Imprimir Republish

Tecnociencia

Los pájaros urbanos cantan diferente

La polución sonora no perturba solamente a las personas. También por ella los pájaros modifican sus cantos, aparentemente en respuesta al ruido de coches y bocinas, según concluyeron Hans Slabbekoom y Ardie den Boer-Visser, de la Universidad de Leiden, en Holanda. Ellos compararon los cantos de carbonero común (Parus major) encontrados en diez grandes ciudades europeas a los de representantes de la misma especie que viven en selvas próximas. Y observaron que las melodías usadas por las aves urbanas para atraer a sus parejas y defender territorios son más cortas. Vieron que los pájaros urbanos, tal como las personas, parecen tener prisa: cantan más rápido que los parientes de los bosques. Los cantos son también más agudos – y así se sobreponen a los ruidos  de baja frecuencia como el del tránsito. Un estudio anterior de ese grupo ya había mostrado que las aves urbanas usan menos notas graves en regiones de la ciudad en que el nivel de barullo es mayor. Esa versatilidad puede explicar el éxito del chapim-real en adaptarse a las ciudades. El descubrimiento  fortalece la hipótesis de que la variedad de sonidos de los animales puede ser modelada por el ambiente.

Republish