Guia Covid-19
Imprimir Republish

Medicina

Más daños por el humo

El cigarrillo perjudica el funcionamiento y los músculos del corazón

6d9ca1ef46a2b82d4f6da2f95d46363f1c98b3a4_1200-630Miguel BoyayanLos efectos del humo del cigarrillo no se restringen a los más conocidos, tales como el aumento del riesgo de infarto y de cáncer de pulmón, laringe y boca. Investigaciones recientes con animales de laboratorio, realizadas en la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp) y en la Universidad Estadual Paulista (Unesp) con sede en la localidad de Botucatú, muestran que ese humo puede ser todavía más pernicioso, sobrecargando y endureciendo el músculo cardíaco, el miocardio, a punto tal de deformar el corazón y alterar su funcionamiento. Otro estudio, de la Universidad de São Paulo (USP) en Ribeirão Preto, indicó que el humo, actuando sobre las células de la nariz, impide la formación de los cilios que filtran las impurezas del aire que ingresan por las narinas.

Los experimentos en animales ayudan para evaluar con precisión los riesgos para la salud en los 20 millones de fumadores de Brasil, el equivalente a 16% de la población mayor de 18 años, quienes tal vez ya no puedan fumar en espacios públicos en el estado de São Paulo a partir de agosto, de acuerdo con una ley aún en debate. Varios estudios han demostrado que las personas expuestas al humo del cigarrillo presentan un mayor riesgo de desarrollar sinusitis crónica y, también, que la exposición al humo del cigarrillo empeora la evolución de pacientes operados de sinusitis crónica, comenta Edwin Tamashiro, quien detalló las alteraciones del humo sobre el desarrollo de los cilios en un artículo publicado en abril en la revista American Journal of Rhinology and Allergy. Otros estudios sirven como alerta, tales como el realizado en la Unifesp demostrando que la práctica de ejercicio físico puede intensificar los daños provocados por la exposición al humo del cigarrillo, en lugar de impedirlos, como era esperado.

Las repercusiones del tabaquismo sobre las arterias coronarias del ser humano, son más drásticas y con efectos más veloces que las verificadas sobre el miocardio, comenta el cardiólogo Paulo Tucci, profesor de la Unifesp. Tucci explica de ese modo por qué los otros efectos son menos conocidos y menos estudiados, pero no por ello menos preocupantes. Cada año, alrededor de 5 millones de personas la mitad de ellas en los países en desarrollo mueren en todo el mundo debido a las más de 50 enfermedades asociadas con el hábito de fumar cigarrillos, visto actualmente como una forma de dependencia química y psicológica. La niebla blanquecina que ayudó a componer el estilo de Humphrey Bogart en Casablanca, de Rita Hayworth en Gilda y de tantos otros personajes en el cine, es el resultado de la combinación de cerca de 4 mil sustancias tóxicas, entre las cuales 250 son perjudiciales para el organismo, y 50, específicamente cancerígenas.

Para conocer mejor los efectos del humo del cigarrillo y prever lo que podría pasar también en el organismo humano, los investigadores someten a ratones al efecto del humo del cigarrillo durante horas en cámaras cerradas. En un ratón normal, el diámetro de la cavidad del ventrículo izquierdo aumentó y la capacidad de contracción del corazón disminuyó, dice Sérgio Paiva, investigador de la Unesp de Botucatú, basándose en resultados de experimentos obtenidos en 2003. Estas alteraciones empeoran en animales sometidos a un infarto agudo de miocardio. Los animales infartados que tuvieron que respirar mucho humo de cigarrillos presentaron dilatación en la aurícula y ventrículo izquierdo, las cavidades del corazón que bombean sangre oxigenada para todo el cuerpo. En principio, no se trataría de nada grave, ya que el lado izquierdo del corazón de las personas que practican deporte con regularidad también es más voluminoso que el de las personas sedentarias. El problema reside en que los daños son más amplios y más profundos en el caso de los ratones, principalmente los que tuvieron que practicar alguna actividad física y respirar mucho humo de cigarrillo.

Siguiendo estudios más detallados, con cuatro grupos de ratones (el de control, el de entrenados, que tuvieron que nadar dos horas por día, el de fumadores, que respiraron durante dos horas diarias en la cámara con el humo de 40 cigarrillos, y el de entrenados fumadores), el corazón se reveló más pesado y el miocardio con menor velocidad de contracción y relajación en el grupo de los entrenados fumadores, en comparación con el grupo de control. Los entrenados fumadores también presentaron una reducción del 50% en la fuerza de los músculos papilares, que controlan la válvula mitral, que impide el reflujo de la sangre del ventrículo hacia el atrio o aurícula izquierda. Asimismo, en estos animales, el volumen del núcleo de las células del miocardio prácticamente se duplicó, indicando un aumento en la síntesis del ADN.

