Imprimir Republicar

Carta de la editora | 128

Innovaciones de hoy, invenciones geniales de ayer

La pista vino de Fernando Reinach, biólogo y ejecutivo de Nuevos Negocios de Votorantim, en un diálogo informal: ¿por qué ustedes no hacen un artículo sobre el cluster de Sertãozinho? La razón era la impresionante capacidad allí instalada para producir una innovación tecnológica en un campo en el cual Brasil ocupa, sin la más leve sombra de duda, una posición de líder mundial: la generación de energía extraída de la caña de azúcar, asentada en una poderosa agroindustria de azúcar y alcohol.

Y decidimos hacerlo. El resultado de ello es el bello reportaje estampado en la portada de esta edición, en el cual Dinorah Ereno, editora asistente de tecnología, ofrece material abundante para que se pueda reflexionar con respecto a las posibilidades de crecimiento económico que la inversión volcada a la innovación -particularmente en un campo en el que tenemos considerables  ventajas comparativas- abre al país. De acuerdo con su relato, Sertãozinho, una pequeña localidad ubicada en el nordeste paulista, a 320 kilómetros de la capital del estado, con menos de 100 mil habitantes, traduce de forma consistente y concentrada en su paisaje las transformaciones ocurridas en el sector de azúcar y alcohol en las últimas décadas, tiempo en que las viejas chimeneas de ladrillos de las centrales de azúcar y alcohol cedieron lugar a empresas modernas, afinadas con las más avanzadas tecnologías para garantizar una mayor productividad en el campo e incontables ganancias en el proceso industrial. Vale la pena comprobarlo.

Por cierto, en el ámbito de la tecnología, el centenario del vuelo del 14-Bis nos dio el pretexto perfecto para hablar en esta edición de uno de los más importantes, si no el más importante inventor brasileño. Nos estamos refiriendo, por supuesto, a Alberto Santos-Dumont, quien, como ya es consenso entre los investigadores del área, brindó el mayor aporte individual al desarrollo de la aeronáutica en sus albores. Por tal motivo, es de mínima justo dedicar a su trayectoria, con historias poco conocidas e incluso algunas novedades sobre el genial inventor, las 12 páginas de un suplemento especial que esta edición les reserva, resultado de un excelente trabajo del editor jefe, Neldson Marcolin.

Permanezco aún un poco en los dominios de la tecnología porque sería injusto no destacar aquí el reportaje imperdible del editor de tecnología, Marcos de Oliveira, sobre las investigaciones que han ampliado el conocimiento con respecto de la brasileñísima cachaza, o cachaça, y contribuido de manera decisiva al aumento de su calidad.

Entro por último en la ciencia con una alerta muy importante: andan tratando mal al corazón de las mujeres, cuando a decir verdad, urge dispensarle la máxima atención. El corazón, lo digo aquí en sentido real, orgánico, aunque muchas mujeres se inclinen a pensar que la frase caería como un guante en el uso metafórico del vocablo. Pero lo importante en este espacio es informar que estudios realizado en Europa, en Estados Unidos y algunos análisis hechos en Brasil indican, según el informe del editor especial Ricardo Zorzetto, que es preciso llamar la atención de los médicos hacia la salud cardiovascular de la mujer, debido a que aunque el infarto hace años es causal de muerte en mujeres casi con el mismo peso que tiene entre los hombres, ellas continúan  recibiendo en este particular menos atención que ellos.

Y una excelente noticia nos llega de investigadores empeñados en detener una plaga que en los últimos años atacó duramente a los cacahuales del sur de Bahía, a punto tal de diezmar parte significativa de las plantaciones e inflingir pesadas pérdidas económicas a la región: la escoba de la bruja. Es que, como aparece en el relato del editor de ciencia, Carlos Fioravanti, que fue a Ilhéus y sus alrededores para ver de cerca lo que pasaba, y como mediante técnicas sencillas e ingeniosas se está logrando erigir a los cacaotales, que así no dan abrigo a la plaga.

Para finalizar por las hermosas páginas de humanidades: vale un realce especial al examen que los filósofos y los científicos sociales hacen en este momento de la explosiva cuestión de la ética en la política, lo que se lee en el artículo del redactor de humanidades, Carlos Haag, y otro para el perfil insospechable de Leopoldina, emperatriz de Brasil, trazado a partir de las propias cartas de esta maquiavélica articuladora política. Y, finalmente, vale volver al comienzo de la revista, para leer la polémica entrevista del genetista Francisco Salzano.

Republicar