guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

Gobierno nacional

Una vía rápida

El "Decreto del Bien" acelera la implementación de medidas de estímulo a la innovación tecnológica

El Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCT) desistió de la idea de enviar al Congreso, mediante un proyecto de ley, las nuevas medidas de incentivo a la innovación. Por sugerencia de los ministros de Hacienda, Antonio Palocci, y Luiz Fernando Furlan, de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, las propuestas se incorporaron al decreto nº 252 – conocido como “Decreto del Bien” –, promulgado el día 15 de junio. El mismo aglutina acciones con el objetivo de perfeccionar la legislación tributaria e incentivar la inversión productiva, las exportaciones, el agronegocio, la inclusión digital y la innovación tecnológica.

De acuerdo con Francelino Grando, secretario de Desarrollo Tecnológico e Innovación del MCT, el decreto agiliza la reglamentación de la ley – que será publicada previo decreto presidencial – y hace posible la obediencia al principio de la anualidad, pues los incentivos entrarán en vigencia el 1º de enero del año que viene. “Si las propuestas llegasen al Congreso bajo la forma de proyecto de ley, recién se aprobarían a fin de año y no tendrían por lo tanto repercusión en el presupuesto de 2006”, justifica.

En el capítulo III del decreto, que aborda el incentivo a la innovación, uno de los destacados es el artículo 21, que permite que la Nación, por medio de las agencias de fomento, subvencione hasta el 50% de la remuneración de los investigadores empleados en actividades de innovación tecnológica en empresas. La estimación del MCT indica que ese estímulo generará un ingreso de mil másteres y doctores al sector privado en 2006. “Este instrumento no existía antes de manera tan clara, si bien que existían programas de becas en empresas”, comenta Carlos Henrique de Brito Cruz, director científico de la FAPESP.

Una de las “grandes ausencias” notadas por Brito es la falta de instrumentos de apoyo a las pequeñas y medianas empresas, la base fundamental del desarrollo de la tecnología empresarial. Brito también lamenta que el decreto no se refiera a los pedidos tecnológicos, “un instrumento ampliamente utilizado por países con los cuales competimos para estimular el desarrollo de tecnologías en empresas”.

Grando explica que la intención del MCT, al concebir las medidas que integrarían el proyecto de ley, era adoptar la subvención económica como principal mecanismo de incentivo. Pero el principal instrumento del decreto es el de la subvención múltiple del Impuesto a las Ganancias (IR) y la Contribución Social sobre las Utilidades Netas (CSLL). Como las pequeñas y medianas empresas en su mayoría se acogen al Simple – un impuesto simplificado para la declaración del Impuesto a las Ganancias y la Contribución Social sobre las Utilidades Netas, entre otros, creado en 1995 con el objetivo de impulsar una reducción de la carga tributaria –, terminaron de hecho no viéndose beneficiadas. “Sin embargo, el decreto  de reglamentación dirá que el foco de la subvención son las micro y pequeñas empresas”, adelanta.

Republicar