Imprimir Republicar

Submarino perdido

Submarino perdido

El Nereus en acción: colapsó a los 10 mil metros de profundidad

WHOI ADVANCED IMAGING AND VISUALIZATION LAB El Nereus en acción: colapsó a los 10 mil metros de profundidadWHOI ADVANCED IMAGING AND VISUALIZATION LAB

Los investigadores de la US Woods Hole Oceanographic Institution (Whoi), en Estados Unidos, se quedaron sin acceso a un área inexplorada del océano Pacífico, después que Nereus, un vehículo subacuático no tripulado, no soportó la presión del agua y colapsó al alcanzar una profundidad de 10 kilómetros bajo el nivel del mar. El 9 de mayo, los científicos que controlaban el submarino desde un buque dejaron de recibir las imágenes que enviaban las cinco cámaras del Nereus. La confirmación del accidente sólo llegó luego de que los investigadores hallaron restos del vehículo flotando en el mar. “La pérdida del Nereus es una tragedia para los estudios de la zona abisal. No existe forma de explorar dos tercios del océano profundo sin un vehículo no tripulado”, le dijo a la revista Nature Tim Shank, biólogo y jefe de la misión. Los científicos participantes en el proyecto declararon que la investigación no se verá interrumpida y que ya está en marcha un proyecto para reemplazar al Nereus. En su primera expedición, en 2009, el submarino descubrió una nueva especie de anémona en la región conocida como Fosa de las Marianas, en el océano Pacífico. En 2011, el aparato fue incorporado al Hadal Ecosystem Studies, un programa internacional de la National Science Foundation con el objetivo de determinar la composición y la distribución de las especies que forman parte del ecosistema de las fosas abisales con más de 6 mil metros de profundidad. Tan sólo el Nereus y otros tres submarinos lograron alcanzar la cota cercana a los 11 kilómetros de profundidad.

Republicar