Imprimir Republicar

Sostenibilidad

Chips biodegradables hechos de madera

Chip elaborado con nanofibrilla de celulosa y recubierto con resina sobre una hoja

YEI HWAN JUNG/UNIVERSIDADE DE WISCONSIN-MADISONChip elaborado con nanofibrilla de celulosa y recubierto con resina sobre una hoja YEI HWAN JUNG/UNIVERSIDADE DE WISCONSIN-MADISON

Un chip compuesto de celulosa ‒la fibra presente en la madera– y desarrollado en la Universidad de Wisconsin-Madison, en Estados Unidos, fue la solución que brindaron investigadores en un artículo publicado en la revista Nature Communications el pasado 26 de mayo para el creciente problema del desecho de circuitos integrados obsoletos. Un chip convencional está compuesto fundamentalmente por una capa de soporte donde se ubica el procesador, responsable del funcionamiento de la computadora. Los investigadores de Wisconsin, en colaboración con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, cambiaron dicha capa, normalmente elaborada con metal, por fibras de celulosa a escala nanométrica llamadas de nanofibrillas de celulosa (CNF, por sus siglas en ingles). Como la madera puede contraerse o expandirse en función de la humedad del aire, recubrieron el polímero natural con resina epoxi, lo que resultó en un material más resistente al agua. La idea del grupo de investigadores al proponer esta solución es reemplazar la mayor cantidad de procesadores y chips por material biodegradable o incluso su reaprovechamiento. Para demostrar la factibilidad de esta técnica, utilizaron un sustrato de madera para crear un chip de 5 por 6 milímetros, con 1.500 transistores de arseniuro de galio, el material estándar empleado en la industria electrónica para la fabricación de circuitos integrados. Según los científicos, el prototipo tuvo un desempeño similar a los circuitos integrados que se usan actualmente.

Republicar