Imprimir Republicar

Política C&T

El reto de ser competitivos

La Armada Brasileña solicita recursos al BNDES para perfeccionar la tecnología de enriquecimiento de uranio

El Centro Tecnológico de la Marina de São Paulo (CTMSP) presentará ante el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) una solicitud de financiación de un proyecto de perfeccionamiento tecnológico de las máquinas ultracentrífugas para el enriquecimiento de uranio. Este proyecto, presupuestado en 60 millones de reales, será financiado con recursos del Fondo Tecnológico (Funtec), creado en abril pasado con el objetivo de solventar la innovación (lea en el recuadro de la página 32).

Las ultracentrífugas, desarrolladas por el CTMSP y el Instituto de Investigaciones Energéticas y Nucleares (Ipen, sigla en portugués), están siendo instaladas en el primer módulo de la Fábrica de Enriquecimiento de Uranio (FEU), propiedad de la empresa Indústrias Nucleares do Brasil (INB), con sede en Resende, Río de Janeiro. Las máquinas producirán uranio enriquecido para cubrir el 60% de las necesidades de las centrales nucleares Angra I y II, de acuerdo con un contrato firmado entre la Armada e INB. La primera cascada de enriquecimiento elaborada por las ultracentrífugas brasileñas entrará en operación en octubre de este año.

Las ultracentrífugas instaladas en Resende tienen un desempeño competitivo, esto si se las compara con equipamientos similares utilizados en la Unión Europea y Rusia. Con el apoyo del BNDES, los investigadores del centro pretenden reducir la relación entre el costo del equipo y su capacidad de producción.En los países que poseen la tecnología de ultracentrifugación, la reducción de costos se obtiene mediante aumentando el tamaño de la máquina. Si el BNDES aprueba la solicitud, el perfeccionamiento de la tecnología de ultracentrifugación estará concluido en un año y medio.

El Funtec -que patrocina el emprendimiento- cuenta con 180 millones de reales, correspondientes al 10% de las utilidades netas del BNDES en 2003, para apoyo a la innovación empresarial. La aprobación de proyectos en el marco del nuevo fondo prevé entre otros criterios la participación del banco en los resultados del emprendimiento. El formato de esa participación, en el caso de las ultracentrífugas se encuentra aún en estudio, pero no está descartada la hipótesis de patentar la tecnología brasileña de ultracentrifugación, que pasaría a constituir así un activo del banco.

Las prioridades del gobierno
“Los proyectos que integran el programa nuclear de la Armada se encuentran entre las prioridades del gobierno”, afirma el contralmirante Ricardo Torga, presidente de la Comisión Asesora de Ciencia y Tecnología para la Defensa, un órgano vinculado al Ministerio de Defensa. Entre estos proyectos se encuentra la construcción de un reactor nuclear para la generación de energía eléctrica y la Usina de Hexafluoruro de Uranio (Usexa), para la conversión de mineral en gas -actualmente importado-, que es enriquecido en las ultracentrífugas. “La tecnología del reactor está lista”, afirma Torga. Faltan las obras de construcción civil y el montaje de los equipos, que requieren una inversión total de 145 millones de dólares. Defensa espera concluir el emprendimiento en 2012 con recursos del presupuesto de la Armada, considerando que el proyecto sea contemplado en los próximos planes plurianuales.

El proyecto de Usexa ?que será erigida en el Centro Experimental de Aramar del CTMSP? se encuentra en una fase más adelantada: las obras civiles ya han sido concluidas y de los equipos al menos el 75% ya fueron comprados y entregados. Falta el montaje electromecánico y los sistemas de control. La conclusión del proyecto requiere 19 millones de reales, y una parte de ese monto -3 millones de reales- ha salido del Fondo Sectorial de Energía administrado por la Financiadora de Estudios y Proyectos (Finep). Una vez concluida, Usexa procesará 40 toneladas anuales de uranio, correspondiente al 10% de las necesidades de Angra I y II. No obstante, con pequeñas alteraciones la producción podrá trepar a las 120 toneladas. En caso de que se mantenga el cronograma de giro de recursos, Usexa estará lista dentro de un año y medio. “Pretendemos transferir la tecnología de producción de hexafluoruro de uranio a Indústrias Nucleares do Brasil, para que la compañía alcance su autosuficiencia en la producción de gas”, dice Torga.

