Imprimir Republish

Tecnociencia

Desarme para vivir

Cada 12 minutos muere una persona asesinada en Brasil, según estima la Organización Mundial de la Salud. El trabajo liderado por Maria de Fátima Marinho de Souza, de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo, muestra que reprimir el uso de armas de fuego parece ser eficaz para disminuir esa cifra (Health Affairs). Al analizar el número de muertes e internaciones por heridas de arma de fuego en el período 1996 – 2005, el equipo verificó un descenso en ambos índices luego de instaurarse las medidas para el desarme: en octubre de 2003 el gobierno promulgó leyes para aumentar el control de las armas y en julio de 2004 se tomaron nuevas medidas, inclusive incentivos para que la población entregase sus armas de fuego a la policía. Pero el efecto no fue homogéneo en todo el país, la reducción de la mortandad fue del 2,1% en la Región Sur y del 20,1% en la Región Sudeste. La Región Norte, contrariamente a la tendencia nacional, aumentó en un 1,1% el número de muertes por causa de armas de fuego. Disminuyó también en general el número de internaciones, sobre todo los causados por accidentes involuntarios con armas, aunque las regiones Nordeste y Sur no siguieron esa tendencia. Los investigadores consideran que esa variación se debe al grado de vigilancia e inversión de cada estado en pos de lograr el desarme de la población.

Republish