Guia Covid-19
Imprimir Republish

Carta de la editora | 106

Codo a codo con la sociedad

Es posible que algunos todavía piensen que las respuestas, y principalmente las indagaciones cruciales de las ciencias se formulan en laboratorios aislados del mundo de los mortales comunes, en algún lugar tantas veces negativamente asociado a inexpugnables torres de marfil. Si fuera así, con seguridad lo serían en un número cada vez menor, porque la sana difusión de la cultura científica poco a poco va mostrando que se produce conocimiento científico y tecnológico en bien equipados laboratorios, pero también en las calles, en las escuelas, en los centros de salud, en los hospitales, en resumen, en medio del bullicio de la vida social común y corriente. Esta edición de Pesquisa FAPESP tiene la suerte de mostrar en la práctica, con dos hermosos artículos que se disputaron su portada, ambas situaciones.

Empecemos entonces por el artículo que se destaca en la tapa y muestra, a partir de la página 24, los resultados de algunos de los más exitosos proyectos del Programa de Investigación en Políticas Públicas, en campos tan diversos como la salud, la educación, los suministros y las finanzas municipales, entre otros. Dicho programa, iniciado por la FAPESP en 1998, cuenta actualmente con 221 proyectos en andadura, y tiene el objetivo de estimular la concreción de sociedades entre universidades e institutos de investigación, por un lado, y de organismos del sector público y del tercer sector, por otro, contemplando la solución de problemas concretos y significativos que perturban la vida cotidiana de los ciudadanos. Dicho sea de paso: estimularlas al estilo propio de la Fundación, es decir, por medio del financiamiento a proyectos de investigación. En dicho texto, la editora de política Claudia Izique y el editor especial Fabrício Marques, los autores del artículo, muestran con lujo de detalles cómo, basándose en el análisis directo de determinados problemas, in situ, en diálogo con otros actores sociales, y con el apoyo de las herramientas de la investigación científica, los expertos pueden extraer del propio problema las soluciones que lo superan. O de qué manera un problema, las inundaciones en una ciudad, por ejemplo, puede constituir el punto de partida para la solución de un segundo problema: el suministro de agua en la ciudad. Se trata de un relato acerca de cómo crear conocimiento en contacto con la sociedad, orientando al mismo tiempo nuevas soluciones para antiguas cuestiones.

El segundo artículo al que nos referimos se refiere a una nueva generación de fibra óptica: las llamadas fibras fotónicas que, tal como informa la periodista Simone Biehler Mateos a partir de la página 70, tanto abren perspectivas para el incremento de la capacidad de las redes de telecomunicaciones como pueden promover mejoras en equipos de astronomía, relojes de precisión y equipos de diagnóstico por imágenes, entre otras cosas. Lo que entra en escena en este caso es la creación de una tecnología de vanguardia, que en Brasil es actualmente el objeto de estudio de algunos grupos de investigación de São Paulo, tales como aquellos que forman parte del Centro de Investigación en Óptica y Fotónica de Campinas.

Es recomendable también la lectura del artículo sobre un nuevo compuesto a base de prostaglandinas, que destruye las placas de grasa depositadas en las arterias (en la página 49), entre otros textos que no se destacan aquí debido a la necesidad absoluta de comentar dos novedades. La primera de ellas es que, excepcionalmente, publicamos un artículo de un científico: el físico Roberto Salmeron, a propósito de los 50 años del Centro Europeo de Investigaciones Nucleares (CERN), que constituye una clase magistral sobre física de partículas. Y la segunda es que el 12 de diciembre debuta en Rádio Eldorado el programa Pesquisa Brasil, fruto de una sociedad entre esta revista y la emisora. Es una contribución a la difusión de la cultura científica (en la página 37), y con ella ayudaremos también a los investigadores a adentrarse aún más en el cuerpo a cuerpo con la sociedad, en este caso representada por los oyentes de Eldorado, ya que éstos podrán enviar sus indagaciones a la producción del programa, para que los científicos les den respuestas.

Feliz Fin de Año para todos.

Republish