guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

Estrategias

Cooperación brasileña con el Nobel de Química

Premio Nobel de Química, otorgado a los estadounidenses Robert Lefkowitz y Brian Kobilka, fue festejado por una investigadora brasileña

1 L.A. CICERO 2 ARQUIVO PESSOAL

El Nobel de Química Brian Kobilka brindó su apoyo a las investigaciones de Patricia Chakur Brum, de la USP1 L.A. CICERO 2 ARQUIVO PESSOAL

El anuncio de los ganadores del Premio Nobel de Química, otorgado el mes pasado a los estadounidenses Robert Lefkowitz, de la Universidad Duke, y Brian Kobilka, de la Universidad Stanford, fue festejado por una investigadora brasileña que mantiene una productiva colaboración con Kobilka. Patricia Chakur Brum, docente de la Escuela de Educación Física y Deporte e investigadora del laboratorio de Fisiología Celular y Molecular del Ejercicio de la Universidad de São Paulo (USP), realizó un doctorado en Stanford entre 1999 y 2001, en el grupo de Kobilka, con una beca concedida por la FAPESP, y también contó con el apoyo del mismo para su proyecto en el marco del programa de la FAPESP Jóvenes Investigadores en Centros Emergentes, entre 2003 y 2007.

Kobilka aportó los ratones knockout para receptores adrenérgicos que Chakur utilizó en su investigación sobre la contribución de la hiperactividad nerviosa simpática en la insuficiencia cardíaca (lea en Pesquisa FAPESP, edición nº 79). Ella utilizó ratones con inactivación génica de dos receptores que regulan los latidos cardíacos, los receptores alfa 2a y alfa 2c adrenérgicos.

Los ratones KO presentaban hiperactividad simpática similar a la de los humanos, lo que derivó en insuficiencia cardíaca grave y un 50% de mortalidad a los 7 meses de edad. “Kobilka me ayudó mucho y siempre lo visito cuando voy a Stanford”, dice Chakur, quien hasta el mes de septiembre se desempeñaba como una de las coordinadoras del área de Salud de la FAPESP y actualmente atraviesa un período sabático en la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología.

El Nobel se otorgó en reconocimiento al trabajo con receptores acoplados a las proteínas G, que permiten al cuerpo percibir su entorno y adaptarse a nuevas situaciones. En 1970, Lefkowitz descubrió el primer receptor de ese tipo. Durante la siguiente década, comenzó a buscar el gen responsable de la construcción de ese receptor y contrató al joven Brian Kobilka como ayudante.

Republicar