Imprimir Republish

Infraestructura

Colecciones multiplicadas

El programa FAP-Libros de la FAPESP destina 33,9 millones de reales a la adquisición de 165 mil títulos de bibliotecas

La FAPESP ha anunciado los resultados de la sexta convocatoria del programa FAP-Libros, que brinda apoyo a la compra de libros, e-libros y publicaciones en diversos tipos de soportes de medios, y apunta a actualizar los archivos de las bibliotecas vinculadas a universidades e instituciones de investigación públicas y privadas del estado de São Paulo. El monto total de las propuestas recomendadas fue de R$ 33.923.638. Como dicho total era superior a los 25 millones de reales previstos en la convocatoria, la Dirección Científica de la FAPESP recomendó y el Consejo Técnico-Administrativo aprobó una suplementación de 8,9 millones de reales. “De esta forma será posible brindar un fuerte apoyo a las 175 propuestas que calificaron y hacer factible la adquisición de aproximadamente 165 mil títulos destinados a las bibliotecas de 175 instituciones de investigación del estado de São Paulo”, destacó Carlos Henrique de Brito Cruz, director científico de la FAPESP. En el llamado anterior, de 2006, se distribuyeron alrededor de 130 mil títulos.

Participaron en esta convocatoria bibliotecas de instituciones cuyos investigadores elevaron solicitudes de distinta índole a la FAPESP y obtuvieron apoyo durante el período 2003-2009. El FAP-Libros forma parte del apartado “Apoyo a la Infraestructura de Investigación” del presupuesto de la Fundación, que tiene por objeto hacer posible la adquisición de los libros necesarios para el desarrollo de proyectos de investigación en bibliotecas de acceso público de instituciones que contaron con investigadores que llevaron adelante sus trabajos mediante ayudas y becas de la FAPESP durante los últimos años. Las propuestas se analizaron considerando los beneficios para el desarrollo científico y tecnológico del estado y la capacitación de las instituciones implicadas.

034-035_FAP livros_170La Universidad de São Paulo (USP) encabeza la lista de entidades con las mayores concesiones en montos, con un valor recomendado de R$ 11.008.064. Le sigue la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp), con R$ 9.245.884 y luego la Universidad Estadual Paulista (Unesp), con R$ 3.883.893 (vea en el recuadro). El mayor volumen de solicitudes y concesiones se destinó a propuestas de las áreas de ciencias humanas y sociales, que percibieron 17 millones de reales. Las publicaciones adquiridas actualizarán las colecciones de bibliotecas vinculadas a instituciones de educación superior e investigación. Luego de la adquisición, las obras deberán obligatoriamente formar parte del archivo de la biblioteca de cada institución y estar disponibles para su acceso público. Según Marta Valentim, a cargo de la Coordinación General de Bibliotecas (CGB), que congrega a 32 bibliotecas de la Unesp, la regularidad de los llamados del programa FAP-Libros lleva a que los investigadores se movilicen para tomar parte en ellos. “La comunidad se prepara para apuntar el material bibliográfico necesario”, sostiene. “Las universidades tienen presupuestos para el desarrollo de las colecciones de sus bibliotecas, pero los valores son pequeños si se los compara con las bibliotecas extranjeras; por eso el FAP-Libros es importante, pues ayudar a da cuenta de una demanda que no es totalmente atendida”, dice.

De acuerdo con Sandra Nitrini, directora de la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias Humanas (FFLCH) de la USP, la FAPESP contempló casi en su totalidad la solicitud de dicha unidad en el ámbito del FAP-Libros. Actualmente, la Biblioteca Florestan Fernandes de la FFLCH cuenta con más de 860 mil títulos. Con la reciente convocatoria del programa FAP-Libros, se agregarán otros 29.382. “Los llamados del FAP-Libros contribuyen al constante proceso de complementación de esta colección, lo que asegura el mantenimiento de su nivel y su calidad, como así también la posibilidad de que esté disponible una colección cada vez más rica y actualizada, un factor imprescindible para el avance y  para la producción de conocimiento en humanidades”, dijo Sandra. La directora comenta que la colección generó excelentes impresiones en el proceso de evaluación externa por el que pasó la facultad. “Los docentes extranjeros, uno de la Universidad de Lisboa y otro de la École Normale Supérieure de París, fueron los que más se impresionaron. Los brasileños, que ya la conocían, no dejaron de registrar también el reconocimiento al valor de nuestro archivo, que dispone también de libros raros”, afirmó.

Nádia Farage, directora del Instituto de Filosofía y Ciencias Humanas (IFCH) de la Unicamp, dice que la actualización del archivo de la biblioteca de la institución tiene un impacto que va más allá de la investigación y de la enseñanza en la universidad. “Somos una biblioteca pública, e investigadores de distintos lugares del país llegan acá para consultar obras de nuestra colección”, afirma. La sugerencia de obras para el programa, dice Nádia, responde a las necesidades de los nueve programas de posgrado del instituto. “Gracias al FAP-Libros, nuestro archivo está bastante actualizado y dispone de lanzamientos recientes del mercado editorial internacional. No es una biblioteca de grandes cantidades, pues lo que queremos es diversidad y no volumen”, afirmó. Según Michael Hall, coordinador de la biblioteca y docente del IFCH, la reciente convocatoria del FAP-Libros fortalecerá la investigación del instituto en diversas áreas, con relieve para la de historia del arte y la de filosofía moderna, y en temas relacionados con África y América Latina. “La recomendación de obras para la convocatoria es siempre un gran evento en nuestro instituto”, dice Hall.

Republish