Imprimir Republicar

¿Adivina adivinador?

¿Adivina adivinador?

El ADN basura

DANIEL BUENOLos investigadores se sorprendieron cuando terminaron de secuenciar todo el material genético humano, en el año 2000: cada individuo solamente cuenta con alrededor de 30 mil genes. Ese número es casi el mismo que el del maíz, que es de aproximadamente 20 mil. Más allá de la cantidad relativamente pequeña, hay otro detalle que intrigó a los científicos. A los genes se los conocía por aportar las características de cada individuo, pero los resultados revelaron que un 45% del ADN parecía no cumplir ninguna función. Por eso, esa parte se denominó ADN basura, un nombre que perdura hasta hoy.

Con el paso de los años, nuevos estudios demuestran que el ADN basura resulta fundamental para la regulación y el control de la expresión de los genes. O sea, que determina, por ejemplo, la diferenciación de células madre en neuronas. Cuando el ADN basura se expresa en modo o tiempo erróneos, puede desencadenar la formación de tumores.

En septiembre, el tema volvió a debatirse debido a la divulgación de los resultados del proyecto Encode, integrado por investigadores de varios países, en el marco de cual se afirma que se le ha encontrado una función al 80% del ADN basura. El Encode reveló que ese universo de 30 mil genes puede ser como la receta de una torta, en la cual, dependiendo de la manera en que se agregan y mezclan los ingredientes, el gusto y la apariencia pueden resultar completamente distintos. Esa vasta combinación de genes explica por qué las personas son tan distintas unas de otras. Actualmente, el Encode investiga qué composiciones genéticas pueden provocar o evitar que un individuo padezca una determinada enfermedad.

Marie-Anne Van Sluys,
de la Universidad de São Paulo (USP)

Republicar