guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

Ciencia del suelo

Lodo de desagüe

El uso del suelo no siempre da lugar a un nuevo sistema ecológico sostenible, sea de cultivos o de pasturas. Así, los suelos utilizados intensamente y de forma inadecuada son llevados a la degradación. En tal sentido, el trabajo intitulado “Uso de lodo de desagües en la reestructuración de suelo degradado”, de Fabiana da Silva de Campos y Marlene Cristina Alves, de la Universidad Estadual Paulista, tuvo como objetivo estudiar la influencia del lodo de desagües en la recuperación de propiedades físicas de un latosuelo rojo degradado, cultivado hace 2,5 años con eucalipto (Eucalyptus citriodora Hook) y braquiaria o pasto peludo (Brachiaria decumbens) en el municipio de Selvíria (Mato Grosso do Sul). El delineamiento experimental utilizado fue en bloques casualizados con seis tratamientos y cuatro repeticiones. Los tratamientos fueron: (1) vegetación de Cerrado; (2) suelo expuesto sin tratamiento para recuperación; (3) suelo cultivado con eucalipto  y braquiaria sin uso del lodo de desagüe y abono mineral; (4) suelo cultivado con eucalipto y braquiaria con abono mineral; (5) suelo cultivado con eucalipto y braquiaria con uso de 30 Mg ha-1 de lodo de desagüe; y (6) suelo cultivado con eucalipto  y braquiaria con uso de 60 Mg ha-1 de lodo de desagüe. En las capas del solo de 0,00-0,05; 0,05-0,10; 0,10-0,20; y 0,20-0,30 m, se estudiaron las propiedades físicas del suelo: macroporosidad, microporosidad; porosidad; y densidad del suelo. En la braquiaria se evaluaron las materias verde y seca, y en el eucalipto, la altura promedio de planta y el diámetro a la altura del pecho. Se concluyó que el suelo estudiado está sendo recuperado mediante los tratamientos estipulados. Entre ellos se destacan los tratamientos con la utilización del lodo, que influyeron en las propiedades físicas del suelo, brindaron más rendimiento de materia verde y seca de braquiaria y promovieron un mayor crecimiento de las plantas de eucalipto. El crecimiento vegetal, la densidad del suelo, la porosidad total y la macroporosidad fueron los mejores indicadores de la recuperación del suelo.

Revista Brasileira de Ciência del Solo – Tomo 32 – nº 4 – Viçosa – jul./ago. 2008

Republicar