Todavía no está claro por qué el ejercicio físico amplió, en lugar de impedir, tal como se esperaba, los efectos del humo del cigarrillo una de las posibilidades es que la hipertrofia del corazón pueda ser una respuesta conjunta de los estímulos generados por el ejercicio físico y el humo de cigarrillos. Hubo avances, no obstante, en las hipótesis respecto de los mecanismos de acción del humo. Para el corazón, dice Tucci, el gran villano parece ser el monóxido de carbono. Residuo del humo de cigarrillo y también del escape de automóviles y combustión industrial, el monóxido de carbono (CO) actúa en dos maneras sobre la hemoglobina, la molécula que distribuye el oxígeno para todas las células del cuerpo. El CO se une con mayor facilidad que el oxígeno a la hemoglobina, ocupando así el espacio que correspondería al oxígeno (cada molécula de hemoglobina logra transportar cuatro átomos de oxígeno por vez). Además, aumenta la afinidad del oxígeno por la hemoglobina; en consecuencia, la hemoglobina no soltará el oxígeno tan fácilmente al pasar por las células.

Una vez en el interior de las células del miocardio, en la medida en que más humo de cigarrillo recorre las vías respiratorias y promueve la unión del oxígeno con la hemoglobina, ocurren alteraciones en las proteínas que intervienen en la acción de los iones de calcio, que regula la contracción de los músculos cardíacos. La contracción del miocardio será menor cuanto menos cantidad de calcio ingrese en la célula, dice Tucci, quien demostró en 2006 la asociación directa entre la cantidad de calcio iónico y los latidos cardíacos (lea Los canales del corazón, revista Pesquisa FAPESP, edición nº 122). Como resultado de esas alteraciones, el corazón pierde capacidad de bombeo de sangre hacia el cuerpo.

Mais-danos-da-fumaça-2-167x300Miguel BoyayanEn los ratones infartados, por lo tanto, con insuficiencia cardíaca, la sangre venosa, que llega a los pulmones rica en gas carbónico, congestionará los capilares sanguíneos cercanos al pulmón e incluso rebalsará hacia los alvéolos pulmonares, que deberían contener solamente aire, en lugar de intercambiar enseguida gas carbónico por oxígeno y volver a circular. En el organismo de quien fuma, dice el investigador de la Unifesp, el volumen de sangre retenido en el pulmón y en el corazón, que equivale normalmente al 5% del total en circulación en el organismo, puede alcanzar un 25%. Como resultado de esa congestión, el oxígeno que llega a los pulmones con el aire tardará más tiempo para entrar en el circuito sanguíneo y alcanzar todas las células del cuerpo que lo necesitan para producir la energía que las mantiene vivas.

Los efectos sobre el embarazo
También por mediante el uso de las cámaras cerradas con paredes de vidrio, Débora Damasceno y su equipo verificaron en la Unesp de Botucatú que el humo de cigarrillo también puede perjudicar el desarrollo de los fetos, que nacen con peso por debajo de lo normal cuando las ratas preñadas respiran continuamente aire con humo de cigarrillo. En un estudio publicado este año en la Reproductive BioMedicine Online, Maricelma Souza, bajo su dirección, observó que la placenta era mayor y los fetos nacían más pequeños como probable efecto separado y acumulativo de ambos problemas, la diabetes y la exposición prolongada al humo del cigarrillo. La mayor preocupación reside en que, aunque las ratas de la familia utilizada en esos experimentos sean muy resistentes, en 20 días ya presentaron daños, dice Débora. Es muy preocupante. Quizá las mujeres incluso tengan prejuicios mayores, aunque no se puede afirmarlo con certeza.

De los experimentos surgen nuevas hipótesis para verificar efectos todavía poco estudiados sobre el organismo femenino. Una de ellas, que comienza a ser examinada por el equipo de Débora, es que los componentes del humo del cigarrillo en especial el benzoalfapireno, cuyos daños al organismo comienzan a ser estudiados con mayor intensidad pueden actuar sobre las hormonas producidas por los ovarios y, de ese modo, constituir también en las mujeres, una de las causas de abortos naturales. De acuerdo con un estudio del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de Estados Unidos publicado en octubre de 2008, Brasil exhibe uno de los mayores índices de mujeres que fuman durante la gravidez (6,1%), luego de Uruguay (18,3%) y Argentina (10,3%).

