guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

Tecnociencia

Pequeños tubos elaborados en silicio y carbono

Investigadores de la Universidad de California en Berkeley han descubierto un nuevo medio de producción nanocables de silicio y nanotubos de carbono en el interior de microestructuras a temperatura ambiente (Applied Physics Letters, 24 de junio). Estos nanomateriales son filamentos ultramicroscópicos que prometen revolucionar la ciencia nanotecnológica, pues permitirían la fabricación de aparatos tales como ultrasensibles detectores de virus para uso en el organismo humano y sofisticados sensores óptico-electrónicos.

El proceso de producción se concreta a temperaturas que oscilan entre los 600° C y los 1.000° C. En una pastilla de silicio de 1 centímetro cuadrado, cubierta por una fina capa metálica, se provoca una reacción química que genera miles de millones de precipitaciones de nanotubos o nanohilos. La etapa más difícil es la del manipuleo y montaje en una placa de circuito electrónico. Este desafío fue vencido con la creación de dichos nanomateriales directamente en los circuitos de las placas.

Pero entonces el problema pasó a ser otro: cómo producirlos a altas temperaturas sin dañar los sensibles componentes microelectrónicos situados a una distancia equivalente a un décimo del espesor de un pelo. “Igual que en la resistencia de una tostadora”, responde Ongi Englander, coordinador de la investigación. “La corriente pasa por dentro del componente para generar calor”. Al dirigir la corriente hacia los puntos en los que deseaba crear los nanotubos o nanocables, los investigadores lograron calentar el área a 700° C, mientras que alrededor todo se mantenía en unos agradables 25° C.

Republicar