Imprimir Republicar

Difusión

El Biota va a la escuela

Conferencias que aportarán conocimiento sobre la biodiversidad a alumnos y docentes de la enseñanza media

Exposición Biomas de Brasil, presentada durante la Conferencia Río+20, en el mes de junio de 2012: la idea consiste en trasladar la muestra sobre la biodiversidad por varios municipios

Giuseppe Bizzarri/ FolhapressExposición Biomas de Brasil, presentada durante la Conferencia Río+20, en el mes de junio de 2012: la idea consiste en trasladar la muestra sobre la biodiversidad por varios municipiosGiuseppe Bizzarri/ Folhapress

En el año 2013, la educación será el principal objetivo del Biota-FAPESP, un programa de investigación sobre la biodiversidad del estado de São Paulo que dio comienzo en 1999. Un encuentro que convocó a los líderes del programa en la sede de la FAPESP, a finales del mes de noviembre pasado, anunció un conjunto de actividades de investigación y difusión del conocimiento que se ejecutarán durante el transcurso de este año, entre las cuales se incluye un ciclo de conferencias gratuitas destinadas a docentes y alumnos de enseñanza media. También están programados el relanzamiento de una exposición sobre biomas brasileños y la producción de material didáctico y de apoyo a la biodiversidad. “Desde que se renovó el apoyo de la FAPESP al programa, en 2009, el tema educativo se tornó una prioridad en nuestro plan estratégico”, dijo Carlos Joly, docente de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp) y coordinador del Biota-FAPESP.

El Biota-FAPESP (Programa de Investigaciones en Caracterización, Conservación, Recuperación y Uso Sostenible de la Biodiversidad del Estado de São Paulo) involucra a unos 1.200 profesionales de diversas áreas, todos ellos dedicados al estudio de la taxonomía, fisiología de paisajes, mapeo de biomas, conocimiento químico-biológico y uso sostenible de la biodiversidad paulista. En su primera década de existencia, obtuvo 82 millones de reales en inversiones aportadas por la FAPESP, promovió más de un centenar de proyectos de investigación y generó avances en el conocimiento, tales como la identificación de 1.766 especies (1.109 microorganismos, 564 vertebrados y 93 vertebrados) y 640 productos naturales registrados en una base de datos, más allá de la publicación de más de 1.145 artículos científicos, 20 libros, 2 atlas y diversos mapas que comenzaron a encauzar políticas públicas. También formó a 190 magísteres, 120 doctores y 86 posdoctores. Actualmente, el estado de São Paulo cuenta con seis decretos gubernamentales y 13 resoluciones que estipulan las directrices del programa. Las 10 patentes depositadas por investigadores del BIOprospecTA, la red Biota de Bioprospección y Bioensayos, muestran que el programa  también buscó colaborar con el sector productivo.

MCPINo obstante, se adeuda un trabajo más intensivo en la difusión del conocimiento generado para los ciudadanos y, especialmente, para los jóvenes estudiantes, que ahora será uno de los objetivos del programa. “La precariedad en la enseñanza de ciencias en Brasil resulta preocupante y el Biota-FAPESP, siendo un programa de investigación consolidado, posee una vocación natural  para colaborar en la formación de nuestros estudiantes de enseñanza media”, dijo la profesora Vanderlan Bolzani, del Instituto de Química de la Unesp en Araraquara y miembro de la coordinación del Biota-FAPESP. “Como científicos, tenemos una gran responsabilidad con la sociedad y el país, y considero que es nuestra misión generar acciones que motiven a los niños y adolescentes a tomar el conocimiento científico no como una obligación curricular, sino como un instrumento fascinante para descubrir el mundo en el que habitan”, afirmó. La experiencia de Bolzani con la serie de conferencias sobre el Año Internacional de la Química, en 2011, en colaboración con Pesquisa FAPESP, sirvió como estímulo para esta idea.

Habrá nueve conferencias gratuitas dirigidas a profesores y estudiantes programadas para 2013. En ellas se presentarán conceptos y valores relativos con el área de la biodiversidad, con el objetivo de presentar el estado del arte sobre biodiversidad en un lenguaje comprensible para un público heterogéneo. Las disertaciones serán grabadas y su contenido estará disponible en el portal del Biota y en el portal de la FAPESP. Otra idea consiste en adaptar una exposición sobre los biomas de Brasil, que forma parte de la Conferencia Río+20. La muestra recorrerá la capital paulista y ciudades del interior.

MCPIPliegos para investigaciones
En el encuentro que anunció las estrategias del Biota-FAPESP para 2013, una propuesta una propuesta del pliego para el llamado a la presentación de propuestas sobre educación y biodiversidad fue presentada por la profesora de la Facultad de Educación de la Universidad de São Paulo (USP) Martha Marandino y por Érica Speglich, docente de la Unesp Rio Claro. La convocatoria será anunciada al comienzo de este año. El objetivo consiste en estimular el desarrollo de proyectos en educación y comunicación que interactúen con la base de datos del Biota-FAPESP.

Se anunciarán otros dos llamados a la presentación de propuestas según informó Joly. Una de ellas será mediante un convenio con la Secretaría de Medio Ambiente del Estado de São Paulo y trabajará con escenarios de conservación de la biodiversidad en áreas prioritarias para las próximas décadas. “Ésa fue una demanda de la secretaría para planificar el desarrollo del estado teniendo en cuenta los impactos de la expansión de las ciudades, de la red de infraestructuras ‒especialmente las rutas, ductos y líneas de transmisión– y del agrobusiness sobre áreas que se consideran prioritarias para la conservación”, dijo Joly. La llamada restante será en colaboración con un proyecto financiado por el Fondo Global para el Medio Ambiente (GEF, según su sigla en inglés) para restaurar la biodiversidad y los stocks de carbono en la cuenca del río Paraíba do Sul. “Idealmente, nos gustaría reconectar Serra do Mar con Serra da Mantiqueira, restableciendo importantes corredores biológicos. Esto se hará de modo tal para aumentar la estabilidad de las laderas, reduciendo el riesgo de deslizamientos, y protegiendo vertientes y cursos de agua, aumentando la disponibilidad y mejorando la calidad de los recursos hídricos”, añadió Joly.

Republicar