Imprimir Republicar

SALUD

Tres novedades sobre la fiebre amarilla

La vacuna producida en Bio-Manguinhos, Río de Janeiro, ahora se aplica en dosis fraccionadas

Léo Ramos Chaves

Hay una buena noticia y dos preocupantes sobre la fiebre amarilla. La buena es que un test que se realizó en la República Democrática del Congo apuntó que la dosis fraccionada de la vacuna, que se elabora en el Instituto de Tecnología en Inmunobiológicos Bio-Manguinhos, en Río de Janeiro, activó la producción de anticuerpos contra el virus causante de la enfermedad en niveles similares a los de la dosis estándar. La dosis fraccionada contiene 0,1 mililitro (ml), la quinta parte de la que se usaba anteriormente en las campañas de vacunación. Científicos de Estados Unidos analizaron muestras de sangre de 716 personas vacunadas en 2016 en Kinsasa, la capital del Congo. De las mismas, 705 desarrollaron anticuerpos contra el virus (New England Journal of Medicine, 14 de febrero). En el mes de enero, el Ministerio de Salud de Brasil resolvió adoptar la dosis de 0,1 ml para inmunizar a 20 millones de personas en São Paulo, Río de Janeiro y Bahía e intentar contener la epidemia de fiebre amarilla silvestre actual. Una noticia que generó inquietud es que el virus puede permanecer activo por más tiempo del que se creía en el organismo de quien lo contrae. En un estudio coordinado por los virólogos Edison Durigon, Paolo Zanotto y Danielle Oliveira, de la Universidad de São Paulo, la investigadora Carla Barbosa identificó el virus en la orina y en el semen de un hombre casi un mes después de haberse infectado (Emerging Infectious Disease, 1º de enero). El resultado sugiere que el período de transmisión puede extenderse más allá de lo esperado. Otra noticia preocupante: en el mes de febrero, científicos del Instituto Evandro Chagas, en el estado de Pará, informaron que detectaron el virus de la fiebre amarilla en ejemplares del mosquito Aedes albopictus capturados en 2017 en áreas rurales del estado de Minas Gerais. No se sabe si esa especie –emparentada con el Aedes aegypti, que transmite la enfermedad en el ciclo urbano– transmite el virus a los seres humanos.

Republicar