Imprimir Republish

Tecnociencia

Medicina personalizada

Una proteína fabricada normalmente en el organismo, llamada cofilina, puede acercar a la medicina a algo que parece actualmente un sueño: diagnósticos más precisos y prescripciones a la medida para cada paciente, teniendo en cuenta aquello que funcionará mejor en cada caso. Un estudio coordinado por el bioquímico Fábio Klamt, de la Universidad Federal de Río Grande do Sul, demostró que la cantidad de cofilina detectada en el organismo puede ayudar a identificar a los pacientes que requieren un tratamiento más agresivo, qué fármacos usar y cuáles evitar en cada paciente de cáncer de pulmón de células no pequeñas, un tipo de cáncer que mata a alrededor de un millón de personas por año en el mundo.

En un estudio publicado en la revista Cancer, el grupo estudió muestras de tumores y descubrió que pacientes con niveles más altos de cofilina sobrevivieron a la enfermedad por menos tiempo. Personas que producen una cantidad mayor de esa proteína parecen ser naturalmente más propensas a la metástasis, probablemente porque la cofilina está vinculada al mecanismo responsable de la movilidad celular. El estudio mostró una asociación entre los altos tenores de la proteína y una resistencia a los medicamentos cisplatina y carboplatina, normalmente empleados en el tratamiento de este tipo de cáncer, lo que podrá indicarles a los médicos cuándo se hará necesario planear una terapia alternativa.

 

Republish