Imprimir Republicar

Especial

Experimentos con terapias y drogas

Los bioterios cuentan ahora con mejores condiciones de trabajo

Los experimentos con animales son útiles para que los investigadores prueben futuras técnicas terapéuticas y medicaciones. Por eso, los bioterios de los centros de investigación donde se crían y mantiene las cobayas fueron también reformados con partidas del Programa de Infraestructura. “Antes, todos los procedimientos con animales se realizaban dentro de los laboratorios y el olor era insoportable. Operábamos ratones en el medio del pasillo en una mesita improvisada, en un lugar por donde circulan decenas de personas”, recuerda la investigadora Helena Bonciani Nader, coordinadora del Instituto Nacional de Farmacología (Infar), de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp), que recibió cerca de 860 mil reales.

En el Laboratorio de Experimentación Animal del Infar, creado con recursos del Infra, el bioterio está siendo utilizado para el estudio del metabolismo hepático, con la investigación de la acción de las calicreínas – enzimas envueltas en los procesos de inflamación y coagulación – , después depuradas en el hígado. Otras líneas de estudio también se beneficiarán, como el estudio de las plantas medicinales, de acción de varios fármacos y de las proteínas envueltas en el proceso de trombosis. “Reformamos el espacio para recibir el bioterio, compramos estanterías y jaulas metabólicas y equipos necesarios para aislar los diferente linajes de los animales”, cuenta Helena. La mayor parte de los estudios requiere cobayos, especialmente los ratones de laboratorio.

Traumas e hipertensión
Parte de los cerca de 720 mil relaes destinados por la FAPESP a las investigaciones del Instituto del Corazón (Incor), del Hospital de Clínicas de la USP, se aplicó en la adecuación del bioterio para ser utilizado por los investigadores de los grupos de choque, hipertensión, acondicionamiento físico, biología vascular y aterosclerosis y cirugía torácica. “Ahora, el Incor puede decir que tiene un bioterio dentro de los parámetros de un centro de investigación”, comenta Maurício da Rocha e Silva, jefe del Servicio de Fisiología Aplicada y responsable por el bioterio.

Además de las ventajas para la unidad de hipertensión y para otros grupos de estudio, el bioterio supuso beneficios para el proyecto temático del profesor Maurício da Rocha e Silva, que trabaja con fisiopatología de choque circulatorio. “Estudio las hemorragias graves causadas por traumas, para verificar cómo evolucionan y cuáles son los procedimientos iniciales que se deben aplicar”, explica. Los traumas con hemorragia son causados, sobre todo, por accidentes de automóviles y heridas criminales. Todas las experiencias se realizan en perros y ratones.

Araraquara
El campus de la Unesp en Araraquara renovó por lo menos dos de sus bioterios para investigaciones médicas, localizados en los departamentos de Ciencias Biológicas y de Principios Activos Naturales y de Toxicología, de la Facultad de Ciencias Farmacéuticas. La facultad recibió cerca de 2.13 millones del Infra.

El primer bioterio quedó a cargo de la profesora Deise Pasetto Falcão y atiende a 12 investigadores del departamento de Ciencias Biológicas, que incluye las secciones de microbiología, inmunología, salud pública y parasitología. Deise estudia una bacteria patogénica intestinal, la Yersinia sp, y prepara antisueros en conejos para estudio. “No teníamos bioterios. Los animales permanecían dentro de los laboratorios o en los sótanos de la facultad, en condiciones precarias y con alto riesgo de contaminación”, cuenta Deise.

El profesor Georgino Honorato de Oliveira, del Departamento de Principios Activos Naturales y Toxicología, utilizó una partida en la construcción de un bioterio que atiende a los laboratorios de farmacología, farmacognosia, toxicología y botánica. Este bioterio cuenta con una sala de monitoreo por video para estudios de comportamiento.

“El nuevo bioterio hizo posible el aumento del número de investigaciones y mejoró la calidad. También abrimos nuevas líneas, como trabajos de neurotoxicidad a plaguicidas, utilizando experimentos en gallinas”, explica.

Ribeirão Preto
En el Departamento de Biología Celular y Molecular y Bioagentes Patogénicos de la Facultad de Medicina de la USP en Ribeirão Preto, el profesor Eduardo Miguel Laicine utilizó las inversiones del Infra en la reforma total y modernización de un bioterio de mantenimiento y experimentación. “Todos los proyectos del departamento utilizan el bioterio. Después de la reforma, ya han sido publicados 19 trabajos, 18 de ellos en el exterior. Impacto que demuestra el aumento de calidad que tuvimos.”

La investigación que coordina, sobre la biología de los componentes glicoprotéicos del ojo (vítreo y acuoso) y del sistema muscular liso de la coroide del ojo, se realiza en conejos. “Este estudio puede ayudar a los transplantes de córnea y traer nuevas informaciones sobre las alteraciones del ojo provocadas por enfermedades como la diabetes”, explica. Otro estudio desarrollado en el bioterio aborda las modificaciones del comportamiento de miedo y defensa de los ratones frente a lesiones en el sistema nervioso central (SNC).

Para Reginaldo Ceneviva, profesor del Departamento de Cirugía y Anatomía, el nuevo bioterio trajo apoyo inestimable para las investigaciones de 40 docentes, útiles para los médicos del HC. “Docentes de los departamentos de clínica médica, ortopedia, ginecología, otorrinolaringología y oftalmología también utilizan los animales del bioterio. ”

Allí, las cobayas se usan para investigaciones relacionadas con enfermedades cardiovasculares, como aterosclerosis, transplantes de órganos, función hepática y varios tipos de tumores.

La Facultad de Ciencias Farmacéuticas y el Instituto de Química de la USP, en la capital, también pasaron a contar con un grande y moderno bioterio de cría, mantenimiento y experimentación. Uno de lo puntos más destacados son los estudios para la producción de medicamentos en la Fundación para el Medicamento Popular (Furp, sigla en portugués), que distribuye remedios para la red pública de salud, realizados por investigadores de Ciencias Farmacéuticas.

Republicar