Imprimir Republicar

Tecnociencia

Antidepresivos en la defensa

Los antidepresivos más usados, que ya habían sido asociados a los intentos más frecuentes de suicidio, pueden alterar el sistema inmunológico de un modo que todavía no se entiende claramente. “Observamos una forma de comunicación entre las células de defensa que sólo se encuentra entre las neuronas”, dijo Gerard Ahern, investigador de la Universidad de Georgetown, Estados Unidos, y coordinador de un estudio publicado en la revista Blood y comentado en Nature Reviews Immunology. Su grupo verificó que las células dendríticas, una de las primeras células accionadas cuando el organismo es tomado por microorganismos, liberan la serotonina, que activa las células T, un tipo de célula de defensa. Los antidepresivos que mantienen la serotonina en circulación, conocidos como Prozac, Zoloft y Aropax, deben cambiar los parámetros de activación de las células T. Aún no se sabe si ese efecto beneficia o perjudica la lucha contra los virus y las bacterias.

Republicar