Imprimir PDF Republicar

CARTA DE LA EDITORA

Sobre el cerebro, el biocombustible y el carnaval

Esta es la primera edición especial de la revista Pesquisa Fapesp en lengua española. Reunimos aquí 18 de los más significativos reportajes publicados, en nuestras ediciones mensuales en portugués, entre noviembre de 2006 y septiembre de 2007, para llevar a los lectores hispanohablantes una visión amplia y multifacética de la producción científica y tecnológica de Brasil en ese período.

Con el propósito de seguir exactamente el mismo modelo editorial de nuestras ediciones normales, nos tomamos el cuidado de reproducir aquí reportajes relacionados con las investigaciones en las más diversas áreas del conocimiento, incluyendo las humanidades, así como textos esclarecedores sobre la actual política científica y tecnológica de nuestro país.

Cerca de la mitad de los artículos presentados trata sobre proyectos realizados en instituciones paulistas, apoyados por la Fundação de Amparo à Pesquisa do Estado de São Paulo, FAPESP, que es una de las más importantes agencias de fomento a la investigación con que cuenta Brasil; los demás, se refieren a proyectos realizados en otros estados. Tal proporción es un reflejo de la realidad nacional: São Paulo es el estado más rico e industrializado del país, tiene algunas de sus mejores universidades y responde por cerca de 50% de la ciencia que aquí se produce.

El objetivo fundamental de Pesquisa FAPESP, que en enero de 2008 llegó a la edición 143, con una tirada mensual de 35 mil ejemplares, es difundir la producción científica brasileña con propiedad y rigor, pero sin perder la claridad indispensable en toda publicación periodística. Ella se adecua perfectamente a la misión de la FAPESP, fundación pública creada en 1962 para apoyar la investigación científica y tecnológica en el Estado de São Paulo, así como para divulgar sus objetivos, procesos y resultados.

Esta edición especial trata de proyectos brasileños cuyos temas, sin embargo, no son ajenos a los lectores de cualquier parte del mundo. En verdad, son bastante conocidos. Es el caso de los experimentos de avanzada en neurociencia, desarrollados a la vez en el Instituto Internacional de Neurociencias de Natal, en Rio Grande do Norte, un estado pobre del Nordeste brasileño, y en la Universidad Duke, en Carolina del Norte, Estados Unidos.Nada menos que diez páginas de la revista se ocupan de los detalles de esa investigación que llama la atención de los más avanzados centros de neurociencia del mundo. Es el caso también de una terapia todavía experimental que asocia quimioterapia y células madre para tratar diabetes del tipo 1, resultado de experiencias de un grupo de investigadores de la Universidad de São Paulo (USP), campus de Ribeirão Preto, en el interior del estado. Vemos aquí una apuesta radical contra la enfermedad, que en el futuro podrá ser de extraordinario valor.

En São Carlos, otra ciudad del interior del Estado de São Paulo, los investigadores desarrollan equipamientos con diodos emisores de luz, los LEDs (sigla de light emitting diode).Hasta ahora, han sido creados un nuevo semáforo de tránsito, materiales para uso en el área médico odontológica, una mesa para estudios de fotobiología y un nuevo microscopio óptico. Estos equipos, resultantes de la investigación tecnológica, en su mayor parte ya pueden ser producidos comercialmente.

Los biocombustibles, asunto hoy prioritario en el frente tecnológico, desde hace muchos años son objeto de estudio en Brasil, con algunos excelentes resultados prácticos. Y aquí no sólo hablamos del etanol, el más conocido de ellos, sino también del biodiesel que, además, empieza a consolidarse en el país en términos de producción y distribución en plazas de abastecimiento. A propósito, la larga entrevista con el presidente de Petrobras, José Sérgio Gabrielli de Azevedo, publicada al comienzo, nos parece objeto de lectura indispensable – a pesar de haber sido realizada meses antes del descubrimiento del gran campo petrolífero de Tupy – dada la aguda visión estratégica del economista al examinar los desafíos de la cuestión energética para Brasil y para el mundo.

En el campo de las ciencias humanas, cabe destacar un reportaje relacionado con el Carnaval, la más popular fiesta brasileña. En particular, se trata de la gigantesca fiesta de Salvador de Bahia, donde todos los años, durante una semana al final del verano, se moviliza a más de un millón de personas por las calles de la primera capital de Brasil y se pone en marcha un inmenso aparato de organización festiva. Sin embargo, no se hacen elogios a la fiesta; al contrario, los intelectuales critican acérrimamente la injerencia autoritaria del gobierno, que crea una monstruosa “dictadura de la alegría”.
Deseamos a todos, pues, una agradable lectura…

Republicar