Imprimir Republicar

Política C&T

Preparados para dar batalla

Noventa emprendedores del PIPE se capacitan para la gestión de negocios

A lo largo de cinco meses, 90 emprendedores con proyectos financiados por el Programa Innovación Tecnológica en Pequeñas Empresas (PIPE) de la FAPESP se reunieron ocho veces para informarse sobre marketing, logística y liderazgo, entre otros temas relacionados con el mercado. El objetivo era ampliar la visión de mercado, elaborar un plan de negocios y preparar a sus empresas para las inversiones de riesgo. Ellos formaron el primer grupo del programa PIPE Emprendedor, fruto de una sociedad entre la FAPESP, el Instituto Empreender Endeavor y el Servicio Brasileño de Apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas de São Paulo (Sebrae-SP).

Los encuentros fueron coordenados por el W. Institute.Los resultados del programa superaron los objetivos y sorprendieron. Los “pipos”, tal como se autodenominaron, identificaron sinergias entre sus actividades y productos e iniciaron la articulación de sociedades consideradas estratégicas para la evolución de sus negocios. Fumito, por ejemplo, una empresa que desarrolla equipos y métodos para la deshidratación de frutas y legumbres, está acordando una asociación con Enalta Inovações Tecnológicas, que produce una plataforma tecnológica para la irrigación de precisión en cultivos perennes. “Vamos a desarrollar un controlador juntos”, dice Julio Suzuki, de Fumito.

Fumito también asesorará a Orbital, una empresa que produce generadores fotovoltaicos para aplicaciones aeroespaciales en la construcción de “salas limpias”, con baja concentración de microorganismos, para el desarrollo de nuevos productos.Y las asociaciones no paran por ahí. Orbital está abocada a la articulación de una sociedad con ADTS, que desarrolla sensores inteligentes con aplicaciones en el sector eléctrico para la construcción de un sistema de medición remota. Y ADTS negocia por su parte proyectos comunes con Tecnima Imagem e Automação.

La sinergia entre los “pipos” generará incluso una nueva empresa para la comercialización de cosméticos fitoterapéuticos, fruto de una asociación entre Synergia, una empresa de productos de tecnología para el área financiera, y Multi Vegetal, fabricante de dichos productos. “Hemos efectuado simulaciones de venta y los cosméticos han tenidos una buena aceptación”, afirma Mamede Augusto Machado da Silveira, de Synergia. La meta es armar una red de ventas nacional de los productos, y al mismo tiempo crear un mercado virtual.

“Y allí entra en juego la capacidad de Synergia”, explica Mamede.Los “pipos” también se articulan para procurar sortear un problema común, considerado crítico para la consolidación de las empresas: la estrategia de ventas de productos. Planean crear un consorcio de empresas PIPE con afinidades tecnológicas para brindar apoyo a “vendedores calificados, especializados en vender tecnología brasileña”, dice Arnaldo Sima, director de Sima, una empresa de gerenciamiento estratégico de negocios. “La idea ya está en discusión y cuenta con una buena acogida entre los “pipos?”, dice Sima.

Inversión de riesgo
Al margen de promover la integración entre los emprendedores, el programa amplió la visión del negocio, de acuerdo con la evaluación de los participantes. “El curso nos abrió el entendimiento respecto a la posibilidad de las inversiones de riesgo y nos llevó a pensar acerca de qué significa ser propietario de un negocio. Ahora estamos preparados para convivir con extraños”, dice José Carlos Arruda Alves, director de Invernire, al referirse a la posibilidad de entablar asociaciones con inversores privados.Al final del programa, el día 16 de julio, los emprendedores participaron en sesiones individuales de consejería con inversores y consultores que integran la red de colaboradores de Endeavor, formada por profesionales de organizaciones exitosas.

En el marco de esos encuentros, los “pipos” probaron su modelo de negocios. “Estamos cambiando el perfil de venta de software para servicios”, dice Sérgio Aramis, de Dentalis Software. Aramis presentó su proyecto ante Mordejai Goldenberg, de Eccelera, que integra la red de colaboradores del Endeavor, que, según informa, avaló su proyecto y sugirió “que ajustásemos el foco” a las demandas del mercado.Jadir Nogueira Gonçalves, presidente de Fibraforte, una empresa que desarrolla herramientas para la optimización de estructuras y que actúa en el segmento espacial, también está reorganizando su empresa. “Tenemos dificultades para vender nuestra experiencia y este encuentro nos hizo vislumbrar mejor la necesidad de ampliar la capacidad de venta por canales, para no ser cautivos de un solo sector”, sostuvo.

La evaluación también fue positiva entre los empresarios que integran la red de colaboradores del Endeavor. Martin Escobari, de la consultora financiera Orange Advisory, cree que algunos emprendimientos están listos para las inversiones de riesgo. Sin embargo, lamenta que existan tan pocos angel investors en el país dispuestos a aportar capital en empresas emergentes.

“Debemos divulgar los casos exitosos para atraer a este tipo de inversores”, sugiere.Daniel Baldin, de Decisão, una empresa que administra fondos de capital de riesgo formados con recursos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Sebrae y ABN Amro Bank, por un total de 22 millones de reales, sostiene: “las posibilidades de que nazcan buenos frutos son grandes”. No obstante, cree que el emprendedorismo debería ser difundido en las universidades, para que la oportunidad de iniciar negocios se anticipase. Mario Bethlem, quien fuera gerente general de IBM en Brasil y actualmente integra GA Partners, también confía en el emprendedorismo. “La fuerza de la economía está más en esas pequeñas empresas que en la existencia de grandes corporaciones.”

De acuerdo con la evaluación de Marilia Rocca, directora general de Endeavor, el PIPE Emprendedor comprueba una tesis: “La nivelación del conocimiento técnico, sumada a la consejería a cargo de expertos y las facilidades de acceso al mercado resulta en una maduración del negocio y del propio emprendedor”.

Republicar