Imprimir Republish

Especial

Más estudios y mejoras en la atención médica

Equipos elevan la productividad de hospitales

Los hospitales de clínicas de las facultades de Ciencias Médicas de la Unicamp y de Medicina de la USP, en São Paulo y Ribeirão Preto, desarrollan actividades de investigación y de atención. La adecuación de los laboratorios, complementada con la adquisición de equipos multiusuarios, está promoviendo un avance en las dos actividades. En la Unicamp, las áreas de medicina nuclear, oncología, neurología, nefrología, anatomía patológica y asistencia a la mujer de la facultad fueron directamente favorecidas con la compra de equipos de tecnología punta. En la USP de São Paulo, el programa amplió los recursos de la Unidad de Hipertensión del HC, que atiende millares de pacientes. En la USP de Ribeirão Preto, fueron las áreas de oncología, cardiología, gastroenterología y transplante de médula los que sacaron más provecho del Infra.

En la Facultad de Ciencias Médicas de la Unicamp los recursos del Infra – del orden de aproximadamente 5.7 millones de reales – fueron usados principalmente en equipos, que ya trajeron resultados beneficiosos para los investigadores y para la población de Campinas y municipios de la región.

El equipo del profesor Edwaldo Eduardo Camargo, director del Servicio de Medicina Nuclear, fue uno de los beneficiados. Tres nuevos equipos dieron nuevo ritmo al trabajo y se utilizan a tiempo integral para exámenes en los pacientes de HC y para el desarrollo de 13 proyectos de investigación de 27 científicos de las áreas de neurología, radiología y ortopedia. “De forma menos frecuente, los equipos también son utilizados por otros cien docentes de los departamentos de neumología, psiquiatría, nefrología y medicina de la mujer”, dice Camargo.

Avance en las investigaciones
En la cámara de cintilación híbrida PET/Spect se realizan tomografías con sustancias radioactivas emisoras de positrones (Positron Emission Tomography), para el diagnóstico de varios tipos de cáncer y de infarto en pacientes que sufren por miocardio hibernante. Este aparato utiliza una sustancia rara en el país, la flúor-desoxi-glicosa (FDG), marcado con flúor 18, producido apenas en el Instituto de Investigaciones Energéticas y Nucleares (Ipen, sigla en portugués), en São Paulo. “El aparato ayudó a transformar la Unicamp en uno de los centros de investigación y atención en radiología más avanzados del país”, celebra Camargo. El Servicio de Medicina Nuclear dispone de cuatro cámaras de cintilación, pero solo la nueva máquina permite el uso de FDG marcado con flúor 18. Anualmente son realizadas más de 12 mil cintilografías de corebro, corazón y pulmón en la universidad.

En el Centro de Atención Integral a la Salud de la Mujer (Caism) son realizadas cerca de 5.800 consultas por mes, en su mayoría de casos de complicaciones del embarazo. Con el nuevo aparato de Ultrasonido Bidimensional con Doppler Coloreado las imágenes permiten identificar lesiones en el útero y las condiciones del feto. Según el profesor Ricardo Barini, de Obstetricia, el Caism ya tenía tres equipos de ultrasonido, pero estaban obsoletos tecnológicamente y en malas condiciones de uso. Antes de este nuevo equipo, el Caism realizaba entre 800 y 1.000 ultrasonografías por mes. Ahora, además de ganar en calidad, supera la marca de 2 mil exámenes mensuales.

Un microscopio electrónico y un fotomicroscopio transformaron la rutina del Departamento de Anatomía Patológica, que pasó a ofrecer 400 exámenes por año. El fotomicroscopio es acoplado a un sistema de morfometría -un recurso antes inexistente en el departamento- y conectado a una computadora. El conjunto óptico del equipo realiza la medición exacta de las células contenidas en el área focalizada. “Con este nuevo recurso, fue posible ampliar la oferta de análisis y abrir nuevos campos de investigación”, garantiza Athanase Billis, profesor del departamento. “El único microscopio electrónico del HC, utilizado en estudios y para exámenes de rutina de pacientes con cáncer y enfermedades renales, estaba roto y permaneció casi tres años fuera de servicio”, revela Billis.

Transplante de médula
A los laboratorios de la Facultad de Medicina de la USP de Ribeirão Preto el Infra les aportó cerca de 4.6 millones de reales, destinados en parte a un equipo que redundó en mejoras para el sector de atención a pacientes con leucemia y en las investigaciones de transplantes de medula ósea en el Hospital de Clínicas. El investigador Júlio César Voltarelli, del área de Clínica Médica y coordinador del grupo de Transplante de Medula Ósea, pasó a contar desde 1995 con un citómetro de flujo FACS Vantage, que está siendo usado por cinco grupos de estudio. Este aparato es un avance más para realizar en los pacientes la técnica de sorting (separación de células para el análisis) de la medula ósea.

En el Departamento de Clínica Médica, un equipo produce imágenes nucleares de corazón y órganos del tubo digestivo. Según José Antonio Marin Neto, profesor de Cardiología, el aparato está causando un salto de calidad en los tratamientos de cardiología y gastroenterología. “Son realizadas marcas de órganos o de sangre con elementos radioactivos y, entonces, el paciente es examinado en el aparato, que permite visualizar la distribución de sangre en el interior del corazón, comprobar su funcionamiento y obtener diagnósticos de obstrucciones coronarias, duplicando la capacidad de atención”.

Investigación en el Incor
De los 720 mil reales destinados a los laboratorios del Instituto del Corazón (Incor), del Hospital das Clínicas de la Facultad de Medicina de la USP, una parte fue aplicada en la Unidad de Hipertensión de la División de Cardiología y Cirugía Cardíaca, dirigida por el científico Eduardo Moacyr Krieger. Éste se empeñó en renovar el área física de los laboratorios de fisiología humana y fisiología experimental y crear el laboratorio de biología molecular. “Todos se utilizan en estudios de hipertensión y sirven también para el atención de los más de 3 mil pacientes regularmente matriculados en la unidad”, dice.

Según Krieger, el número de pacientes beneficiados, de forma indirecta, es todavía mayor . “Las investigaciones realizadas acá se aplican rápidamente al tratamiento y sirven también a los médicos de otros hospitales de la red de salud que tratan hipertensos.”

En los laboratorios de la Unidad de Hipertensión se desarrollan estudios de epidemiología e investigaciones con miras al tratamiento, control de la enfermedad y aplicación de métodos en cirugías. “Las investigaciones se integran y abarcan estudios de biología molecular, experimentación animal y estudios clínicos en los pacientes”, explica Krieger.

Republish