Imprimir Republicar

INTERNACIONALIZACIÓN

Colaboración de calidad

La FAPESP Week London revela la madurez de la cooperación entre la ciencia de São Paulo y la del Reino Unido

Apertura de la FAPESP Week London: (de izq. a der.) Carlos Henrique de Brito Cruz, director científico de la FAPESP; Paul Boyle, presidente del Economic and Social Research Council del Reino Unido; el embajador de Brasil en Londres, Roberto Jaguaribe; el jefe ejecutivo del British Council, Martin Davidson, y Celso Lafer, presidente de la FAPESP

Margo Camilo Production Apertura de la FAPESP Week London: (de izq. a der.) Carlos Henrique de Brito Cruz, director científico de la FAPESP; Paul Boyle, presidente del Economic and Social Research Council del Reino Unido; el embajador de Brasil en Londres, Roberto Jaguaribe; el jefe ejecutivo del British Council, Martin Davidson, y Celso Lafer, presidente de la FAPESPMargo Camilo Production

Brasil y el Reino Unido se están convirtiendo en colaboradores cada vez más asiduos en la investigación científica merced a acuerdos de cooperación que exhiben resultados sólidos, sostuvo David Willetts, ministro para Universidades y Ciencia del Reino Unido, durante la sesión de apertura de la FAPESP Week London, un simposio realizado por la FAPESP en la capital inglesa con el apoyo del British Council y de la Royal Society, entre los días 25 y 27 de septiembre. “En varias visitas a Brasil pude comprobar la calidad de la cooperación científica entre Brasil y el Reino Unido y deseamos que esa colaboración avance mucho más”, dijo Willetts. “Las actividades de la FAPESP financiando investigación científica de categoría mundial se conocen desde hace mucho tiempo. Y lo que hemos realizado aquí en el Reino Unido, especialmente en estos últimos dos años, consiste en garantizar el avance de esos programas de cooperación con el estado de São Paulo por intermedio de la FAPESP”.

La presencia del ministro en la apertura del evento, así como una serie de acuerdos y negociaciones con universidades y con el sector privado del Reino Unido, puso de manifiesto la madurez de la cooperación entre científicos paulistas y británicos. La FAPESP ya poseía convenios con los siete Consejos de Investigación del Reino Unido (RCUK), con el British Council y con 13 universidades británicas. En el marco del simposio de Londres, se anunciaron nuevos acuerdos y se profundizaron algunos de los ya establecidos. El 25 de septiembre se firmaron memorandos de entendimiento (MoU, según la sigla en inglés) para establecer cooperación entre investigadores de São Paulo y del Imperial College London, una universidad fundada en 1907 con fuerte acento en la medicina, la ingeniería, la ciencia y los negocios. También se anunciaron sendos acuerdos con la Universidad de Cambridge, que había sido firmado el 2 de septiembre, y con la Universidad de Manchester. “La firme cooperación de la FAPESP con universidades británicas revela la densidad del intercambio científico promovido por la Fundación en el Reino Unido, tanto en términos absolutos como comparativos”, sostuvo Celso Lafer, presidente de la Fundación. “Brasil está consolidando su estatus y evolucionando como una de las principales economías del mundo basadas en el conocimiento. Por eso estamos abiertos a establecer asociaciones de investigación científica con instituciones europeas afines”, dijo.

Se anunció la selección pública de propuestas en el marco de acuerdos de cooperación que la FAPESP mantiene con la Universidad de Edimburgo y con el King’s College London (KLC), ambas para el intercambio de investigadores y becarios de posdoctorado. Hay acuerdos en curso que generaron desdoblamientos. Se aprobaron siete proyectos en el llamado a la presentación de propuestas de investigación recientemente emitido por la FAPESP y el British Council para el apoyo a la realización de workshops en cualquier campo del conocimiento. El objetivo consiste en compartir experiencias y promover el intercambio de investigadores. Se contemplaron propuestas en áreas tales como comunicación, telecomunicaciones, odontología y enfermería, entre otras. “Cuando los científicos de varios países interactúan, proponen más y mejores ideas”, manifestó Carlos Henrique de Brito Cruz, director científico de la FAPESP. “Buscamos atraer investigadores y profesores visitantes con calidad mundial. Nuestras universidades están creciendo en los rankings mundiales, con un gran aumento de la calidad y cantidad de publicaciones de impacto con autoría de científicos brasileños. Podemos estar cerca de un punto de inflexión en cuanto al reconocimiento global del impacto de la ciencia de punta que se está produciendo en Brasil”, añadió.

