecto contará con 240 mil reales para – entre varios objetivos – instalar, automatizar y evaluar procesos de identificación de objetivos proteicos, identificados a partir de secuencias de genomas para el desarrollo de fármacos y el diseño de drogas.

En tanto, el proyecto coordinado por Diego Gervasio Frías Suárez, del Laboratorio de Genómica de la Universidad Estadual de Santa Cruz, en Ilhéus, Bahía, también contará con recursos del CNPq. El laboratorio recibirá 80 mil reales para implementar la utilización de técnicas de inteligencia artificial en la identificación de genes y secuencias reguladoras del hongo Crinipellis perniciosa, agente causante de la escoba de bruja del cacao.

Anotación de proteomas
La Red de Investigación y Desarrollo en Bioinformática del centro-oeste, un consorcio que reúne a Embrapa, a la Universidadde Brasilia y a la Universidad Católica de Brasilia, integra la lista de proyectos aprobados. El grupo, coordinado por Georgio Joannis Pappas Júnior, utilizará los 250 mil reales girados por el CNPq para crear una estructura de banco de datos para el almacenamiento y manipulación de secuencias, montar una plataforma, vía web, para la validación de secuencias y el procesamiento de datos e integrar herramientas y sistemas para la anotación automática de genomas y proteomas.

CNZ Indústria e Comércio Ltda., una empresa incubada en el Centro Incubador de Empresas Tecnológicas (Cietec) de São Paulo, es el único laboratorio privado contemplado con los recursos del CNPq. El proyecto aprobado prevé el desarrollo de productos con una tecnología capaz de propiciar las reacciones en cadena de polimerasa para su aplicación en biología molecular computacional y en genómica computacional.

Republicar