Imprimir

Ingeniería

Un híbrido robusto

Una variedad de tilapia o mojarra, resultante de cruzamientos entre las subespecies mutante rojo y salvaje negro crece rápidamente en cautiverio

ALEXANDRE HILSDORFUn pez híbrido de coloración rojiza, sabroso y con excelente desarrollo, se obtuvo luego de cuatro años de trabajo intensivo de mejorado genético, realizado a partir de dos variedades de tilapia del Nilo (Oreochromis niloticus), una mutante roja y otra salvaje negra. Logramos realizar cruzamientos dirigidos, seguidos de selección, produciendo un híbrido que se encuentra a disposición para competir en el mercado, expresa el profesor Alexandre Wagner Silva Hilsdorf, del Núcleo Integrado de Biotecnología de la Universidad de Mogi das Cruzes (UMC), coordinador del proyecto conducido en colaboración con la empresa Royal Fish, de Jundiaí, en el interior paulista. La variedad roja es un mutante de la tilapia salvaje negra originaria del río Nilo, que baña el nordeste de África. A comienzos de la década de 1990, fue desarrollada por investigadores del Instituto de Acuicultura de la Universidad de Stirling, en Escocia, que la bautizaron con el nombre de Red Stirling. La tilapia mutante presenta como principal característica la ausencia de pigmentación negra en la piel, pero no se trata de un pez albino, ya que posee células de pigmentación negras, denominadas melanóforos, en los órganos internos y en los ojos, explica Hilsdorf.

Aunque es un pez atractivo para el consumidor, tanto por su apariencia como por el sabor de su carne, presenta una seria desventaja para el productor crece menos que otras variedades de mojarra mejoradas genéticamente, tales como, por ejemplo, la variedad Chitralada, así denominada porque fue desarrollada en Japón y mejorada en los tanques de cultivo del palacio real Chitralada, en Bangkok, Tailandia. Esa variedad arribó a Brasil en 1996, mediante la donación de alevinos por parte del Asian Institute of Technology, de Tailandia, y actualmente es la especie de tilapia con mayor utilización comercial. La propuesta del proyecto, que contó con apoyo por parte de la FAPESP en la modalidad Investigación Innovadora en la Pequeña Empresa (Pipe, su sigla en portugués) era aunar las mejores características de cada una de las variedades, el rojo de la Red Stirling y el ventajoso tamaño de la Chitralada, en un corto período de tiempo. En cualquier cría de animales se busca que crezcan lo más rápido posible en el menor período de tiempo, para que el productor no sufra perjuicios, dice Hilsdorf, graduado en zootecnia en la Universidad Federal de Lavras, en Minas Gerais. Hasta hace poco tiempo, la mojarra tenía un peso comercial de 500 gramos, obtenidos durante cinco meses con una temperatura promedio del agua de 25 ºC, refiere el investigador. Actualmente el mercado cambió y requiere tilapias de 700 u 800 gramos. Los híbridos rojizos obtenidos por los cruzamientos alcanzaron los 700 gramos, sobrepasando a la variedad Red Stirling en alrededor de un 30% y a la Chitralada en un 6%.

En el experimento realizado en los tanques de cultivo de la empresa en la estancia Santa Inês, en Jundiaí, se utilizaron 60 reproductores de las dos variedades de tilapia nilótica con más de 200 gramos y con las siguientes características: Red Stirling sin manchas obscuras y Chitraladas corpulentas con cabeza pequeña. Esa elección tuvo como objetivo, además de la obtención de una prole sin manchas negras, seleccionar otras características de interés zootécnico, tales como crecimiento, supervivencia, conversión alimentaria y resistencia a la manipulación. Los alevinos hembras generados en ese cruzamiento fueron separados manualmente en la fase larval para realizar su reversión sexual mediante hormonas masculinizantes, un proceso utilizado en los sistemas de cultivo intensivo debido a que los machos tienden a crecer y ganar peso con mayor rapidez que las hembras. Todo el proceso de mejorado fue controlado por varios análisis de ADN, realizados en el Laboratorio de Genética de Organismos Acuáticos y Acuicultura de la UMC, para evaluar la diversidad genética de los dos padres y de las proles resultantes de los cruzamientos.

Variedad comercial
ALEXANDRE HILSDORFPreviamente a los experimentos en campo, Hilsdorf realizó una serie de test para evaluar el potencial de la variedad Red Stirling para la composición de una variedad híbrida con la Chitralada. Hasta aquél momento, la roja mutante no había pasado por ningún proceso de mejorado genético, dice el investigador. Aunque en los test iniciales quedaba en desventaja respecto de la Chitralada en cuanto al crecimiento, con un peso un 30% menor obtenido en el mismo período de tiempo, Hilsdorf percibió que ella presentaba una ventaja en relación con otras variedades de tilapia roja. los cruzamientos de la Red Stirling con la negra resultan casi siempre en híbridos rojos, refiere. Esa característica era fundamental para llevar adelante el proyecto, porque desde un principio, la propuesta consistía en la consecución de una variedad comercial que pudiese disputar el mercado con una variedad de mojarra popularmente conocida en Brasil con el nombre de Saint Peter, un híbrido de coloración anaranjada introducido en brasil por la empresa israelí Aquaculture Production Technology. Con ese argumento, él logró convencer al médico otorrinolaringólogo Ricardo Ferreira Bento, uno de los tres socios de Royal Fish, para viajar hasta Escocia y comprar 1.200 alevinos de la especie nilótica roja. En esa época, la empresa criaba la Saint Peter, pero constantemente necesitaba comprar nuevos reproductores a la empresa israelí.

