guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

Tecnociencia

El trastorno compulsivo y el temor a Dios

Un estudio publicado en la revista Behavior Research and Therapy (en julio de 2002) mostró que permanece todavía sin explicación la relación entre la religión y los trastornos del comportamiento. Investigadores de las universidades de Parma y de Padova, ambas en Italia, indicaron que, entre los grupos de personas con mayor religiosidad, los católicos son los más propensos a padecer el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), especialmente si tuvieron una educación religiosa severa en la infancia. El TOC se caracteriza por pensamientos obsesivos (ideas, imágenes, sonidos, frases, recordaciones, dudas o impulsos) usualmente desagradables y acompañados de aprehensión y angustia. Aun considerándolos absurdos, el paciente no consigue ignorarlos. Son clásicos los casos en los que la persona lava sus manos innumerables veces por día, sin motivo.

Las causas de este problema, que afecta millones de personas en todo el mundo, aún son oscuras. Se sabe apenas que factores genéticos, la educación y traumas emocionales tienen implicaciones en el problema. La novedad de este estudio reside en el descubrimiento de que los católicos presentan más síntomas de TOC – además de un ya conocido sentimiento de culpa exacerbado. Fueron comparadas monjas y sacerdotes con una comunidad laica de católicos y con otros individuos sin compromiso religioso. Los sujetos con alto grado de religiosidad, especialmente los católicos, relataron los más graves síntomas del disturbio. Para la psiquiatra Lynne Drummond, del Hospital Saint George de Londres, el estudio es poco esclarecedor. Drummond cree que el TOC aparece en aquéllos que presentan predisposición genética para ello. Pero dice que muchos pacientes con el trastorno admiten haber recibido una educación excesivamente rigurosa.

Republicar