Celso Lafer, presidente de la FAPESP, y sir John Grant, vicepresidente ejecutivo del BG Group, firman el acuerdo de cooperación en la embajada brasileña

MARGO CAMILO PRODUCTIONCelso Lafer, presidente de la FAPESP, y sir John Grant, vicepresidente ejecutivo del BG Group, firman el acuerdo de cooperación en la embajada brasileñaMARGO CAMILO PRODUCTION

La FAPESP y BG Brasil (miembro del BG Group, con sede en el Reino Unido) firmaron, en la sede de la embajada brasileña en Londres, un acuerdo de cooperación que prevé inversiones de hasta 20 millones de dólares para investigaciones sobre producción y consumo de energía limpia durante un lapso de cinco años. La meta es la creación de un Centro de Investigación para Innovación en Gas en el estado de São Paulo. Según Lafer, dado que Brasil despunta como productor global de energía, este centro ayudará a fortalecer la reputación del país en relación con las prácticas responsables en el consumo de energía.

“Hay en curso una entusiasta actividad de internacionalización en la FAPESP, y el simposio le confiere visibilidad a este movimiento”, dijo Marcelo Knobel, docente del Instituto de Física de la Universidad de Campinas (Unicamp) y coordinador científico de la FAPESP Week London. “La cooperación con la FAPESP tiene reconocimiento en el Reino Unido, y no es casualidad que obtuvimos respuestas positivas de todos los científicos que invitamos”, afirmó, en referencia, por ejemplo, a la presencia de Tony Hey, vicepresidente de Microsoft Research Connections, un brazo de investigación de Microsoft, que acudió desde Estados Unidos para participar en el evento, y a nombres tales como Simon Campbell, quien fue presidente de la Royal Society of Chemistry y se hizo famoso por descubrir el Viagra. “También hubo una reunión con representantes de 14 consejos de investigación de Europa, universidades europeas y consejos de investigación, y el interés por establecer nuevas asociaciones con Brasil fue significativo”, dijo Knobel. El presidente de la FAPESP, Celso Lafer, el vicepresidente, Eduardo Krieger, y el director científico, Carlos Henrique de Brito Cruz, participaron en la reunión, llevada a cabo en la Royal Society, el 26 de septiembre, que contó con la presencia de dirigentes de consejos británicos y representantes de agencias de Italia, Dinamarca, Holanda e Irlanda.

Reproducciones de las imágenes de la exposición Brazilian nature, sobre la biodiversidad brasileña, presentada en la embajada brasileña en Londres, fueron presentadas en el marco de la FAPESP Week

MARGO CAMILO PRODUCTIONReproducciones de las imágenes de la exposición Brazilian nature, sobre la biodiversidad brasileña, presentada en la embajada brasileña en Londres, fueron presentadas en el marco de la FAPESP WeekMARGO CAMILO PRODUCTION

Amazonia
El simposio reunió a investigadores brasileños y británicos para mostrar los resultados de investigaciones realizadas en instituciones de enseñanza superior y de investigación de São Paulo en conjunto con colaboradores del Reino Unido. Se discutieron temas de común interés para ambos países, tales como biodiversidad, cambios climáticos, bioenergía y ciencias de la salud durante los tres días de duración del evento. Investigadores brasileños y británicos han sobrevolado la Amazonia desde septiembre de 2012 valiéndose de modernos equipamientos para investigar de qué modo los incendios en la región alteran el clima local y afectan al resto del planeta. Y participan en el proyecto South American Biomass Burning Analysis (Sambba), una de las iniciativas de la Red Brasileño-Británica de Investigación de la Composición de la Atmósfera de la Amazonia presentadas por los profesores Paulo Artaxo, del Instituto de Física de la Universidad de São Paulo (USP), y Gordon McFiggans, de la Universidad de Manchester, en el marco del panel sobre cambios climáticos de la FAPESP Week London. “La Amazonia ofrece una oportunidad única para investigar y, desde el punto de vista científico, resulta muy interesante intentar comprender la compleja red de interacciones entre el clima, la biología, la atmósfera, la química y la física, además de factores socioeconómicos y otros aspectos de la biodiversidad”, declaró Artaxo a Agência FAPESP. El panel contó con la participación de los investigadores Luciana Gatti, del Instituto de Investigaciones Energéticas y Nucleares (Ipen), asociado a la USP, y Hartmut Boesch, de la Universidad de Leicester, en el Reino Unido.

