Imprimir Republicar

Tecnociencia

La galaxia vibra como un tambor

Nuestra galaxia, la Vía Láctea, vibra como un tambor. Sólo que cada ondulación debe durar centenas de millones de años. El equipo de Leo Blitz, de la Universidad de California, en Berkeley, Estados Unidos, concluyó el más detallado estudio de la gigantesca nube de hidrógeno que permea todo el disco de la Vía Láctea, la galaxia elíptica achatada que abriga al Sol y por lo menos otros 200 mil millones de estrellas. Blitz constató que esa nube se desplaza hacia más allá del plano de nuestra galaxia, atraída por las Nubes de Magallanes, curvándose como un disco torcido y haciendo a la Vía Láctea vibrar. Se pensaba que la masa de las Nubes de Magallanes –dos galaxias que están en la órbita de la Vía Láctea– fuese insuficiente para arrastrar la nube de hidrógeno. Para Martin Weinberg, de la Universidad de Massachusetts, el desplazamiento de esa nube de gas es posible teniéndose en cuenta una enorme cantidad de materia oscura –una forma aún no detectada de materia– involucrando a la Vía Láctea.

Republicar