Guia Covid-19
Imprimir Republish

Política C&T

Los límites para innovar

Según el IBGE, la compra de maquinarias y equipos es la principal inversión tecnológica de las empresas

BRAZLas industrias brasileñas invirtieron un 3,84% de su facturación en innovación tecnológica en 2000, de acuerdo con la Investigación sobre Innovación Tecnológica (Pintec, sigla en portugués), divulgada por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). De las 70 mil empresas industriales con diez o más personas ocupadas y consultadas, un 31,5% había implementado innovaciones de productos y/ o procesos entre 1998 y 2000. De esas 70 mil empresas, un 6,3% innovó en productos, un 13,9% en procesos de producción y un 11,3% en productos y procesos. El porcentaje de empresas que crearon fue del 17,6%. Entre éstas, solamente un cuarto presentó las novedades en el mercado nacional.

Pero, para el 76,6% de las empresas, la principal actividad innovadora se traduce en la compra de maquinarias y equipos, independientemente del tamaño de la empresa. La compra de máquinas en el total de los gastos en innovación disminuye en razón inversa al porte de las empresas, pero aun así, representa más del 40% en esa categoría. Esta conclusión se refleja en los resultados de la investigación intitulada “La Industria y la Cuestión Tecnológica”, patrocinada por la Confederación Nacional de la Industria (CNI) y la Financiadora de Estudios e Proyectos (Finep), divulgada al inicio de agosto.

La inversión de las empresas en máquinas con más tecnología contribuye a la innovación de procesos. “Con todo, y aun representando una parte importante de la actividad innovadora, la compra de equipos no reemplaza en general a la actividad de creación de conocimiento, denominada genéricamente Investigación y Desarrollo (I&D)”, observa Carlos Henrique de Brito Cruz, rector de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp). Brito, un estudioso de la cuestión de la Innovación, observa que, sin actividades de I&D empresariales, no será posible desarrollar la economía brasileña.

La Pintec identificó a 41,6 mil personas ocupadas en I&D en las empresas consultadas, de las cuales la mitad tenía formación superior. Constató también que el 48,84% de ese personal se dedicaba exclusivamente a I&D, mientras que el 51,16% se dedicaba a ello solo parcialmente. De acuerdo con Brito, el número de personas con nivel superior involucradas en I&D muestra que se realizan muy pocas actividades de creación de conocimiento en las empresas en Brasil. “Sobre un universo de 70 mil empresas, hay menos de una persona con nivel superior en cada empresa abocada a crear conocimiento. Es muy poco”, concluye.

Metodología internacional
En orden decreciente, la segunda y la tercera actividades innovadoras en elranking de la Pintec son complementarias con la compra de máquinas tecnológicamente más avanzadas: son éstas, respectivamente, la capacitación, de acuerdo con el 59,06% de las empresas consultadas, y los proyectos industriales, según la evaluación del 44,08%. En el polo opuesto, con menor relevancia, se encuentra la adquisición de conocimiento externo, no incorporado a las máquinas.

Esta investigación, realizada por primera vez en Brasil, es producto de una asociación del IBGE con la Finep, dependiente del Ministerio de Ciencia y Tecnología, y será actualizada cada tres años. La misma utiliza una metodología aplicada internacionalmente, lo que permite comparaciones con el desempeño de los países de la Unión Europea, Canadá y Australia, entre otros. El índice de innovación de las empresas brasileñas es muy similar al de España, en donde un 34,8% de éstas invierten un 1,86% en el desarrollo de nuevos productos y procesos. Allí también los gastos se concentran en los apartados de máquinas y equipamientos (41,28%).

Los sectores industriales que más han innovado, según la Pintec, llegando a índices superiores al 60%, han sido el de fabricación de máquinas para oficina y equipamientos de informática (un 68,5%), el de material electrónico básico (un 62,9%) y el de artefactos y equipamientos de comunicaciones (un 62,1%), entre otros, que igualmente se caracterizan por su rápida incorporación de conocimientos técnicos y científicos, por ejemplo. Los índices más bajos fueron encontrados en los grupos de actividades extractivas, excepto en los sectores de fabricación de celulosa y otras pastas (un 51,8%) y de refinación de petróleo (un 39,4%).

La Pintec también constató que el número de empresas que hacen I&D en carácter ocasional supera al de las que invierten en forma permanente. En el primer caso se encuentra la gran mayoría de las empresas con hasta 99 personas ocupadas; y en el segundo, la gran mayoría de las empresas con cien empleados o más. La primera conclusión indica que, cuanto mayor es la empresa, más se invierte en I&D en forma permanente. Mientras que en franja de menor tamaño tan solo el 27,8% realiza I&D sistemáticamente, en las mayores empresas, dicho porcentaje es del 79,9%.

En la gran mayoría de las empresas consultadas por la Pintec sostienen que implementan innovaciones para mantener su participación de mercado (el 79,60%), para ampliar esa participación (un 71,02%) o para mejorar la calidad de sus productos (el 78,27%).

Republish