guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

MERCADO DE TRABAJO

Con una sólida formación

Un estudio realizado por Oxford Economics revela que los profesionales especializados marcarán la diferencia en 2020

Para el final de esta década habrá una diversidad jamás vista en los lugares de trabajo. Varias generaciones estarán trabajando juntas, con diferentes capacidades, experiencias, hábitos y motivaciones. Eso es lo que revela un estudio llevado a cabo por Oxford Economics, una consultora ligada a la Universidad de Oxford, en Inglaterra, en colaboración con SAP, una empresa alemana desarrolladora de software empresarial, denominado Workforce 2020. Según dicha investigación, la demanda de capacidades avanzadas en tecnologías, tales como software para análisis de datos y en nube, crecerá en todo el mundo, y en Brasil no será diferente. Los datos indican que habrá una mayor demanda de profesionales especializados en esa área, con sólida formación académica, a ejemplo de lo que ya ocurre ahora. Maestrandos y doctorandos son los profesionales más requeridos para cubrir vacantes como desarrolladores de software.

La investigación se realizó con 2.718 ejecutivos y 2.872 empleados de empresas de varios sectores de 27 países, durante el segundo trimestre de 2014. Entre los entrevistados en Brasil, el 58% de los empleados respondió que las compañías en las cuales trabajan proveen las herramientas adecuadas para ayudarlos a evolucionar y mejorar su desempeño profesional. Sin embargo, el 53% de ellos esperan estar aptos en herramientas analíticas en el futuro, en comparación con tan sólo un 22% que dicen poseer hoy esa competencia.

El estudio incluso muestra que las empresas en Brasil enfrentarán una crisis de talentos en el mercado de trabajo. A juicio de los entrevistados que participaron en la investigación, entre los cuales se encuentran ejecutivos de empresas de varios sectores, los cinco cambios principales que afectan el futuro del mercado de trabajo brasileño son: dificultad para reclutar profesionales con aptitudes básicas (66%), globalización de la oferta de mano de obra (58%), mayor cantidad de empleados estacionales-temporales (56%), aumento del número de consultores (55%) y envejecimiento de la mano de obra (50%). La investigación también señala que hay una gran discrepancia entre lo que piensan patrones y empleados con respecto a una remuneración competitiva: el 70% de los empleados la señalan como el punto de mayor valor en términos de beneficios e incentivos, mientras que el 35% de los ejecutivos citan a ese punto como algo que la empresa provee ampliamente.

Como en otras regiones del mundo que también participaron de la investigación, los ejecutivos brasileños parecen no comprender muy bien a la generación millennials, o generación Y ‒nacidos entre los años 1980 y 2000‒, altamente conectados a las nuevas tecnologías. En uno de los apartados abordados en la investigación, el 56% de los empresarios entrevistados sostuvo que los millennials desean contar con mayor feedback sobre el trabajo, frente al 40% de los entrevistados de esa generación.

 

 

Republicar