Imprimir Republicar

Ciencia

Víctimas del paso del tiempo

Investigadores perfeccionan los tratamientos contra el cáncer en perros, que son cada vez más longevos

eduardo cesar El pastor alemán: una de las razas más susceptibles al cáncereduardo cesar

Mejor tratados que nunca, con una alimentación especialmente balanceada, vacunas, fisioterapia y hasta seguimiento psicológico, los perros están viviendo cada vez más. Esto puede ser bueno para sus dueños, pero tal longevidad trae aparejado un problema: el aumento del riesgo de cáncer, hoy en día considerado como una de las principales causas de muerte entre los animales domésticos, ya que mata a más de la mitad de los perros y a un tercio de los gatos criados en los hogares norteamericanos. Éste es un problema que existe también en Brasil, país en donde viven cerca de 28 millones de canes (casi la mitad de la población canina de Estados Unidos) y 12 millones de gatos, que son considerados viejos – y más propensos a sufrir cáncer – una vez pasados los 7 u 8 años de edad.

Atentos a esta situación, investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias y Veterinarias (FCAV) de la Universidad Estadual Paulista (Unesp) de Jaboticabal crearon alternativas para tratar – siguiendo la tendencia mundial – y, en la medida de lo posible, curar a los animales domésticos acometidos por esta enfermedad, para los cuales hasta hace algunos años únicamente les restaba la salida del sacrificio. En lugar de la amputación, un procedimiento común en los casos de osteosarcoma, un tipo de tumor que responde por alrededor del 85% de los registros de cáncer óseo canino, el equipo de la Unesp demuestra que la viabilidad del implante de huesos en muchos casos, cuya eficiencia tiende a aumentar con el uso de nuevos materiales.

En un estudio publicado en marzo en Acta Cirúrgica Brasileira , un grupo compuestos por seis veterinarios de la Unesp sostiene la posibilidad de uso en Brasil de la resina poliuretánica de ricino como cemento para el implante de fragmentos óseos extraídos de donadores sanos y conservados en glicerina a temperatura ambiente. Este material reemplaza a otra resina, el polimetil metacrilato, que libera gases tóxicos, desprende calor (llega a 70° Celsius) y puede provocar arritmias cardíacas.

Cemento de hueso
Los resultados se basan en un experimento realizado con seis canes (cuatro machos y dos hembras) sin raza definida, en cuyas tibias (hueso equivalente a uno de los ubicados en la canilla de la pierna humana) se hizo el implante. Cinco de los seis animales tratados apoyaron la pata operada al día siguiente de realizarse el implante, y corrían normalmente pasado un mes y medio en promedio. En este estudio, la resina de ricino ?una masa de color blanquecino, utilizada para rellenar el injerto, ocupando así el lugar de la medula ósea retirada? dotó de una mayor resistencia a la fijación de la placa metálica que hace que el implante se adhiera al hueso original. Y no desencadenó procesos infecciosos, un resultado atribuido al buen estado de salud de los animales.

En otros estudios en los que se utilizaron los mismos procedimientos quirúrgicos, excepto con relación al cemento óseo, utilizado experimentalmente hace alrededor de seis años en Estados Unidos, un tercio de los animales tratados en promedio presentó infección. En el experimento realizado en la Unesp tampoco se notó la absorción de la resina ni su sustitución por un tejido óseo nuevo. Por actuar como bactericida, ésta dispensó el uso de antibióticos, imprescindibles al usar la resina anterior, el polimetil metacrilato.Tales evidencias representan indicadores positivos para que la resina de ricino sea utilizada como cemento óseo en mayor escala en el futuro en las clínicas veterinarias.

Pero, tal como recuerda Carlos Roberto Daleck, del equipo de la Unesp, el implante es una alternativa a la amputación únicamente cuando queda al menos la mitad del hueso – el osteosarcoma, que es más común en las razas de mayor porte, como el san bernardo o el dobermann, es un tumor bastante agresivo, que muchas veces ocasiona la desintegración de los huesos. La preservación de los huesos afectados tiene en cuenta también el bienestar de los propietarios de los animales. “Hay casos en los que sería más sencillo amputar el miembro afectado y entonces el animal dejaría la clínica caminando tranquilamente en tres patas”, dice Daleck, “pero la idea de la mutilación suele quitarles el sueño a los dueños de los perros”.

En otro estudio reciente, que será publicado en Acta Cirúrgica , y que fue llevado a cabo con dos grupos de seis canes, el equipo de la Unesp de Jaboticabal demostró que un medicamento llamado furosemida puede atenuar los efectos indeseables, particularmente las alteraciones en las funciones renales, causadas por la cisplatina, una sustancia quimioterapéutica utilizada en el tratamiento del cáncer de huesos, vejiga o testículos en perros, por ejemplo. Otro trabajo, publicado el año pasado en el Arquivo Brasileiro de Medicina Veterinária e Zootecnia , reafirma la importancia del tratamiento precoz, al detallar las posibilidades de diferenciar las alteraciones que suceden en los mastocitos, un tipo de célula de la piel, mediante un examen en el microscopio electrónico de transmisión: a medida en que el tumor evoluciona, el núcleo de los mastocitos adquiere mayor volumen, surgen gránulos en el citoplasma y las rugosidades de la membrana se hacen más evidentes.

Con base estos parámetros, el equipo de la Unesp curó al 60% de los 108 canes atendidos con mastocitoma en los últimos cuatro años. El mastocitoma el más común de los tipos de cáncer de piel, que afecta especialmente a los perros de las razas bulldog y bóxer a partir de los 8 años y medio de edad.Es muy difícil saber con precisión cuáles son las razas más afectadas y los tipos de cáncer más comunes entre los perros en Brasil.

Un estudio publicado en Archives of Veterinary Science , elaborado con base en datos de 333 canes atendidos en el hospital veterinario de la Universidad Federal de Paraná (UFPR) entre 1998 y 2002, indicó que las hembras son más susceptibles que los machos, en una proporción de dos a uno. Predominaba el tumor de mama en casi la mitad de las hembras (el 45,6%), y con un agravante: en la mayoría de los casos (el 68%), se trataba de lesiones malignas.

De acuerdo con este estudio, coordinado por Suely Rodaski, tal predominancia puede estar asociada al uso de hormonas como método contraceptivo, y a la poca atención dada a la castración precoz – la extirpación de los ovarios y del útero antes del primer período de celo elimina casi por completo el riesgo de surgimiento del cáncer de mama.El equipo de Paraná verificó también que, entre los canes de raza definida, el cáncer es más frecuente en los ovejeros alemanes (un 12,61% de los casos atendidos), caniches (un 11,41%) y bóxeres (un 10,81%), con mayor incidencia entre los animales de entre 6 y 12 años. Cuando se los somete a cirugía y al tratamiento de quimioterapia, tienen una sobrevida promedio de 19 meses.

El Proyecto
Quimioterapia con Cisplatina en Canes
Modalidad
Línea regular de auxilio a la investigación
Coordinador
Carlos Roberto Daleck – FCAV/ Unesp
Inversión
R$ 42.103,55

Republicar