En el ciclo del combustible nuclear, el costo de producción del hexafluoruro de uranio representa un 8%. El mayor costo es el del enriquecimiento realizado mediante el uso de la tecnología de ultracentrifugación. De cualquier manera, el dominio de la tecnología es estratégico, ya que las centrales similares en actividad en los otros países son antiguas, y a mediano plazo es posible prever que habrá un déficit en la oferta de servicios de conversión de yellow cake y hexafluoruro de uranio.

Acuerdo con China
El Programa Nuclear de la Armada ha atraído hacia sí la atención del gobierno nacional en los últimos meses. El día 19 de mayo, los ministros de Ciencia y Tecnología, Eduardo Campos, y de Defensa, José Viegas, acompañados por el presidente del BNDES, Carlos Lessa, visitaron el Centro Experimental de Aramar, con sede en Iperó (interior de São Paulo), una unidad de investigación del CTMSP. Llevaron consigo un mensaje del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, en el cual el primer mandatario reafirma el apoyo “al pleno desarrollo del Programa Nuclear”, y enaltece “dos significativas realizaciones”: el desarrollo de las ultracentrífugas de enriquecimiento de uranio y el proyecto de construcción de reactores nucleares para aplicaciones en las áreas de generación eléctrica y de propulsión naval. En dicha ocasión, Campos reafirmó que el programa estaba entre “los puntos estratégicos” de su ministerio.

A finales del mes de mayo, el ministro acompañó al presidente Lula a China. Los chinos manifestaron su interés en incrementar la cooperación con Brasil en el área nuclear, conocer la tecnología brasileña de enriquecimiento de uranio y adquirir uranio brasileño en forma de yellow cake, una noticia que causó polémica en todo el país.En nota divulgada a la prensa, el Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCT) aclaró que Brasil no toma parte en el comercio internacional de uranio. “Una revisión de esa política”, según consta en la nota, “dependería de los resultados de un estudio amplio a nivel interministerial y coordinado por el MCTen los próximos tres meses”.

La nota, emitida el día 26 de mayo, no descarta la cooperación en el área nuclear, siempre y cuando se respeten las normas internacionales supervisadas por las agencias multilaterales. Y adelanta que “una postura gubernamental sobre el tema” ha de anunciarse en agosto, cuando está prevista la visita a Brasil del presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología para la Industria de la Defensa Nacional de China (Costind), Zhang Yunchuan.

De acuerdo con los asesores del MCT, el gobierno nacional está estructurando un grupo de trabajo integrado por representantes de los ministerios de Ciencia y Tecnología, Defensa y Relaciones Exteriores, que se abocara a la tarea de realizar estudios que servirán a su vez de base para revisar la política nuclear brasileña.

El BNDS destina fondo a la innovación
El Fondo Tecnológico (Funtec, sigla en portugués), lanzado en mayo del corriente año, es fruto de una colaboración entre el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), el Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCT) y la Financiadora de Estudios y Proyectos (Finep). Tiene por objeto financiar la transformación del conocimiento en innovación en casos en que se da por segura de antemano la utilización comercial de los resultados.

Cuenta con un patrimonio inicial de 180 millones de reales para apoyar el desarrollo de productos y procesos en el ámbito empresarial y la investigación básica o aplicada de carácter tecnológico implementada por instituciones públicas o privadas.

El Fondo Tecnológico podrá financiar la investigación y el desarrollo (I&D), la importación de I&D y de maquinarias y equipos para la innovación, la capacitación de personal y proyectos industriales, entre otros. El BNDES tendrá una participación en el resultado de los proyectos, a través de la participación societaria en el capital de la empresa, la adquisición de partes beneficiarias emitidas por parte de la empresa a favor del banco o por compartir ingresos provenientes de la cesión de derechos de uso de patentes o royalties.

Republicar