La cooperación entre Hilsdorf y Royal Fish comenzó con una visita que realizó Ricardo Bento en 1999 al profesor José Eduardo Krieger, director del Laboratorio de Genética y Cardiología Molecular del Instituto del Corazón, en São Paulo. Krieger era el director de tesis doctoral de Hilsdorf sobre genética del ADN mitocondrial de una especie de pez de la cuenca del río Paraíba do Sul. En el mural de avisos había un artículo mío sobre peces, lo que despertó el interés de Ricardo, informa Hilsdorf. A partir de ahí, el intercambio de conocimiento e intereses se fue solidificando. Actualmente la investigación para el mejoramiento genético sigue por otros derroteros, con nuevos cruzamientos entre la especie roja y la negra. Ahora estamos estableciendo un programa de mejoramiento genético con la variedad roja y otras negras, además de la Chitralada, con cruzamientos y test de progenie para obtener una mojarra roja todavía mejor, explica el investigador.

En esa investigación, aparte de la Chitralada, también se está ensayando la respuesta con una variedad de tilapia denominada Gift, sigla por Genetic Improved Farmed Tilapia Oreochromis niloticus, un proyecto de mejoramiento genético desarrollado en Filipinas, en colaboración con Noruega, para la obtención de una tilapia altamente productiva para fines sociales en Asia. El esfuerzo para la obtención de nuevas variedades resistentes, altamente productivas y con carne diferenciada tiene una explicación. La mojarra es el pez con mayor producción en cautiverio en Brasil, dice Hilsdorf. Son alrededor de 100 mil toneladas por año. El dato se refiere al año 2007. Nada mal para un pez que llegó a Brasil en la década de 1950 para controlar las hierbas que crecían en las turbinas hidroeléctricas.

Las diferencias entre los pulpos
Los animales del litoral sur y sudeste del país pertenecen a la especie Octopus vulgaris y los del norte y nordeste a la Octopus insularis

Aunque en apariencia, con sus ocho tentáculos, todos los pulpos que se encuentran distribuidos por el litoral brasileño son parecidos, genéticamente pueden ser muy diferentes, tal como muestra un estudio conducido durante su doctorado por Ângela Aparecida Moreira para el programa de posgrado en Biotecnología de la Universidad de São Paulo, con una parte experimental realizada en el Laboratorio de Genética de Organismos Acuáticos y Acuicultura de la Universidad de Mogi das Cruzes bajo la dirección del profesor Alexandre Hilsdorf. Un análisis más detallado revela que el pulpo común, conocido como Octopus vulgaris, se encuentra más concentrado en el sur y sudeste, mientras que los animales del norte y nordeste pertenecen a otra especie, recientemente identificada como Octopus insularis, en razón de un animal hallado en la isla de Fernando de Noronha, explica Hilsdorf. El pulpo capturado por los pescadores en el litoral sur y sudeste es genéticamente similar al pulpo que abunda en Portugal, denominado Octopus vulgaris. Este tipo de conocimiento resulta importante para futuros trabajos de conservación y repoblación de la especie, como así también para el control de la pesca predatoria. El estudio contó con la participación del investigador Acácio Ribeiro Gomes Tomás, del Instituto de Pesca de Santos, quien realizó las capturas de los pulpos. Nuestra propuesta consistía en la realización de un trabajo de genética poblacional y, para eso, necesitábamos saber si las poblaciones de pulpo capturadas en el litoral brasileño constituyen el mismo grupo genético o son genéticamente diferentes, dice Hilsdorf. Los análisis fueron realizados con marcadores microsatélites, los mismos marcadores de ADN utilizados para probar la paternidad. Fue entonces que nos percatamos que los pulpos de una playa cercana a Recife, en la costa pernambucana, eran muy parecidos a los de Santa Catarina, relata.
Igualmente, la confirmación de que se trataba de dos especies diferentes llegó mediante otro abordaje genético, la comparación de secuencias de tramos del ADN mitocondrial.

Los proyectos
1. Evaluación genética y zootécnica de dos variedades de tilapia del Nilo para establecer un programa de producción industrial de un híbrido (nº 01/08416-4); Modalidad Investigación Innovadora en la Pequeña Empresa (Pipe); Coordinador Alexandre Wagner Silva Hilsdorf UMC;
Inversión R$ 123.642,39 y US$ 8.998,66 (FAPESP)
2. Biotecnología pesquera aplicada a la evaluación genética poblacional de las existencias de pulpo común (Octopus vulgaris) en el litoral brasileño, para el uso de marcadores microsatélites para su manejo sostenido (nº 04/02631-9); Modalidad Apoyo Regular al Proyecto de Investigación; Coordinador Alexandre Wagner Silva Hilsdorf-UMC; Inversión R$ 69.313,67 (FAPESP)

Republicar