Imprimir Republicar

Reseñas

La Cultura letrada en el Brasil Colonial

Una contribución a la historia de la lectura

E fui ter com o anjo, dizendo-lhe que me desse o livro. E ele disse-me: Toma o livro, e devora-o; e ele fará amargar o teu ventre, mas na tua boca será doce como mel… [Y fui con el ángel, diciéndole que me diera el libro. Y él me dijo: Toma el libro y devóralo; y él amargará tu vientre, pero en tu boca será dulce como la miel ]

Pues sepan los lectores que los libros también se comen, como nos dice el fragmento anterior, extraído del Apocalipsis de San Juan. La importancia conferida a la lectura del texto sagrado va codo a codo con la asimilación adecuada de la palabra de Dios y la predestinación de aquel escogido para anunciar los juicios divinos.

Se debe pues leer bien, y hay que darle el libro a gente escogida. El sistema social recorre y contamina todo el procesamiento de la comunicación letrada, desde la naturaleza misma del propio lenguaje, que es social, hasta los limites de la interpretación y la réplica de los lectores en determinada época, en determinadas condiciones político-econômicas, bajo determinadas restricciones ideológicas. Al leer, un individuo activa su lugar social, sus vivencias, su biblioteca interna, sus relaciones con el otro, los valores de su comunidad. Es por eso que existe el control ejercido por la sociedad sobre el acto de leer, expresado de diversas maneras. Los espacios de circulación del libro determinan ya de por sí una forma de exclusión.

Os Caminhos dos Livros muestra las sendas trazadas por Márcia Abreu, y que lanzan al lector frente al material de una investigación sorprendente. El mapa que será recorrido tiene su punto de partida, tal como nos dice la propia autora, en una desconfianza. Toma dos referencias: los textos de los viajeros, molestos porque acá no había lectores, y por el hecho de que no circulaban libros durante los primeros siglos del Brasil colonial, y los miles de pedidos de autorización para el envío de material impreso que figuran en elCatálogo para el examen de los libros para su salida del reino con destino a Brasil .

“Si aquellas personas no leían, ¿por qué demandaban tan asiduamente a los censores con el fin de obtener el permiso para tener cerca suyo algunos libros?”. Ésa es la pregunta que pone en marcha la investigación y que sirve de guía al lector en un camino insertado en la investigación de fuentes y el estudio riguroso de las referencias teóricas, con un lenguaje agradable y fluido. La primera parte “El Tránsito de las Letras” nos transporta al conocimiento del control de los “pases” de los libros de Europa a Brasil y los caminos de la censura. La autora se aboca luego a un relevamiento de las obras solicitadas y sometidas a la censura portuguesa entre 1769 y 1807, que llegarían a Río de Janeiro.

La conclusión a la que se llega, a contramano de lo que se afirmaba en los libros sobre la indigencia cultural del Brasil Colonial, es que los habitantes de Río, a finales del siglo XVIII y en las primeras décadas del siglo XIX, no estaban excluidos del universo de las bellas letras. Pero, ¿quiénes eran esos lectores? Se pasa entonces por las listas de libros que constan en los inventarios y por los libros de cuentas de librerías, por las bibliotecas de los sacerdotes e incluso por las listas de vendedores no formales y por lugares inesperados, como almacenes y farmacias.

La segunda parte del libro “Juzgar y Sentir” pone al lector en la ruta de cómo se leía en aquella época, a través de los textos que postulaban una forma preceptiva, indicaciones sobre la correcta manera de leer y sobre lo que se suponía que fuera un buen libro, con el objetivo de trazar el perfil de este lector tan distante en el tiempo. Se llega así al lector carioca del período, que muchas veces leía rebelándose contra la lista de los “recomendados”, pues se dedicaba a las novelas. Al abocarse a lo que leían los cariocas se ingresa al último capítulo del libro, La Lectura de Novelas, con derecho a los argumentos a favor y en contra del género y al estudio de los procesos de seducción del lector.

Este fascinante viaje por los caminos de los libros propuesta por el brillante texto de Márcia Abreu, sumado a la disposición de abundante material de investigación, contribuye de manera extraordinaria a la historia de la lectura y de sus mecanismos de circulación, suministrando una nueva visión sobre la cultura letrada del Brasil Colonial.

Maria Zilda Ferreira Cury es profesora titular de Teoría de la Literatura de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG), donde coordina el Programa de Posgrado en Estudios Literarios.

Os Caminhos dos Livros [Los Caminos de los Libros]
Márcia Abreu
Mercado de Letras/ FAPESP/ ALB
384 páginas
R$ 42,00

Republicar