Imprimir Republicar

Política C&T

Los obstáculos han sido superados

La Fundación está atendiendo la totalidad de la demanda de los investigadores

La FAPESP ha dado inicio a la tercera etapa del proceso de reanudación de las importaciones de bienes y servicios. Ha iniciado el análisis de solicitudes presentadas por investigadores responsables de proyectos de investigación ya contratados y que tenían conclusión prevista entre los días 1º de mayo de 2003 y 31 de diciembre de 2007. Se autorizarán únicamente las importaciones de material permanente, de consumo y servicios de terceros que consten en el Término de Otorgamiento y Aceptación, y que sean absolutamente indispensables para la conclusión del proyecto. No serán atendidas las solicitudes de importación de equipos ya disponibles en la institución del investigador. Pero, si pese a tal restricción, se mantiene el pedido, a éste deberá adjuntársele un justificativo circunstanciado. La aprobación de la solicitud implicará la alteración del Término de Otorgamiento y Aceptación, con una nueva fecha de conclusión del proyecto. El saldo de los recursos de Reserva Técnica eventualmente existente se utilizará para cubrir los costos de importación de esos bienes, alrededor del 25% de los valores concedidos.

Otras dos resoluciones – la CS 25/2003 y la CS 30/2003 – ya habían autorizado importaciones de bienes y servicios para proyectos con conclusión prevista durante el período comprendido entre el 31 de octubre de este año y el 30 de abril de 2004. Con la nueva Resolución CS-31/2003, que extiende dicha cobertura hasta el final de 2007, pasan a atenderse todos los pedidos que habían sido enviados a la Fundación. Con ello la FAPESP estará atendiendo toda la demanda de equipamientos, bienes de consumo y servicios importados, sin dejar de cumplir, e incluso superando la meta establecida por su Consejo Superior de finalizar el año con una disponibilidad neta de 580 millones de reales: ésta ha asciende a poco más de 600 millones de reales.

Las importaciones habían sido interrumpidas en agosto del año pasado en carácter de emergencia, debido a la devaluación del 67,5% del real con relación al dólar experimentada hasta el tercer semestre de 2002. Tres meses después, la FAPESP empezó a autorizar en carácter excepcional compras externas de material de consumo y de piezas de repuesto, pero únicamente en la cantidad mínima e indispensable. En septiembre de este año, emitió la primera resolución que reanudaba las importaciones por un valor de hasta 5,4 millones de dólares.

La FAPESP recomienda a los investigadores que renegocien con sus proveedores los precios, de manera tal de poder atender el mayor número posible de solicitudes, que deberán enviarse a la siguiente dirección electrónica: consulta_import@fapesp.br. En la propuesta deberán constar un sucinto informe describiendo el estadio de desarrollo del proyecto y los artículos cuya importación resulta indispensable, entre otras cuestiones. Y de cada uno de estos artículos deberá constar su descripción y cantidad, como así también su valor en moneda extranjera; las razones que hacen indispensable su importación y una breve descripción del parque de equipamientos de la misma naturaleza disponibles en la institución.

Republicar