Imprimir Republicar

Memoria

Las páginas del tiempo

El Instituto Nacional de Meteorología reúne 12 millones de documentos con los más antiguos registros climáticos de Brasil

Memoria_DadosInmetLa memoria del clima en Brasil comienza a cobrar forma, como resultado de la recuperación del archivo de la Biblioteca Nacional de Meteorología. La primera parte de esta recuperación, que empezó hace tres años, fue relativamente fácil: consistió en restaurar y organizar casi 20 mil libros y publicaciones antiguas, algunos de la época del Imperio, ahora accesibles electrónicamente. La segunda parte es de mayor envergadura: se trata de digitalizar y ampliar el uso 11.736.387 documentos con las primeras observaciones meteorológicas de Brasil. Estos registros de las variaciones diarias de temperatura, lluvia, viento, presión, humedad y luminosidad en todo el país desde comienzos del siglo XIX (1813) aún se encuentran en forma de cuadernos, libros y miles de hojas con tablas, gráficos y apuntes, muchos en precario estado de conservación, en centenas de carpetas de papel en la sede del Instituto, en Brasilia, y en las unidades de Manaos, Belém, Salvador, São Paulo y otras ciudades del país.

Memoria_JequieInmetEsta documentación incluye raridades, como las descripciones del clima de Brasil en los años de 1813 y 1814, posiblemente las más antiguas del país, publicadas en Londres por la revista O Patriota, y además da a conocer a observadores del tiempo como Alberto Leal, comisario de tierras y minas de Jequié, Bahía (la imagen adjunta). El recabado sistemático de datos empezó en 1827, con la creación del Observatorio de Río de Janeiro, actual Observatorio Nacional, que publicó los Anais meteorológicos [Anales meteorológicos] desde 1851. “Estos datos constituyen la verdad terrestre sobre el clima en Brasil y son fundamentales para dar respaldo realista a los estudios de simulaciones sobre las tendencias del clima en Brasil”, dice Antonio Divino Moura, director del Instituto Nacional de Meteorología (Inmet). Según Moura, los datos históricos son importantes también para dar más consistencia y detallar los actuales modelos de simulación del clima, que reflejan el clima con razonable precisión solamente en escala global.

Moura pretende iniciar la digitalización de los documentos este mismo año, cuando el instituto celebra un siglo de su fundación. No será tarea sencilla, pues además de crear imágenes digitales de cada página, será necesario verificar manualmente los datos numéricos sobre variaciones de temperatura, lluvia y viento. El director estima que el proyecto de digitación de los documentos costará alrededor de 25 millones de reales y se extenderá durante al menos tres años de trabajo. “Si empezamos ahora este año”, dice, “en dos años obtendremos buenos resultados, con la posibilidad de hacer consultas directas, sin utilizar los documentos en forma física”.

Memoria_TabelaInmetEl Inmet centraliza la producción y la distribución de informaciones sobre el comportamiento del tiempo y el clima en Brasil desde que comenzó a funcionar, en 1909. Actualmente, las informaciones se relevan en 800 estaciones terrestres y se envían automáticamente de hora en hora por medio del satélite Brasilsat a la sede del instituto y por 42 estaciones de altura dispersas por el territorio nacional, y operadas conjuntamente con el Comando de la Aeronáutica. La página del Inmet en internet muestra los movimientos de las nubes sobre el país y las variaciones de las temperaturas máximas y mínimas, la presión, la pluviosidad y la dirección de los vientos en el transcurso del día, además de los pronósticos del tiempo para los siguientes cinco días en centenas de municipios brasileños.

Republicar