Imprimir PDF Republicar

Difusión

El espectro del genio

Exposición revela la vida y la contribución de Albert Einstein, el científico símbolo del siglo XX

EDUARDO CESARDespués de la exposición Revolución genómica, que estuvo en cartelera entre febrero y julio, el Pabellón Armando de Arruda Pereira del Parque Ibirapuera, en São Paulo, alberga hasta diciembre una muestra más del Museo Americano de Historia Natural. Ahora es el turno de la vida, las teorías y el universo de uno de los más grandes científicos de todos los tiempos, el físico alemán radicado en Estados Unidos Albert Einstein (1879-1955). Inaugurada en Nueva York en 2002 y vista por más de dos millones de personas en varios países, la exposición Einstein presenta objetos personales, fotos, copias de cartas y manuscritos del padre de la Teoría de la Relatividad. El Instituto Sangari, responsable de la venida de la exposición, espera una presencia de entre 300 y 400 mil visitantes solamente en la capital paulista. La muestra recorrerá varias ciudades brasileñas.

El derrotero de la exposición contempla diez bloques temáticos, en los cuales se mezclan aspectos biográficos y académicos del científico. La sección “Vida y tiempo” aborda la vida personal y la carrera de Einstein. En “Luz” el relieve es para una instalación que desafía a los visitantes a atravesar una sala cortada por haces de luz sin tocarlos – Einstein ganó el Nobel de Física de 1921 en reconocimiento a la explicación del efecto fotoeléctrico. El bloque “Tiempo” es dotado de instalaciones que exploran el concepto de relatividad del tiempo. “Átomos” contiene las ideas que abrieron las puertas de la física cuántica. En “Energía” la cuestión es la ecuación (E = mc2) con la cual Einstein dedujo la relación entre energía y masa. En el bloque “Gravedad”, una proyección cuya imagen se deforma con la gravedad de quien se aproxima a ella es usada para ilustrar la Teoría de la Relatividad General. “Guerra y paz” explota las preocupaciones pacifistas del científico en relación con el uso de la energía nuclear. “Ciudadano global” presenta el compromiso de Einstein contra la segregación y el antisemitismo y en la defensa de los derechos humanos. La sección “Legado” reúne los campos de investigación abiertos por los trabajos de Einstein, de la evolución del Universo a la tecnología.

Una fantástica mezcla étnica
Por último, el ala “Einstein en Brasil” narra su viaje a América Latina en 1925, expone objetos personales y muestra también un retrato pintado por Candido Portinari y un muñeco del Carnaval de Pernambuco representando al científico. Se presentan fragmentos de los diarios de Einstein, incluyendo anotaciones sobre su visita a Río de Janeiro: “Una fantástica mezcla étnica en las calles. Portugueses, indios y negros en todas las ochavas. Espontáneos como plantas, subyugados por el calor. Una experiencia increíble. Una indescriptible abundancia de impresiones en pocas horas”, escribió. De paso por el Jardín Botánico, hizo el siguiente comentario: “El problema que mi mente formuló fue respondido por el luminoso cielo de Brasil”. Se refería a una observación del eclipse solar registrada en la ciudad cearense de Sobral por un equipo de científicos ingleses. La observación mostró que la gravedad del Sol actuaba como una lente, desviando la luz de las estrellas distantes que aparecían en el cielo en posiciones diferentes que las originales. Era la confirmación de una previsión realizada por Einstein en el año 1916, corroborando la Teoría de la Relatividad Geral.

Las secciones “Átomos” y “Einstein en Brasil” son exclusivas de la versión brasileña de la muestra. Según el coordinador general de la exposición, Marcelo Knobel, docente del Instituto de Física Gleb Wataghin de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp) y director científico del Instituto Sangari, la exposición pasó por otras adaptaciones y agregados. “Los tableros interactivos fueron elaborados por el equipo brasileña. Asimismo, prácticamente todos los textos fueron recreados”, afirmó. “La exposición se orienta no solamente a quienes les gusta la física, sino también a aquéllos a quienes les interesa saber más sobre el mundo en que vivimos. La idea no es llevar al visitante a dominar los conceptos de la física, sino que salga con una cantidad aún mayor de preguntas, estimulado a saber más”, destacó Knobel. La comisión científica encargada de la adaptación estuvo integrada por Carmen Pimentel Cintra del Prado, del Instituto de Física de la Universidad de São Paulo (USP), Nelson Studart, del Departamento de Física en la Universidad Federal de São Carlos (UFSCar), y Alfredo Tomalsquim, director del Museo de Astronomía y Ciencias Afines (Mast), de Río de Janeiro.

Escuelas y grupos de estudiantes podrán concertar visitas monitoreadas por educadores. La exposición ofrece un curso gratuito para docentes, en el cual se suministran aportes teóricos para la preparación de las visitas con los alumnos y para el trabajo en clase. En el trayecto de la muestra se armaron dos Laboratorios del Aprendizaje, en los cuales los estudiantes podrán participar en actividades que abordan algunos de los conceptos presentados. Uno de los laboratorios permite ver, con la ayuda de microscopios, el movimiento browniano, una evidencia experimental de la existencia de los átomos descrita por Einstein en 1905. En el otro laboratorio se exploran las propiedades de la luz, mediante experimentos de espectroscopía óptica.

En colaboración con el Instituto Sangari, la revista Pesquisa FAPESP es responsable de la programación cultural paralela a la exposición. Serán charlas y debates con físicos e investigadores de otras áreas. Los sábados habrá mesas redondas con el tema “El tiempo en dos tiempos”. En ellas, un físico y un investigador de diversas áreas de humanas hablarán sobre la noción del tiempo en su especialidad. En la serie “Mucho más allá de la relatividad”, los domingos, físicos y escritores especializados en física, brasileños y de otros países, abordarán aspectos poco conocidos sobre la vida, el contexto histórico o la obra de Einstein. Las charlas y los debates sucederán en el auditorio adjunto a la exposición, los sábados a las 15 horas y los domingos las 11. Tan pronto como sea definida, la programación será anunciada en la dirección www.revistapesquisa.fapesp.br. A partir de noviembre, Pesquisa FAPESP contendrá artículos sobre las charlas y los debates, cuyas versiones enteras también estarán disponibles en el sitio de la revista.

Republicar