Guia Covid-19
Imprimir Republish

Carta de la editora | 189

Planes y peripecias

La presente edición de Pesquisa FAPESP tiene un carácter especial, pues inaugura el nuevo proyecto gráfico de la revista, en simultáneo con leves modificaciones en el proyecto editorial. Se trata de una evolución que apunta a responder a las recientes evaluaciones del consejo editorial y del comité científico de publicación, en el sentido de un perfeccionamiento con miras a tornar su lectura más amena y sencilla, sin ninguna concesión, empero, en lo que hace al rigor de la información y a la relevancia científica y periodística de los temas elegidos como objeto de los reportajes, noticias y comentarios.

Entre los aspectos más relevantes de este nuevo proyecto gráfico, cuya autora es nuestra joven editora de arte, la diseñadora Laura Daviña, de 29 años, con el auxilio de nuestra consultora Mayumi Okuyama, destaco la elección de una familia tipográfica que será usada en la totalidad de la revista, que le aporta una clara identidad y cohesión, así como el desarrollo de un tipo exclusivo de Pesquisa FAPESP para los títulos, un trabajo del diseñador Paulo André Chagas, supervisado por Laura en la caracterización de un diseño de letras que se armonizase entre las formas geométricas puras y las denominadas formas orgánicas. Remarco también, en el campo del lenguaje visual, el uso intensivo de la fotografía como fuente efectiva de información, la eliminación de los grafismos, o sea, de los elementos meramente decorativos que a veces “adornaban” la revista y el recurso recurrente de la infografía, en la que las fotografías o ilustraciones forman parte de una estructura narrativa. La tapa estará en sintonía con la concepción general del nuevo proyecto gráfico, aunque tuvimos el cuidado de preservar el logo de la revista muy similar al que se instituyó año tras año a los ojos de nuestros lectores. Para los amantes del diseño, muchos otros detalles del proyecto pueden ser consultados en nuestra página web.

En cuanto a lo que denominé como leves modificaciones editoriales, será posible observar que, más allá de haber creado nuevas secciones, concentramos prácticamente todas al comienzo de la revista. Ése es el caso de Wiki, respondiendo a las proposiciones de nuestros lectores, en la página 9, y Online, en la página 8, con pistas sobre nuestro sitio web. También está Datos y proyectos, en la página 10, que incluye las más recientes proyectos temáticos contratados por la FAPESP, aparte de un gráfico relevante para la cienciometría nacional, y de Buenas prácticas, en la página 11, que resalta casos internacionales relevantes del combate contra los los fraudes científicos. Ambas constituyen aportes directos de la Dirección Científica de la Fundación. Cabe decir también que renombramos la página 3, La imagen del mes, como Fotolab. Lo que buscamos con ello es mostrar hermosas imágenes del proceso de producción del conocimiento científico en Brasil; por eso estamos solicitando a los investigadores que nos remitan las fotografías más especiales de sus trabajos. Dejamos a la mirada atenta del lector la identificación de otros cambios.

Para finalizar, me gustaría comentar el reportaje de la portada de la presente edición, al respecto del efecto de la bradicinina en la transformación de las células madre en neuronas. El mismo fue el resultado de un recorrido plagado de peripecias, luego que constatamos, alrededor del día 15 de octubre, que la tapa programada para ese entonces, necesitaba ser reemplazada. Comenzó entonces nuestra caza de un tema de investigación relevante, con novedades de indiscutible interés periodístico y que pudiese ser bien desarrollado en pocos días. La lista de los proyectos temáticos de reciente conclusión en el sitio institucional de la FAPESP constituyó una buena guía. Luego de descartar por diferentes razones varias hipótesis, el día 21, nuestro editor de ciencia, Ricardo Zorzetto, propuso que fuésemos en busca del temático coordinado por Alexander Ulrich. Nos abocamos a esa sugerencia. Y en la tarde del sábado 22, él se encontraba en el hogar del investigador para entrevistarlo. Al salir de ahí tenía la certeza de que contábamos con un buen tema para la portada. A partir de ahí, debíamos leer diversos artículos, entrevistar a varios investigadores, recopilar los datos relevantes para una infografía y, finalmente, redactar el artículo. En función de dividir con él la tarea, el indicado fue el editor especial Carlos Fioravanti. Y de esa labor conjunta resultó un hermoso reportaje que muestra, a partir de la página 18, un avance muy interesante en los caminos de la diferenciación celular y de la formación de las todavía misteriosas neuronas humanas. ¡Buena lectura!

Republish