Imprimir Republicar

Política C&T

Con el foco en la matriz energética

Altenfelder Silva asume la Secretaría de Ciencia, Tecnología y Desarrollo Económico del Estado de São Paulo con planes para invertir en investigación

El nuevo secretario de Ciencia, Tecnología y Desarrollo Económico del Estado de São Paulo, Ruy Martins Altenfelder Silva, pretende comandar la cartera manteniendo un diálogo permanente con las universidades, fundaciones e institutos de investigación, y con los agentes de la producción y del trabajo. Su plan es “ampliar cada vez más la intersección de la ciencia y la tecnología con el desarrollo económico”, afirmó en entrevista concedida a Pesquisa FAPESP, una semana después de haber asumido el cargo. Altenfelder Silva ocupa el lugar dejado por el diputado federal José Anibal, que retornó a la Cámara de Diputados en Brasilia y asumió la presidencia nacional de Partido de la Social Democracia de Brasil (PSDB).

Uno de los principales desafíos del nuevo secretario será elaborar, conjuntamente con otras secretarias del gobierno paulista, proyectos en el área de energía que contribuyan a concretar cambios en la matriz energética. “Nuestra intención es plantearle al gobernador propuestas para el desarrollo de proyectos en el área de oferta de energía, puesto que la cuestión de la demanda ya está siendo bien orientada por el gobierno federal, con el fantástico apoyo de la población”, explica. Desde el punto de vista de la oferta de energía, continúa, la ciencia y la tecnología tendrán un papel preponderante, principalmente en lo que se refiere a las nuevas tecnologías, a los esfuerzos para introducir cambios en la matriz y a la inserción de nuevas fuentes energéticas en el mercado. “El país no puede ser tan dependiente de la hidroelectricidad”, justifica.

El secretario adelantó que ya ha iniciado los contactos con las diversas universidades e institutos de investigación. “Los buenos proyectos serán los primeros que integrarán los planes del gobierno, incluso porque ya cuentan con la evaluación técnica por parte de los responsables”. El secretario dijo está con prisa para dar prosecución a los proyectos, ya que se trata de buscarle una solución a un problema urgente. “Ya iniciamos los contactos con las áreas académicas”, adelanta. Los recursos para la financiación del programa de energía, afirmó, serán definidos por el gobernador Geraldo Alckmin.

En este, así como en los demás programas desarrollados por la Secretaría, la FAPESP tendrá una participación significativa. Altenfelder Silva observó que todos los proyectos patrocinados por la Fundación, o aquellos que aún están en fase de evaluación para su desarrollo, están perfectamente sintonizados con la línea de pensamiento y acción del gobierno de São Paulo. “La FAPESP, al tiempo que desarrolla investigaciones basadas en las necesidades nacionales, en procura de incrementar la presencia de São Paulo entre los centros de excelencia internacionales, también orienta sus aciones en función de aquello que las empresas brasileñas realmente necesitan”. Considera a la Fundación “el orgullo de la ciencia y la tecnología brasileña y ‘una de las joyas de la corona’ en el área”.

El secretario subraya su respeto a la autonomía universitaria – “un dogma”, en su opinión- , lo que también presupone la participación de la comunidad y del Ejecutivo en proyectos de interés común. A su vez, garantiza que la Secretaría será una fuerte aliada de la FAPESP en las acciones que dependan del Ejecutivo, tales como, por ejemplo, la aceleración de proyectos importantes: en ese particular, vuelve a subrayar aquellos proyectos vinculados a la oferta de energía.

Altenfelder Silva es presidente del Instituto Roberto Simonsen, un centro de estudios avanzados vinculado a la Federación de Industrias del Estado de São Paulo (Fiesp) y al Centro de Industrias del Estado de São Paulo (Ciesp), que desarrolla investigaciones en las áreas de relaciones internacionales, tecnologías, ciencias jurídicas y sociales y problemas ligados a la pequeña y mediana industria. Para asumir la Secretaría, se alejó de la superintendencia de la Fundación Bunge, que sucedió a la Fundación Santista, responsable desde hace 46 años por el Premio Moinho Santista, y de la presidencia de la Asociación Brasileña de Comunicación Empresarial, que reúne a cinco mil asociados y cuyo foco de actuación son las áreas estratégicas de resultado. También pidió licencia en la vicepresidencia del Ciesp. “Vengo del sector privado, pero conozco de cerca a la academia”, afirmó. Altenfelder Silva afirma que el principal desafío del cargo es hacer que los “agentes de la producción y del trabajoobren en profunda consonancia con los responsables de la ciencia y la tecnología”.

Republicar