Tres investigadores brasileños y uno británico expusieron los resultados iniciales de un trabajo conjunto destinado a descubrir de qué manera el paso de los años y ciertos hábitos de vida ‒entre ellos el sedentarismo y el consumo excesivo de sal‒ afectan la expresión de genes en determinadas regiones cerebrales responsables de funciones vitales controladas por el sistema nervioso autónomo, tales como la presión arterial y los latidos cardíacos. “Si logramos identificar, por ejemplo, un gen activado por la práctica de actividad física en el sector del cerebro que estudiamos, podremos manipularlo en animales para aumentar su expresión y verificar si eso produce el mismo efecto benéfico del ejercicio en cuanto al control de la presión arterial”, informó David Murphy, investigador de la Universidad de Bristol. En Brasil, los profesores Lisete Compagno Michelini, de la Universidad de São Paulo (USP), y José Antunes Rodrigues, de la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto (FMRP-USP), coordinan, cada uno, proyectos temáticos que cooperan con el grupo de Murphy.

Otros paneles de trabajo sobre nanotecnología, cultura científica, asociaciones internacionales y convenios entre universidades e industria, tenían como objetivo producir debates sobre temas emergentes, así como fomentar nuevas colaboraciones. En el panel sobre nanotecnología, el físico Russell Cowburn, del Laboratorio Cavendish de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, se refirió sobre la búsqueda de procesadores de computadoras con un tipo de memoria donde los datos fluyan en tres dimensiones, y no en dos, tal como ocurre con las memorias RAM actuales. Según Cowburn, al evolucionar hacia plataformas tridimensionales, los chips conducirán a un gran aumento del desempeño de los dispositivos electrónicos. Serán mejores, aunque no mayores. “Incluso considerando a los chips actuales, tenemos potencial como para disponer decenas, cientos o miles de capas sin tener que modificar el tamaño del dispositivo”, declaró Cowburn a Agência FAPESP. Además de Cowburn, Marcelo Knobel, Thoroh de Souza y Paul O’Brien participaron como oradores en la sesión sobre nanotecnología. Knobel, líder de un grupo que realiza investigaciones con materiales magnéticos, se refirió a conceptos básicos de nanomagnetismo. Souza mencionó en su discurso al Centro de Investigaciones Avanzadas en Grafeno, Nanomateriales y Nanotecnología (MackGrafe), de la Universidad Presbiteriana Mackenzie, en São Paulo, que cuenta con con apoyo económico de la FAPESP, cuya inauguración se prevé para 2014. “Uno de los motivos de asistir a la FAPESP Week consistió en buscar nuevas colaboraciones”, dijo Souza. Paul O’Brien, docente en la Universidad de Manchester y fundador de Nanoco Technologies, habló sobre la comercialización de nanotecnología.

Eduardo Moacyr Krieger, vicepresidente de la FAPESP, y Martyn Poliakoff, vicepresidente de la Royal Society

MARGO CAMILO PRODUCTIONEduardo Moacyr Krieger, vicepresidente de la FAPESP, y Martyn Poliakoff, vicepresidente de la Royal Society MARGO CAMILO PRODUCTION

Universidad e industria
La cooperación en investigaciones entre universidad e industria fue el tema sobre el que versó un panel durante el último día de la FAPESP Week London, que fue presidido por Marcelo Knobel. En las ponencias de los expositores quedó claro que esa relación es antigua, arraigada y productiva en países, como el Reino Unido, y cómo en Brasil sólo recientemente ha comenzado a alcanzar niveles de mayor madurez. Simon Campbell, ex presidente de la Royal Society of Chemistry, discurrió sobre el modo en que la Royal Society, de la cual forma parte, “una entidad esencialmente académica”, colabora con el sector empresarial como una de sus actividades estratégicas desde hace varios siglos; por ejemplo, desde que James Watt, en 1769, patentó el motor de vapor. El plan estratégico de la Royal Society para 2012-2017 pone énfasis en el principio que sostiene que gran parte de la investigación científica innovadora ocurre en la industria, asegurando que tanto el sector empresarial como el público tengan participación activa en la entidad, promoviendo el trabajo científico translacional y priorizando la comunicación de la ciencia a la sociedad.

Celso Lafer trazó un balance positivo de la FAPESP Week London. “Sabemos que es importante promover oportunidades para que los investigadores de São Paulo interactúen con los de otros países. Por eso, más allá de los acuerdos con universidades y con los diversos consejos de investigación científica del Reino Unido, la idea de realizar este workshop tiene como objetivo establecer redes, crear una comprensión acerca de la importancia de la ciencia y reunir gente con los mismos valores y la misma visión del mundo”, dijo.

Republicar