Prêmio CBMM
Imprimir Republish

Tecnociencia

Cuando el café es un veneno

Consumir café puede ser peligroso… para algunos insectos. Un grupo encabezado por el agrónomo Paulo Mazzafera, de la Universidad Estadual de Campinas, extrajo de dos especies de café –la Coffea arabica, plantada comercialmente, y la Coffea racemosa– proteínas del tipo de las leguminas, y las incorporó a la dieta del gorgojo del fríjol. Bastaron dosis bajas, similares a las encontradas en los granos de café, para que la proteína duplicase la mortalidad de los insectos y afectase el crecimiento de sus larvas (Journal of Agricultural and Food Chemistry). Para que este conocimiento dé origen a un insecticida, se hace necesario ahora entender cómo funciona la acción tóxica de esas proteínas y descubrir por qué otro insecto, el barrenador del café, logra atacar a ambas especies de café estudiadas. La Coffea racemosa, no domesticada, se defiende mejor y puede ayudar en este trabajo. Y los amantes de un cafecito que no se preocupen: el torrado elimina el efecto tóxico.

Republish