Guia Covid-19
Imprimir Republish

temáticos

Filosofando en portugués

Cuatro grandes proyectos de la FFLCH de la USP discuten de Aristóteles a Habermas

La FAPESP aprobó a comienzos de octubre el financiamiento de un proyecto en el área de filosofía. En ese sentido, nada fuera de lo corriente. La Fundación tan solo hizo lugar a una demanda del sector. Pero sucede que, con dicho proyecto, el Departamento de Filosofía de la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias Humanas de la Universidad de São Paulo cuenta ahora con tres proyectos en la categoría de los llamados temáticos, que tienen como principal característica la gran amplitud de su radio de estudio, cuyo impacto es también significativo.

En razón de su importancia, esa modalidad de investigación exige un investigador responsable con gran experiencia, el plazo de conclusión del trabajo puede llegar hasta a cuatro años y no hay un límite presupuestario mínimo. Más allá de esos tres proyectos temáticos, un cuarto, llevado adelante en el Centro Brasileño de Análisis y Planeamiento (Cebrap), cuenta también con la coordinación de un profesor del mismo departamento de la USP.

Los coordinadores de los actuales proyectos temáticos tienen en común la experiencia y el placer de trabajar colectivamente. Marilena Chaui, responsable del proyecto aprobado más recientemente, es uno de los mejores ejemplos de dicha práctica. “Nuestro temático es producto del trabajo de un grupo de especialistas en la filosofía del siglo XVII que ya existe hace diez años”, dice la profesora. “Para este proyecto específico, existe un apoyo recíproco entre los investigadores, pero el mismo no interferirá en el contenido individual de cada trabajo”.

Chaui resalta que los trabajos individuales resultantes del proyecto podrían existir sin éste, pero no serían tan maduros y profundos sin el apoyo que brindan las discusiones colectivas. Es decir, el grupo no es una condición de trabajo, pero el hecho de llevar adelante el trabajo en grupo es importante para cada uno de sus integrantes. Se puede decir que ese mismo razonamiento vale para los demás proyectos temáticos en el área de filosofía.

El proyecto coordinado por Marilena Chaui estudiará la relación entre la razón y la experiencia en el nacimiento de la modernidad. Para tal fin, una de las perspectivas de análisis llevadas a adelante por los investigadores consiste en poner en duda la presunción, que viene desde Hegel, de que existiría una división entre empirismo y racionalismo, toda vez que el pensamiento clásico tiene como una de sus improntas el racionalismo. El propio grupo concluyó que la totalidad de los pensadores del siglo XVII es racionalista; como Spinoza, por ejemplo. El proyecto reúne a 19 investigadores.

Pese a que los coordinadores de los temáticos de filosofía son de la USP, hay profesores de otras universidades involucrados directamente en el proyecto. Una parte importante de ellos es de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp), pero también hay investigadores de universidades de Río Grande do Sul, Santa Catarina, Paraná, Río de Janeiro y Bahía. Para Marco Zingano, coordinador del proyecto temático Ética y Metafísica en Aristóteles, el circuito de coloquios sobre filosofía se ha intensificado en Brasil en los últimos diez años.

“Creo que existe un esfuerzo en el sentido de generar una interacción mayor, que ya se da en las áreas de ciencias naturales”, afirma Zingano. Acostumbrado a los trabajos en conjunto, Zingano considera ideal la concepción de proyecto temático. “La idea de nuestro temático es estudiar la filosofía antigua desde una entrada principal, que es Aristóteles”, dice el investigador. “Es también una manera de fortalecer los estudios en filosofía antigua, ya que hasta ahora no existían grupos especialmente organizados para ello”.

Masa crítica
En el caso de Pablo Mariconda, coordinador del proyecto Estudios de Filosofía e Historia de la Ciencia, los proyectos temáticos abrieron la posibilidad de institucionalizar aquello que ya existía. “Pese a que la introspección en las humanidades es también un estilo de trabajo, siempre ha habido investigadores dispuestos a estudiar juntos el mismo tema”, dice. De acuerdo con Mariconda, actualmente existe una masa crítica mayor y una presión a favor de la continuidad de los trabajos considerados importantes en filosofía. El temático de Mariconda aborda las revoluciones científicas a partir de los siglos XVI y XVII, y el impacto de las ideas de Isaac Newton sobre las ciencias físicas y biológicas durante el siglo XVIII. “Ahora estamos trabajando con evolución darwiniana y física cuántica, por ejemplo”. El grupo congrega a 15 personas, tres de las cuales son profesores asociados de otros estados.

Otra interesante experiencia en marcha entre los cuatro temáticos ligados a Filosofía de la USP es la del Cebrap. El proyecto Moral, Política y Derecho: Una Investigación Basada en la Obra de Jürgen Habermas, coordinado por Ricardo Terra (USP) y Marco Nobre (Unicamp), trabaja con grupos de la Facultad de Derecho de la USP. Como característica singular en la organización del proyecto despunta el hecho de que éste tiene su sede en el Cebrap, es coordinado por profesores de filosofía y cuenta con investigadores del área de derecho, que tienen como directores de sus respectivas investigaciones a profesores de la Facultad de Derecho y no de la de Filosofía. “Es un proyecto con muchas aperturas.”

El estudio, que congrega a alrededor de 30 investigadores, partió de la constatación de que existen dos polos fundamentales para la democracia: la economía y el derecho. “El derecho es el gran transformador del movimiento social en las democracias”, explica Terra. “Si las reivindicaciones no se transforman en leyes, las conquistas permanecen en parte limitadas”. El aspecto jurídico tiene una gran fuerza, pues es también la herramienta más utilizada para resolver todo tipo de disputa.

Republish