Prêmio CBMM
Imprimir Republish

Medicina

Diagnóstico en red

El Instituto Nacional del Cáncer crea un banco de tumores

El Instituto Nacional del Cáncer (Inca) está implantando un Banco Nacional de Tumores y ADN, que podrá utilizarse en investigaciones sobre el perfil genético de tumores. El proyecto cuenta con 4 millones de dólares de la Fundación Swiss Bridge, que financiarán la creación de una red para extracción y el procesamiento de muestras de tejidos, sangre y datos clínicos, y con recursos de la Financiadora de Proyectos (Finep) para los inversiones en infraestructura.

El Programa Genoma Clínico, financiado por la FAPESP -que desarrolla nuevas formas de diagnóstico y tratamiento del cáncer-, mantiene un banco de tumores al cual tienen acceso científicos de 18 grupos de trabajo afiliados. El Hospital del Cáncer A. C. Camargo, de São Paulo, también dispone actualmente de más de dos mil muestras de tumores almacenadas en su banco de tumores destinado a la investigación.

La red del Inca estará integrada por 20 centros médicos universitarios de todo el país. Los mismos serán seleccionados con base en su potencial de reclutamiento de pacientes y en la disponibilidad de personal para el diagnóstico, la extracción y el procesamiento de datos. “Una parte del centro de investigación del Inca está siendo refaccionada para dar lugar al banco de tumores y ADN”, comenta Eloiza Helena Tajara, de la Facultad de Medicina de São José do Rio Preto y del equipo del Inca.

Los equipos de estos centros de investigación serán capacitados por el Inca para asegurar una adecuada ejecución de todos los protocolos. Todos los pacientes que concuerden en participar en el proyecto firmarán un término de consentimiento, corroborando que han sido informados. El Banco Nacional de Tumores y ADN, según explica Tajara, permitirá el desarrollo de estudios en el área de marcadores de diagnósticos y terapéuticos en muestras representativas de la población brasileña, ya que los centros de investigación que integrarán la red están distribuidos en las cinco regiones brasileñas. Asimismo, estandarizará e informatizará procedimientos de extracción de muestras, de recabado de datos clínicos y de seguimiento de pacientes, que podrán servir de modelo para la ejecución de conductas hospitalarias de rutina.

Tendrán acceso al banco de tumores científicos cuyos proyectos de investigación hayan sido evaluados y aprobados por un comité externo, que se encuentra en fase de constitución. Dicho banco estará abierto a los investigadores durante los próximos 12 meses. El cáncer es la segunda causa de muerte en importancia en Brasil. Los investigadores del Inca consideran que los factores genéticos y ambientales influyen no solamente sobre las diferencias en las tasas de incidencia, sino también sobre las características genéticas de los diversos tipos de neoplasias.

Sin embargo, muchos eventos relacionados con la aparición de tumores cancerosos siguen siendo desconocidos y, de manera general, pocos marcadores moleculares asociados a un grupo de neoplasias se utilizan en la práctica médica. “El conocimiento referente a las causas de estos tumores es fundamental para mejorar la atención de los pacientes, y tiene un gran potencial de impacto sobre los programas de prevención y evaluación de riesgo”, explica Eloiza.

Republish