Imprimir Republicar

Memoria

El dominio de la electrónica

Hace 60 años, los laboratorios Bell Labs presentaban el transistor, puntal de la revolución informática

BELL LABSLuego de la Segunda Guerra Mundial, la empresa norteamericana Bell Telephone Laboratories, conocida como Bell Labs, una compañía con fuerte tradición en investigación básica orientada hacia la tecnología, decidió aumentar sus inversiones para un mejor conocimiento de los semiconductores. En 1946, se creó en la empresa un grupo que estudiaba la física de estado sólido, reuniendo a expertos de diversas áreas. El físico William Shockley formó un equipo para investigar semiconductores, considerando que la inversión en el rubro permitiría lograr significativos avances en la tecnología de las telecomunicaciones. Walter Brattain y John Bardeen, también físicos, fueron algunos de los talentos reclutados para el proyecto. El 1º de Julio de 1948, Bell anunciaba que ellos tres habían inventado el transistor, un dispositivo electrónico que controla y amplifica las señales eléctricas y que se convertiría en la base de toda la revolución de la informática. “Fue el invento más importante del siglo XX”, considera Adalberto Fazzio, del Instituto de Física de la Universidad de São Paulo, director del Centro de Ciencias Naturales y Humanas de la Universidad Federal del ABC y actual rector pro tempore de la institución.

Naturalmente, no todo ocurrió tan rápido como parece. “Los laboratorios de Bell ya realizaban investigaciones en el campo de los semiconductores bastante antes de la Segunda Guerra Mundial”, contó el economista Richard Nelson, de la Universidad de Columbia (EE.UU.), en un ensayo escrito en 1960 acerca del transistor y que integra el libro: As fontes do crescimento econômico [Las fuentes del crecimiento económico] (Editorial Unicamp, 2006). Los semiconductores son elementos aislantes, como el germanio y el silicio, que conducen la electricidad cuando son dopados (enriquecidos) con otros elementos, aunque no sean tan buenos conductores como los metales, tales como el cobre. Estos materiales, al calentárselos, conducen la electricidad con mayor facilidad que en frío, lo cual los diferencia de los metales. En 1931, Alan H. Wilson publicó un artículo con la mayor parte de la información necesaria para la comprensión del comportamiento de los semiconductores, pero no se lo tuvo en cuenta. Los conceptos fueron luego gradualmente comprendidos.

ELETRONICSEn los laboratorios Bell Labs los objetivos estaban claros. La válvula de vacío inventada por Lee De Forest en 1906 fue un gran avance, pero se sabía que había algo mejor que eso, todavía por venir. “La válvula consumía mucha energía, contaba con poca durabilidad, era cara y frágil”, comenta Fazzio. “La idea era crear un amplificador de señales eléctricas en estado sólido, o sea, con semiconductores, ya que las propiedades del rectificador (que permite el paso de la corriente en una única dirección) ya se conocían desde fines del siglo XIX, habiendo sido descubiertas por Ferdinand Braun, premio Nobel en 1909”.  Las motivaciones de los científicos eran más complejas que las de la empresa. “Sus intereses intelectuales se focalizaban casi exclusivamente en la creación de mayores conocimientos acerca de los semiconductores. Otros del grupo se hallaban preocupados tanto por las aplicaciones como por las disciplinas científicas adyacentes”, escribió Richard Nelson. Una teoría desarrollada por John Bardeen en 1947 resolvió con eficacia algunos de los problemas y condujeron al primer transistor construido por él, Brattain y Shockley en diciembre de 1947 y presentado en julio de 1948. El trabajo principal fue realizado por los tres, aunque Richard Nelson refiere en su ensayo que otras trece personas participaron en la investigación. La denominación de transistor surgió porque es un resistor (presenta resistencia al paso de la electricidad) que transfiere electrones y amplifica señales. El dispositivo, que nació con un tamaño de 1,5 centímetros, fue miniaturizado y se transformó en el corazón de los circuitos integrados y consecuentemente, de las computadoras.

American Institute Of PhysicsShockley (1910-1989), Brattain (1902-1987) y Bardeen (1908-1991) obtuvieron el Nobel de Física en 1956. Al año siguiente, Bardeen publicó unos artículos con Leon Cooper y Robert Schrieffer explicando el fenómeno de la superconductividad – la capacidad que presentan ciertos metales, a bajas temperaturas, de conducir electricidad sin ninguna resistencia. Después de ellos, la teoría de la superconductividad se hizo conocida como la teoría BCS (las iniciales de los apellidos de los físicos). “La explicación del fenómeno, había sido intentada sin éxito por parte  de algunos de los grandes físicos del siglo XX, tales como Niels Bohr, Werner Heisenberg, Wolfgang Pauli y Felix Bloch”, cuenta Fazzio. En 1972, Bardeen se convirtió en el único científico en ganar el Nobel dos veces en el mismo rubro.

Republicar