Edwin Tamashiro también obtuvo resultados claros en la USP de Ribeirão Preto evaluando los efectos del humo del cigarrillo sobre las células con cilios que revisten las vías respiratorias, desde la nariz hasta los pulmones. Los cilios de las células del epitelio respiratorio son importantísimos para la defensa primaria del organismo, dice. Gracias al batido ciliar conseguimos depurar las impurezas y microorganismos que inhalamos todos los días. Tamashiro demostró in vitro que la exposición al humo de cigarrillo obstruye el proceso de formación de los cilios en las células en maduración, sugiriendo que el organismo podría tornarse más susceptible a infecciones causadas por virus y bacterias transmitidas por el aire.

Resultados aparentemente paradójicos sobre los efectos del tabaquismo, empero, son comunes. El equipo de Débora verificó que, tanto la diabetes como el tabaquismo, por separado, causan daños en el ADN de las crías de ratas expuestas al humo. En otro experimento, examinado el ADN de las crías de madres diabéticas y fumadoras, ella esperaba que los efectos se sumasen, pero no: los daños fueron menores. En ese caso es difícil imaginar qué aconsejarles a las mujeres embarazadas fumadoras, porque, tal como demuestran otros experimentos en animales, dejar de fumar en medio de la gravidez puede llevar al síndrome de abstinencia. Débora reconoce que la recomendación de las asociaciones médicas internacionales para que las mujeres eviten los daños del humo dejando de fumar o evitando respirar humo cinco años antes de embarazarse es un tanto inviable.

En la Unesp, Paiva notó en 2005 lo que denominó efecto paradójico del humo del cigarrillo: los ratones que respiraron mucho humo y luego sufrieron un infarto inducido presentaron mayor sobrevida que los del grupo control, que apenas habían sufrido infartos. Tal vez, el humo origine un pre condicionamiento contra la falta de oxigeno, protegiendo al corazón contra el mal peor, el infarto, que se aproxima, informa Paiva.

Un resultado inesperado provino de otro experimento: el betacaroteno, una sustancia que debería proteger al organismo contra enfermedades crónicas, eliminaba el efecto protector del cigarrillo. Capaz de eliminar residuos denominados radicales libres, el betacaroteno, encontrado en la zanahoria, en la papaya y en el mango, protegió el corazón de los ratones normales, de acuerdo con un estudio de 2006 en la Toxicological Sciences. En otro estudio, publicado en la revista Arquivos Brasileiros de Cardiologia en 2007, el betacaroteno agravó los daños del humo en el corazón de ratones que sufrieron un infarto agudo de miocardio inducido y luego fueron expuestos al humo de cigarrillos.

Los experimentos con animales de laboratorio son útiles porque ayudan a formular hipótesis sobre lo que puede suceder con las personas, pero tomarse con moderación porque, entre otras razones, ?lo que se hace es súper estimularlos y durante un corto lapso de tiempo, dice Tucci. Debemos considerar los resultados experimentales bajo una óptica no alarmista.

Los proyectos
1.
Efectos de la exposición al humo del cigarrillo y del suplemento dietario con betacaroteno sobre la comunicación intracelular en cardiomiocitos de ratones (nº 05/52568-4); Modalidad Apoyo Regular al Proyecto de Investigación; Coordinador Sergio Alberto Rupp de Paiva –  Unesp; Inversión R$ 110.885,88
2. Mecanismo de ajuste de la cinética del calcio en el miocardio seguida de dilatación ventricular súbita (nº 05/55980-3); Modalidad Apoyo Regular al Proyecto de Investigación; Coordinador Paulo José Ferreira Tucci –  Unifesp; Inversión R$ 91.736,88
3. Evaluación de la genotoxicidad en la preñez de ratas con diabetes de intensidad moderada (nº 06/06056-4); Modalidad Apoyo Regular al Proyecto de Investigación; Coordinadora Débora Cristina Damasceno – Unesp; Inversión
R$ 119.103,28

Artículos científicos
PORTES, L.A. et al. Swimming training attenuates remodeling, contractile dysfunction and congestive heart failure in rats with moderate and large myocardial infarctions. Clinical and Experimental Pharmacology & Physiology. v. 36, p. 394-399. 2009.
LIMA, P.H.O. et al. Levels of DNA damage in blood leukocyte samples from non-diabetic and diabetic female rats and their fetuses exposed to air or cigarette smoke. Mutation Research. v. 31, p. 44-49. 2008.
CASTARDELI, et al. Exposure time and ventricular remodeling induced by tobacco smoke exposure in rats. Medical Science Monitor. v. 14, p. 62-66. 2008.

Republish